5 y pego un brinco

Me supongo que hace 5 años cuando me puse por primera vez delante del  teclado, no imaginé donde llegaría aquella locura de proyecto. Hoy, no solo me sigo sorprendiendo sino que muchas veces miro para atrás y no termino de creérmelo.  Dentro de unos días me han invitado a dar una charla en un instituto, para hablar sobre lo que supone para mí ser blogger, y sinceramente con los 20 minutos que me han dado no creo que me dé para todo.

Sigue leyendo

LOCURA TRANSITORIA

Cuando  estaba embarazada de neskatilla tenía muchas cosas claras, demasiadas. Cosas que  se han desmontado de un soplo al ver una serie de televisión. Y si no se han desmontado sencillamente han salido a la superficie de una manera que asusta. La maternidad es algo que en su día soñé, que con la experiencia amé y renegué de ella y con el tiempo sencillamente me ha dejado un tatuaje para toda la vida.

Sigue leyendo

Vacaciones para Dos

No hay nada como un reto tecnológico para sacar de quicio a tu lado tecnolerdo y terminar una tarde muerta de la risa y medio atacada. Hoy os vengo a contar la historia de una madre moderna que quiso hacer difícil algo que era bien fácil.

La historia comenzó hace unas semana cuando Hue Animation Studio me contacto para una colaboración. Yo en aquel momento no pensé en mi lado tecnolerdo sino en el artístico y dije “claro que si guapi” yo quiero hacer un video con mi hijo de  Stop Motion.  Una tarde de tecnología y juego. Sonaba a momentazo genial, ojo que momentazo ha sido pero de risas, torpeza y diversión ante el embrollo y atasco maternal.

Sigue leyendo

EL RETO DE MI VIDA

Hoy vengo a contaros que los niños crecen y con ellos los problemas. Pero por alguna razón que desconozco cuesta hablar  ellos en nuestras bitácoras. Lactancia, elección de colegio, control de esfínteres, sueño, ropa, carritos…son temas llevaderos, con connotaciones posibles de digerir públicamente.

Sigue leyendo

Oda al padre

Hace unos días me preguntaron que si al conocer a mi pareja no pensé en él como padre. Confieso que no, que al principio no tenía eso en mente, confieso que no comencé una relación pensando en mis futuros hijos sino en mi corazón loco. Confieso que en realidad lo que pensé fue a ver si le gustará a mi padre jajaja

Sigue leyendo

Hatley en modo Primavera

Empezamos a decir adiós al invierno y la primavera asoma tímidamente. No os preocupéis que no pienso ponerme poética en el post. Hoy vengo a traeros una sorpresa bien bonita y bien chula. Ya sabéis que toca cambio de armarios pero  antes hay que sobrevivir a una nueva temporada.

Sigue leyendo

Una sociedad cangrejo

Hoy he vivido una escena agridulce, de esas que te hace cuestionarte el mundo en el que vives. Ese que dicen que ha evolucionado, avanzado y cambiado a grandes zancadas. Yo sigo pensando que la sociedad que lo rodea en lugar de ir con el ritmo del avance va con el paso del cangrejo, más para atrás que para adelante.

Sigue leyendo

Espejos, vida y tiempo

Hace meses que me paro a observar mi vida rutinaria, a analizar y evaluar mi papel de madre y llego a  sentir mil sensaciones diferentes. He llorado, reído, emocionado, cabreado, arrepentido y alegrado a partes iguales.  Nunca pensé que la vida sería un camino lleno de espejos en los cuales te reflejas quieras o no….espejos elementos que siempre he odiado y que ahora vienen a mi vida a enseñarme todo aquello en lo que fallo o acierto.

Espejos que brillan, espejos que se rompen, que a veces engañan  y otras simplemente enseñan la realidad sin ningún filtro.

Sigue leyendo

Confesiones by Cheetos

Ese momento en el que recibes un mail donde el asunto pone “cheetos” y piensas ay madre que no me voy a poder resistir, que como manden paquetes yo soy capaz de no dejarles ni olerlos… Así que en eso momento descubres que al ser padre has dejado de lado aquellos vicios que antes eran confesables y ahora no.

Sigue leyendo

Gracia en modo Deco

Confieso no ser una reina de la decoración ni tener predilección desmesurada por ella, pero tengo claro lo que me gusta y lo que no. Suelo seguir con pasión algunas modas y mirar con escepticismo muchas otras. Lo que a algunos le apasiona a mi me horroriza y lo que otros consideran infumable a mi me parece pasable.

Sigue leyendo