ESOS LOCOS BAJITOS

Está claro que lo mio va a rachas, como bien saben algunos, y que mejor que después de tres semana de ausencia bloguera volver al redil para participar en un concurso. Sí señores, este texto se la juega con otros  muchos.  La cosa consiste en poder conseguir un libro chulísimo de Lorena Canottiere que se llama “Personitas”. Para ello tenemos que contaros alguna frase memorable de nuestros pequeños.  Como iba yo a quedarme sin participar, con mi monillo que está hecho un crack!!, eso sí dado su variedad lingüística he tenido que escoger su aportación más comprensible y que menos traducción conllevara.

El tema es un poquito peliagudo, principalmente porque se esta volviendo repetitivo, hasta el punto que he tenido ya dos momentos memorables que a continuación os narraré. Como es chico no podría empezar a tener cuestiones que no fueran de otro tipo que de órganos sexuales. Sí, ya lo sé compito en este concurso contra, niñas lista y graciosas con frases ingeniosas con momentos de mujer adulta, pero yo tuve un niño, y por lo tanto un loco bajito, que desde este verano, no tiene mayor preocupación que saber donde está el pito de su madre???. Antes de comenzar el  relato, aclarar que  “pitilín” es pito en euskera, y “poxpoliña” manera infantilizada de llamar a la puerta de entrada del suelo pélvico.

La cosa empezó  este verano, cuando en una sesión piscinera de madre e hijo, el monillo se quedo mirándome fijamente y espetó:

-Ama, nun dau zure pitilín? (léase mamá y tu pito??)

-Ez daukot. (No tengo)

-Kendu indozu? (te lo has quitao??)

En ese momento empezó una cadena de explicaciones sobre mí no transexualidad y la diferencia de órganos entre chico y chica. Pero claro está que no dio su fruto, porque se paso el verano gritando a pulmón abierto, por cualquier zona acuática que su madre se había quitado el pitilín.

Una de estas noches, cuando le estaba poniendo el pañal para dormir, empezó a medio sollozar y me dice todo compungido:

-Amatxo, ez dot gure pitilín (Mami no quiero pito snif snif)

-Baiña zegaitik Kariño (¿Y por qué mi amor?)

– Guiomar ez dauko pitilín (mi mejor amiga del cole no tiene)

-Baiña maitia, nik ezin dot in ezer, begira berak dauko poxpolina eta zu… (Cariño no puedo hacer nada, mira ella tiene chochete y tu…)

-Ba kenduuuuu zure bezelaaa (pues me lo quitasssssssss como tú)

Todo eso sucedió con el intercomunicador encendido, no hace falta decir que al llegar al sofá el gorila estaba por los suelos e hizo alguna de sus bromas tipo  “hola manolo”.

La cosa no quedó ahí, este fin de semana en pintxolandia, mientras subía y bajaba escaleras del caserío (cada uno digiere el chuletón como puede 😉 ). Mis oídos detectaron:

-Abuela, ¿tu no tenes pitilín?

-No mi amor yo no tengo pintilín

-Y ¿Qué tenes?

Por razones de distancia no escuché la respuesta de mi madre. A los 10 min me voy con el monillo al baño, me pide que le siente en el baño para orinar y lo que proceda y me dice:

-Gero aitatxori esan kentzeko (Después le decimos a papi que lo quité)

-Baiña zer gurozu kendu Pepapig telebistatik (Pero el ¿qué? quieres que te quite pepapig de la tele…)

-Ez ama!!! Pitilín  ( NO ama, el pito!!)

-Baiña monillo hori ezin da (Pero hijo eso no se puede)

-Bai ama zure bezela, ni gure dot almejita abuela bezela (Sí como tú, yo quiero almejita como la abuela!!!)

Salgo cual toro poseído al salón y miro a mis padres en el sofá y les espeto:

-Almejita!!! Con que había que hablarle con naturalidad del tema!

-Hombre pues er niño me ha preguntaó tendré que desirle algo digo yo (acento andaluz muy sentido de la abuela)

Y así seguimos pito arriba, almejita abajo, poxpoliña de lado. El caso es que he pensado agenciarme un librito sobre el cuerpo humano y a ver si le explico la cosa de una manera más técnica, porque lo que es visual lo sabe, ayer le pillé con el pitilín guardado entre las piernas mientras me indicaba que el también tenia almejita.

EL FROTAR SE VA A ACABAR…

Yo era de esas ilusas, que estaba convencida  que cuando fuera madre sería capaz de quitar las manchas definitivamente, (si como ese refrán de cuando seas madre comerás dos huevos). Entonces nació el monillo y comencé con las manchas del “purelan”, seguí con la de los reflujos de la leche artificial y por si la cosa no era poco llegaron las papillas de frutas!!! Y yo seguía sin poder echar ese grito de guerra que pega la del anuncio del Chissexpress!!!. Para poner la guinda final llegó la guarde, el gateo, el comer sólo, porque es muy independiente (la parte vasca del monillo…) y ná de ná. Pero que por intentos no sea, que “si frótale antes con jabón de lagarto, si este quitamanchas, pon el remojo antes con lejía….”  Y entonces en ese viaje mensual (o se intenta que sea mensual) viene tu madre o vas tu, pilla la ropa del terremoto y en un abrir y cerrar de ojos, ¡COÑO COMO LA PATENA! Hay baberos de los que no me acordaba del dibujo,  hasta que mi madre los lavó.

washing_machine_360275

Si a esto, le sumamos que el monillo llega de la guarde cual cochinillo de charca, si señores pruebas gráficas he sacado para que comprobéis con que retos me enfrento. Ya lo sé, yo me pregunto lo mismo ¿Cómo y por donde come???? , mi top fueron unos pantalone,s sólo mojados por atrás y con pegotes, no hago más que dar vueltas y no me imagino en la postura que comió, a este paso lo contratan en el cirque du soleil. Creo que en una semana con suerte sólo hay un día que vuelve a casa con la misma ropa que lleva a la mañana.

Conclusión he aprendido a ver la vida de colores, y principalmente en forma de círculos y en la ropa ;-), porque si a lo del crio le sumamos las manchas antológicas de mis manteles, la cosa va para rato.

El día que  trae de vuelta la bata o babi, miedo me da, porque la pobre en dos años de vida que lleva tiene una mezcla tricolor que ni Agatha Ruiz de la Prada, a ver si la pilla por banda la abuela en una de estas y le hace un lavado de imagen. Porque vamos la profe debe pensar que somos militares con tantas medallas que lleva siempre el niño….

Ahora que va al cole de mayores, la cosa me da más miedo todavía, ya saben ese lema de “cada vez tienen que ser más autónomos…” y si a eso le suma su frase de “yo solito, ya soy mayor”, pues nada que no hay gayumbo que venga sin pincelada. Por no decir que estoy por mandarle con baberos más grandes que en la guarde, porque ahora sí que como “sólo”, de verdad.  Y por supuesto, al cole va con ropa de batalla, es decir que cuando vuelva no quiera llorar de la pena pensando en como dejaré esa camiseta tan mona que tanto me gusta. Ah! Y este año como el aitona ha regalado dos batas, cuando una ya esté en fase multicolor modernista, tengo otra para darle relevo y no estar buscando soluciones mágicas. Y a vosotros, ¿Qué tal se os da el asunto?

CUANDO TU PADRE DEJA DE SER TU PADRE…….

Es algo así como cuando las orugas se convierten en mariposas, no sé explicar esa sensación que vives, cuando tu hijo nace y de repente no reconoces a tus padres.(A ver, para las que estén a punto de parir, la epidural duerme, pero no pa tanto eh…) me refiero a algo simbólico, es decir, por todo es sabido que un niño es la alegría de la casa y que todo gira en torno a él, en mi caso era de sobra conocido la afición “niñera” de mis padres, pero jamás pensé que la cosa llegaría a los extremos que ha llegado.  Lo comentó porque yo lo percibo, pero su entorno también. Cada vez que vuelvo a tierra patria, la frase que más escucho es la de “jolín el aitona como esta con el nieto, se le cae la baba” por no decirme educadamente, que parece el San Bernardo del pueblo.  Incluso mis amigas, no tuvieron que esperar a que mis puntos secarán y tuviera el valor de sentarme en el ordenador para enviar fotos (de mi suelo pélvico y mi pulpería, otro día os ilustro), ya que, si en el primer mes de vida de mi monillo, te cruzabas con mi padre y se te ocurría preguntarle por el nieto, ya la habías liado, sesión de 5 minutos de fotos de móvil, con su correspondiente babeo, de verdad esta pa comprarle una babero.

befunky_charcoal_1.jpg

El siguiente paso que percibes es el destierro o abdicación del trono, es decir dejar der ser “la niña” para ser la madre de su “niño”, en mi caso supuso el no tener derecho a los mejores trozos de merluza, porque son pal nieto, el tener que ceder con disimulo y poco a poco, mi habitación de toda la vida a mi hijo y retirarme con mucha delicadeza y tacto a  la despensa, que reconvierto en habitación la abuela, si si la despensa!!!!! Y por último, asumir que ya no tenía derecho a volver a casa ningún fin de semana, si no era con el monillo incluido en el pack. (Se acabaron mis findes de desconexión sin gorila en territorio comanche)

igualitos.jpg

Detalles como: el teléfono suena, respondas y digas: ¿hola ama que tal, dime que querías? Y en tono de oficina te responda: buenas tarde yo quisiera hablar con Monillo Peinetas (es decir nombre y apellidos completos de tu churumbel) sí sí, con su nieto que balbucea o chapurrea frases en vasco-catalán, que no hay tu tía que descifre y menos ella, pero nada, y por supuesto el monillo le da cancha, creo que en fondo están compinchados (es un vendido lo hace por las merluza, las kokotxas y las piruletas de chocolate). Con el aitona el tema es más profundo, es el mismo monillo quien pide a cobro revertido la llamada y por supuesto se traen un rollito skype, que hartita me tiene, hasta el bañito somos capaces de retrasmitir vía skype : “monillo por banda derecha, va gorila quita pantalón, regate de maría- peinetas por la derecha con albornoz y  golllllll de saturnino” (es el pato de acuático del monillo).

barrezka.jpg

La frase del título, me la inspiró la madrina del monillo, que un día relataba como también en carnes propias, se dio cuenta como desde que su hijo nació, ve de manera diferente a su padre ,es decir mi padre no es ya mi padre, sino el abuelo de…..Así y todo este post va para el, para mi aita, el mejor aitona del mundo, porque como bien he pensado  más de una vez no hay mejor tratamiento ni quimio para sus pequeñas manchas (lo siento odio la palabrita dichosa) ,que mi monillo en dosis comprimidas y racionadas. Además para alguien como yo, que tengo cordón umbilical paterno, no puede haber mayor gozo que ver esa complicidad tan especial, que se tienen dos de los hombres más importante de mi vida.

 

SAN SKYPE

skype2Yo creo que un ranking de accesorios varios para la maternidad, skype tendría un puesto preferente y más si eres una madre expatriada. Este inventito cibernético es un gran acierto, aunque a veces puede llegar a ser tu mayor enemigo. Creo que en  este mundo, hay  muchos abuelos que han podido conocer a sus nietos y viceversa gracias a internet, pero claro esto conlleva sus problemas. Ahí va mi pequeño post sobre mi propia experiencia. Sigue leyendo