DISCIPLINA POSITIVA by Una madre molona

Criar y educar a nuestros churumbeles es un trabajo arduo por no decir  complejo. Yo siempre confieso que es la asignatura continua de la vida con examen constante. Hacerlo desde una visión de educar en positivo , pensando en que todo pueda ser digerible para todos, es algo que comencé a entender a partir de las píldoras que iba haciendo Isa en sus redes y blog  de una madre molona sobre la disciplina positiva.

Siempre he pensado que mis padres lo hicieron bien o como mejor supieron, pero hay cosas que replico en la crianza de mis hijos que no me convencen, que no termino de asimilar. Pero es lo que hemos vivido y nunca nos hemos planteado que había otras opciones quizás más efectivas en lo que a sentimientos y emociones se refiere.

¿POR QUÉ DISCIPLINA POSITIVA?

Confieso que me superan los libros sobre educación y crianza desde mi primer embarazo. Quizás porque me pareció todo demasiado enrevesado o poco realista. Pero siempre he pensado que educar desde el respeto, la tolerancia y la buena onda sería algo positivo igual que un reto duro de narices. Sigo a Isa desde sus inicios blogueros y cuando confesó que tenía un nuevo propósito en su vida, conociéndola supe que se metería a fondo en ello.

Poco a poco comencé a ver sus píldoras y consejos sobre cómo estaba afrontando la crianza de su mediano y el reto que le suponía. Con la confianza que nos tenemos le ponía wassap en mis días negros y sus ideas siempre me parecían acertadas o al menos una opción diferente de probar suerte. Mi problema desde el inicio fue que iba remando sola, cosa que no ayuda. Hazme caso la disciplina positiva es efectiva si eres constante y remas junto a la otra parte implicada.

Aquí la molona se tomó el tema en serio y se formó de la mano de una de las referencias en este país en disciplina positiva como es Marisa Moya. Haciendo así de su pasión su vocación, se certificó y se lanzó con sus cursos. Personalmente me encanta como comunica Isa y esa fue razón suficiente para aceptar ir a conocer de cerca uno de sus cursos presenciales.

DISCIPLINA POSITIVA presencial

Confieso que soy muy de presencial y poco de online a pesar de mi profesión. Al menos para mi primera toma de contacto. Además ahora sé que fue muy acertado, si sigues a Isa en redes sabrás como comunica y traspasa la pantalla pues en persona es lo mismo. Añadiendo la toma de contacto cara a cara, con empatía, sabiendo lo que estás sintiendo y quitándote la culpa a base de humor del bueno o terapia de lágrima.

Tanto Isa como Marido mediante ejemplos muy sencillo a la par de cotidianos, te hacen reflexionar sobre tus actitudes y respuesta como educadora que te rompen los esquemas. Ser madres o padres conscientes es un tarea francamente jodida en los tiempos que corren, pero Isa me hizo ver que darse cuenta de nuestros errores y querer cambiarlos, ya es un acto de amor hacia nuestros hijos.

Mi experiencia en el curso de disciplina positiva

Ese día descubrí el por qué de algunas reacciones de mis hijos, o sencillamente aterricé un poco su mente o su manera de interpretar los conflictos o situaciones que se daban en casa. Aprendí a interpretar situaciones desde otra mirada. Sobre todo, pude asimilar algunas herramientas que me ayudaran a sobrellevar esos momentos. Aplicarlas ha sido otro cuento, es aquí donde insisto en que si puedes ir en pareja o con la persona con la que crías a tus hijos, será un acierto total. Porque el poder hacer asambleas en casa es algo que no consigo porque el páter me mira con cara rara jajá

No te voy a mentir, su curso de disciplina positiva presencial te va a remover tu interior, te va a dejar tocada del ala y de repente vas a llegar a casa con otro ojos. Durante días estás con la misma adrenalina de cuando vas a un concierto pero intentando aplicar todo y pensando que va funcionar. Pero ojito con esto, la disciplina positiva como todo en la vida es cuestión de trabajo y constancia, eso sí la primera vez que ves un resultado por pequeño que sea te vienes arriba mariii. Incluso el marido de Isa en un buen ejemplo de cómo “se convierte” el personal cuando ve los beneficios.

Y como ejemplo os dejo estas píldoras gratuitas que publicó el mismo sobre el curso con ejemplos de disciplina positiva.

CURSO DE DISCIPLINA POSITIVA online

Y llegó el verano y con él la opción de poder acceder al curso online  de disciplina positiva, gracias Isa por la oportunidad. Y porque he dicho verano, porque te voy a decir algo que para mí es esencial. En la vida los cambios y los hábitos se aplican y convierten en rutinas cuando tú y solo tú quieres. Cuando eres madre además dependes del efecto “tiempo”. Así que este verano me reté a ver el curso online, te seré sincera no me lo he terminado por una sencilla razón. Porque me he propuesto ir asimilando cada capítulo que veo. Esas lecciones amenas y con ejemplos muy cotidianos que representa Isa junto con marido de estrella invitada, para que vayas consiguiendo objetivos reales, duraderos en el tiempo. ¿Milagros? No, constancia, paciencia, dedicación y ganas de que todo no sea una discusión ni la negación en bucle.

Este es un ejemplo del tipo de vídeo que componen el curso y que os dejo en modo de ejemplo , clicka sobre la foto.

 

EDUCAR EN POSITIVO una apuesta segura

Lo es por pequeños que sean tus logros, para mí ha sido esencial ver que puedo gritar menos y que ellos lo ven, sobre todo mi mayor. Ser consciente que él NO continuo sin explicación o alternativa es una opción segura de discusión. Intentar escucharles cuando la decisión les implica o al menos hacer ver que tienes presente su opinión. Soy un espejo con patas y de mi depende que el reflejo sea positivo. Que sus emociones y pensamientos cuentan y que hay que buscar la manera de que estén presenten en la toma diaria de decisiones de convivencia, la sensación de pertenencia es vital para ellos. La perfección no existe, que la adolescencia es muy jodida, que ir con el cerebro destapado no ayuda porque descargamos sin ser justo. Lo sigo haciendo algunas veces  y más en estos tiempos de tanto estrés e incertidumbre,  pero pedirles perdón de manera consciente es algo que agradezco.

Educar con amabilidad pero siendo firmes en un equilibrio justo es la base de la disciplina positiva. NO sé si lo lograré, porque mi entorno no siempre lo entiende.  Pero tengo claro que educar en positivo siempre será algo que sume. Gracias Isa por darme herramientas, por escuchar mis audios nocturnos “de no puedo más” pero sobre todo por haberme retado a comenzar un proceso de cambio que aporte bienestar, definitivamente sembrar una  semilla para el futuro, su futuro (no olvido la escena de “mayor querrás que venga a casa y cómo quieres que venga o recibirlo…).

**He aceptado escribir este post para retarme a mí misma y seguir con el mantra que lo puedo conseguir. Además, sé que Isa siempre tendrá esa mano amable para levantarme cada vez que caigo. Además esta semana es especial y si pasáis por el instagram de @unamadremolona   como el de  marido_official podréis beneficiaros de promociones para sus cursos, que yo sé mari que no corren bueno tiempos, pero invertir en salud mental  y bienestar siempre es un plus.

 

5 thoughts on “DISCIPLINA POSITIVA by Una madre molona

  1. Yo tengo el curso y me parece genial, me falta ver los últimos vídeos y me pasa como a ti tengo que asimilar video a video, y ya se claro que los gritos de mi hijo son el reflejo de mis gritos. Ánimo Nerea , en nada estáis todos bien en casa el bicho no va a ganar tu batalla

  2. ¡Hola! Yo hice el curso presencial cuando vinieron a Málaga y me encantó, lo hice con mi marido y sirvió para que él entendiera muchas cosas, a mí también me sirvió pero lo tenía más interiorizado que él. Aquí en casa sí que hemos conseguido hacer reuniones familiares, no una vez por semana pero sí de vez en cuando.

    Sí que sirve, aunque los días en que una está agotada es más difícil mantener la actitud necesaria.

    Y por lo demás, mucho ánimo Nerea, que pronto estaréis todos bien.

    Un besazo

  3. Oso ondo Nerea, ez dakizu zelan eskertuko dozun zuk lehenengo ta gero zure seme-alabak. Badakit momentu batzuetan zaila dala baina beti aurrera.

    Muxu erraldoi bana laurontzat.

¡No te cortes, déjame un comentario!