The Best Big Brother

Últimamente  cada vez que estoy cámara  en mano o pasando unos días en familia me pongo muy reflexiva, analizo, pienso y saco algo que tenía olvidado o que simplemente el estrés del momento no me estaba dejando ver. Qué importante es a veces pararse y mirar con distancia o detenimiento.

Ya sabéis que no tengo hermanos y no los tendré (soy atea y no creo en los milagros). Tener a mi segunda hija ha supuesto poder disfrutar y observar ese fenómeno que en su día seguramente añoré. Y digo seguramente, porque prometo no recordar con claridad si fue algo que echará mucho de menos o me creara frustración alguna. Y en confianza no me imagino otro y otra como yo, soy muy intensa y he tenido que dar yo guerra por un tubo. Sigue leyendo

Media docena

Hoy tecleo mi último post con este ordenador, y podrías ser cualquier texto pero he decidido que sea este, porque creo en los símbolos, en las primeras veces y en los detalles o recuerdos que para mucha gente son simples anécdotas. Este portátil lo compré estando embarazada de ti, con él abrí el blog y el ultimo post que voy a escribir con él es para ti. Sigue leyendo

Ausencia Atronadora

Hoy hace 16 o 17 años que conocía tu padre, la verdad es que hace años que perdí la cuenta, pero si hay algo que ha valido la pena de la locura aquella eso eres tú y tu hermana. Así que ya sabes si en tu vida haces alguna locura que sea por amor preferiblemente, son esas que no se pueden contralar, que hacen enfurecer a tus padres, te vuelven medio alocado pero luego llega un momento en que se calma y la cosa se estabiliza, tanto que te da hasta por parir hijos;-) Sigue leyendo

Hormoneando que es gerundio

En el embarazo hay un factor X que predomina por encima de lo normal y son las hormonas. En este segundo embarazo han hecho de mi cuerpo y alma lo que han querido, consiguiendoo que lloré hasta con anuncios de papel del wáter, que se me parta el alma por ver llorar a un niño en la piscina y que llore porque la puerta corredera de la reforma no cuadra con el armario, en fin, una locura tipo montaña rusa que hace que parezca una auténtica tarada, eso sí con un perfil tipo bombón relleno que no ayuda mucho precisamente y que según como lo mires no da ni compasión. Qué leñe es tu segundo y se supone que tu todo esto lo sabías… Sigue leyendo

Entre el lado oscuro, ritmo de fado y rabietas desmedidas

Estamos a viernes y siguiendo con la costumbre tenemos rincón bloguero con recomendación.  El de hoy lo tenía claro desde la semana pasada, cuando escribí ese post terapia que tan poco programado tenía y tan abrupto fue. Lo primero agradecer a todos los que pasasteis y comentasteis, fue gratificante sentir vuestro apoyo, pero lo mejor de todo fueron esos comentarios con vuestros consejos.  Al principio había pensado recopilarlos y hacer un resumen, pero la gripe entró en nuestra vida y se me nublaron las ideas, eso sí invito a todos  aquellos que estéis pasando por una situación parecida, que los leáis concienzudamente son un libro abierto sobre soluciones, consejos, puntos de vista, la tribu materno-paterna en plena acción.

Me hubiera gustado hoy poder hablar sobre muchos avances, cambios y mejoras en can peineta-pintxos, pero los cambios requieren su tiempo. No he tenido el viento a mí favor la gripe y algún otro virus maligno hizo que tuviéramos 5 días de  standby total, pero yo tenía claro que quería seguir con algunas de mis directrices. Esta siendo duro, no os diré lo contrario,  el monillo es cabezota de narices (tiene a quien parecerse) y duro de roer. Pero tiene un corazón que no le entra en su pequeñajo cuerpo, al mismo tiempo que un gran afán de superación y tengo la esperanza que con el tiempo nos entendamos en esta jungla peligrosa que se convierte la maternidad. Sigo convencida que tengo que ponerle límites, porque así me lo confirmó su profe el otro día y porque después de leer, pienso que maría-amenazas, es decir la menda, tiene que cumplirlas sino no sirve para nada ni sus berrinches ni mis malos ratos.  Mi estrategia final ha quedado en:

-Cada vez que tenga un reacción incorrecta (gritos, rechazo, malos modos) o no hago caso a alguna de las indicaciones, se lo diré una vez, si no reacciona la segunda vez le digo cual será la consecuencia y a la tercera vez empiezo a contar  “a la de una, a la de dos  y tres”. Si para el tres ha reaccionado nada, sino le comunico sin alterarme que hoy la consecuencia es X.  Bueno excepto en los casos de berrinches y tal, que hasta que se calma me quito de en medio y si hay gente implicada nos vamos del lugar y punto, por ejemplo el parque.

-Por otra parte para que sea consciente, y siguiendo un poco lo que ha empezado mi amiga guiri y otras madres a quien ya les había escuchado el tema. Me he creado mi propia tabla o medidor de comportamiento monil.  Os presento foto de mi cutre DYI de madre desesperada:

medidor rabietas

DIY cutre y peinetero pero espero que efectivo

Como veréis no tiene mucho secreto. He elegido la foto de su compañero de cuarto, al que siempre le contamos todo y nos sonríe, debajo del post-it en forma de corazón está el nombre del Monillo, y luego 7 casillas con lo que tenía en casa. Al final un tesoro recubierto de gomets azules. En una cajita he guardado siete estrellitas de marquetería, que por un lado tiene un gomet azul y por el otro un punto rojo.  Al final del día voy con él delante del tablero (lo he puesto en el frigo), le pregunto cómo cree que se ha portado ese día, hacemos un resumen de las cosas y le ayudo a recordar, ayer le expliqué que no sería azul porque la había liado parda con su padre, pero le hice ver que si hoy mejora la podremos girar a azul. Ayer no protestó y sabe que el objetivo es tener 7 estrellas con gomets azul para tener el tesoro que quiera. El ha elegido un helado.  La idea es que el elija su sorpresa o tesoro, pero no quiero que sean cosas materiales por norma, sino comidas, juego comunitario, un DVD…

Bueno esta es la idea, no sé cuánto durará, por lo pronto hemos empezado en negativo en rojo, pero no desisto, tengo claro que este crucero es un largo viaje que me toca compartir con el monillo, mi siguiente meta es conseguir que el gorila se una a nuestro barco y acepte viajar con nuestras estrellas.

La semana pasada la sección especial de mamas & de papas de El País, con la bloguera Cecilia Jan , publicó un artículo de lo más acertado, tanto que no me queda otro remedio que nombrarlo la recomendación única y exclusiva de este viernes, me vino de perlas, habla de todas estos momentos y de las posibles opciones para superarlas.

el pais

 A VECES CAIGO EN EL LADO OSCURO

Quiero dar las gracias a Jaio, por recomendármelo, por pensar en mí, por estar ahí siempre y por conseguir que esa niña guapa que tiene por hija me llame casi por mi nombre, me haga 500 pedorretas y consiga que el monillo y yo le demos lecciones avanzadas de euskera con nuestras particulares actuaciones musicales.

TRENDDY MOTHER = PRINGEITIT MOTHER

Tiempito llevo yo queriendo escribir este texto, la razón, pues eso, que estamos todos últimamente muy fashion, cool, trendy, muy outfit y muy english, pero en realidad lo que estamos es agilipolleinting a tope.

De sobra  es conocido en este mundillo bloguero-maternal, que ahora eso de hacer madalenas está “demodé” y que toca hacer cupcakes, que nada de envolver los regalos con papel de Mickey, venga wassitape…

Si te quieres mantener al margen no puedes, no si tienes un niño y va la guarde. Se supone que tu pagas (en mí caso un pastizal bárbaro), para que se encarguen de cuidarlo en tu ausencia de madre oficinista, pero lo que no te esperas,  es que envíen “tareas” varias durante ese periodo. O sea además de pagar, pringar, y claro no va a ser tu menos que el resto de las madres ¿no? Sigue leyendo

NO SIN MI PARAGUAS

Alguna vez había escuchado esas historietas de niños que se encaprichaban con algún juguete, cachivache o artilugio y como su rutina diaria se centraba en pasar el día con ello, llegando incluso a dormir con él.  Hasta el día de hoy, el monillo no había tenido ningún episodio de estos niveles, salvo alguna noche que se le ha antojado dormir con alguno de sus cochecillos (especialmente el Audi), pero poco más.

Hoy a la tarde su padre le ha comentado que estaba lloviendo, y me supongo que por conexión de ideas, se ha plantado delante del paragüero. Ha sacado un paraguas transparente con lunares (propiedad de la menda), al comunicarle que no era suyo, ha reclamado uno. Así que he aprovechado para darle uno muy graciosos que le compré por internet (maldita la hora en que se me ha ocurrido). Después de abrirlo, (dentro de casa!!! Con el mal fario que me da, soy supersticiosa) y pasearse por media casa, lo ha dejado en un rincón.

Cuando ha regBeFunky_la fotoresado del baño nocturno gorilil, pijama puesto para cenar, lo he pillado intentando colocar el dichoso paragüitas en la trona, le he explicado que no necesita sombrilla,  se ha enfadado y me ha puesto mirada del tigre.

Después de cenar, cuando hemos comenzado a recoger el salón,  ya me he percatado que tenía intenciones de hacerlo todo con el paraguas. Se ha encaminado pasillo abajo hacia el baño y me ha llamado. Y entonces, es cuando se ha dado esa fantástica escena peinetera de la cual, no tengo foto, por no tener manos libres:

   Me da con diligencia su paraguas abierto, saca el orinal se sienta y con tono firme me dice que le tape por favor, y al ser posible que yo también me ponga debajo.

Mientras vivo la escena no puedo creer lo que llegamos a hacer por nuestros hijos.  A continuación, se levanta del orinal, me quita el paraguas y se larga a su cuarto. Cuando aparezco, me lo encuentro cual damisela, sentado en el cambiador tapadito con su paraguas esperando su ración de jarabe y crema. (Véase foto 2). En ese preciso momento es cuando he empezado a plantearme que tenemos paraguas pa rato señores.

BeFunky_IMG-20121031-WA0002

Tras nuestros rituales de besos esquimales, hoy bajo un paraguas de tigre y frases alentadoras para dormir profundos, le he puesto en su cuna y adivinan con qué??? SÍ ¡CON EL PARAGUAS! He conseguido convencerle que mejor se lo dejaba en una esquina de la cuna. Me he reído sin parar, se lo he contado al aitona, que se tronchaba conmigo por teléfono. Y tras esperar un tiempo prudencial he ido a quitar el paraguas.

Versión cuna encapotada

Ahora me voy a dormir, pero me levantaré pronto para poner el paraguas, no quiero que se levante enfadado 😉

PD: Este post va en honor a Marta y Jaio, grandes fans del monillo y ni siquiera lo conocen  🙂

 

ESOS LOCOS BAJITOS

Está claro que lo mio va a rachas, como bien saben algunos, y que mejor que después de tres semana de ausencia bloguera volver al redil para participar en un concurso. Sí señores, este texto se la juega con otros  muchos.  La cosa consiste en poder conseguir un libro chulísimo de Lorena Canottiere que se llama “Personitas”. Para ello tenemos que contaros alguna frase memorable de nuestros pequeños.  Como iba yo a quedarme sin participar, con mi monillo que está hecho un crack!!, eso sí dado su variedad lingüística he tenido que escoger su aportación más comprensible y que menos traducción conllevara.

El tema es un poquito peliagudo, principalmente porque se esta volviendo repetitivo, hasta el punto que he tenido ya dos momentos memorables que a continuación os narraré. Como es chico no podría empezar a tener cuestiones que no fueran de otro tipo que de órganos sexuales. Sí, ya lo sé compito en este concurso contra, niñas lista y graciosas con frases ingeniosas con momentos de mujer adulta, pero yo tuve un niño, y por lo tanto un loco bajito, que desde este verano, no tiene mayor preocupación que saber donde está el pito de su madre???. Antes de comenzar el  relato, aclarar que  “pitilín” es pito en euskera, y “poxpoliña” manera infantilizada de llamar a la puerta de entrada del suelo pélvico.

La cosa empezó  este verano, cuando en una sesión piscinera de madre e hijo, el monillo se quedo mirándome fijamente y espetó:

-Ama, nun dau zure pitilín? (léase mamá y tu pito??)

-Ez daukot. (No tengo)

-Kendu indozu? (te lo has quitao??)

En ese momento empezó una cadena de explicaciones sobre mí no transexualidad y la diferencia de órganos entre chico y chica. Pero claro está que no dio su fruto, porque se paso el verano gritando a pulmón abierto, por cualquier zona acuática que su madre se había quitado el pitilín.

Una de estas noches, cuando le estaba poniendo el pañal para dormir, empezó a medio sollozar y me dice todo compungido:

-Amatxo, ez dot gure pitilín (Mami no quiero pito snif snif)

-Baiña zegaitik Kariño (¿Y por qué mi amor?)

– Guiomar ez dauko pitilín (mi mejor amiga del cole no tiene)

-Baiña maitia, nik ezin dot in ezer, begira berak dauko poxpolina eta zu… (Cariño no puedo hacer nada, mira ella tiene chochete y tu…)

-Ba kenduuuuu zure bezelaaa (pues me lo quitasssssssss como tú)

Todo eso sucedió con el intercomunicador encendido, no hace falta decir que al llegar al sofá el gorila estaba por los suelos e hizo alguna de sus bromas tipo  “hola manolo”.

La cosa no quedó ahí, este fin de semana en pintxolandia, mientras subía y bajaba escaleras del caserío (cada uno digiere el chuletón como puede 😉 ). Mis oídos detectaron:

-Abuela, ¿tu no tenes pitilín?

-No mi amor yo no tengo pintilín

-Y ¿Qué tenes?

Por razones de distancia no escuché la respuesta de mi madre. A los 10 min me voy con el monillo al baño, me pide que le siente en el baño para orinar y lo que proceda y me dice:

-Gero aitatxori esan kentzeko (Después le decimos a papi que lo quité)

-Baiña zer gurozu kendu Pepapig telebistatik (Pero el ¿qué? quieres que te quite pepapig de la tele…)

-Ez ama!!! Pitilín  ( NO ama, el pito!!)

-Baiña monillo hori ezin da (Pero hijo eso no se puede)

-Bai ama zure bezela, ni gure dot almejita abuela bezela (Sí como tú, yo quiero almejita como la abuela!!!)

Salgo cual toro poseído al salón y miro a mis padres en el sofá y les espeto:

-Almejita!!! Con que había que hablarle con naturalidad del tema!

-Hombre pues er niño me ha preguntaó tendré que desirle algo digo yo (acento andaluz muy sentido de la abuela)

Y así seguimos pito arriba, almejita abajo, poxpoliña de lado. El caso es que he pensado agenciarme un librito sobre el cuerpo humano y a ver si le explico la cosa de una manera más técnica, porque lo que es visual lo sabe, ayer le pillé con el pitilín guardado entre las piernas mientras me indicaba que el también tenia almejita.