Confesiones by Cheetos

Ese momento en el que recibes un mail donde el asunto pone “cheetos” y piensas ay madre que no me voy a poder resistir, que como manden paquetes yo soy capaz de no dejarles ni olerlos… Así que en eso momento descubres que al ser padre has dejado de lado aquellos vicios que antes eran confesables y ahora no.

Sigue leyendo