La visión del bebé, 5 cosas que no sabías

¿Alguna vez os habéis preguntado cómo ven los bebés? Yo sí y sobre todo en los primeros meses de tus hijos, cuando les miras y les haces mil monerías y piensas, distinguen o no verán del todo lo que estoy haciendo. Así que cuando recibí un mail de Vision direct y de un estudio que había realizado  Brendan O’Brien, director de operaciones y optometrista durante más de 25 años, sobre la visión del bebé, decidí compartirlo con vosotros. Nuestra visión experimenta cambios a lo largo de toda nuestra vida, pero es durante los 12 primeros meses cuando se produce su mayor desarrollo. Es por esto que el centró su artículo en 5 aspectos curiosos sobre la visión del bebé, que seguro nos ayudarán a comprender mejor que es lo que nuestros locos bajitos perciben cuando estamos haciendo el indio delante de ellos.

No ven todo en blanco y negro…

Pero tampoco en gris… Léase son una mezcla entre el Nodo y la actualidad. Así que si estás pensando en decorar la habitación de tu bebé en tonos pastel, ya te confirmo yo que no van a ser los que estimulen su vista, aunque si la tuya 😉 . Los  recién nacidos tienen sólo un  5% de la capacidad de visión de los adultos (menos mal que con este mundo loco, no sé si les interesa verlo desde tan pequeñajos) y aunque son capaces de ver colores, no los pueden identificar bien. Durante años se ha creído que los bebés veían en tonos grises, pero los estudios recientes revelan que pueden identificar colores contrastados, como por ejemplo el  blanco y negro. A medida que pasan los meses, comienzan a enfocar más la vista y van ampliando su pantone. Hasta el punto que con  1 o 2 meses, ya deben ser capaces de distinguir colores primarios como el rojo o el amarillo, vamos que las banderas las ven fijo ;-).  Y sobre los 5-6 meses  es cuando comienza a diferenciar las gamas de un color determinado. Así que aunque te entre tu momento madraza en un probador y le sueltes eso de “Mamá esta guapa” el está viendo tu vestido azul cobalto en en amarillo chillón…Pero bromas aparte, encuentro esto muy interesante a la hora de mirar los juguetes estimulantes que se les compra en esa edad y valorar sus colores a la hora de elegir.

Anécdota: neskatilla estreno en su día un bugaboo bee3 con capota amarilla, yo tenía claro que aquella niña se excitaba demasié en aquella cupula, y lo cambié por el rosa palo. Ahora entiendo que lo veía perfectamente jaja, lo mío fue intuición no sabiduría

No pueden ver objetos de lejos

Durante sus primeras semanas de vida, los bebés no pueden ver de lejos, esto no significa que nazcamos miopes, sino que solo se interesan de lo que está delante de sus narices y nunca mejor dicho, porque todo aquello que esté a más de 30 centímetros de distancia lo ven borroso. Curiosamente, esta suele ser la distancia entre los ojos del bebé y los de la madre cuando se da el pecho. Además no pueden enfocar a un mismo punto con los dos ojos a la vez hasta los 4/5 meses, por lo tanto que no te  extrañe si alguna vez ves a tu bebé poniendo los ojos bizcos. A partir de los 6 meses es cuando comienzan a enfocar con ambos ojos.  Es justo en este momento cuando te puedes plantear tu primera revisión ocular por si quieres detectar algún problema visual, analizarlos o comenzar a corregirlos.  En este estudio daban pautas sobre cómo detectar signos de  problemas de visión en el bebé. Como por ejemplo mover los ojos de un lado a otro cuando están cansados, inclinar la cabeza para poder ver objetos o acercárselos a los ojos.

Hasta los 7-8 meses no nos reconocen

Lo sé, acaba de caérsete ese mito de , “mira mira como te renoce tita” jajaj. Pues lo dicho, con 7-8 meses la visión del bebé ya es lo suficientemente nítida como para reconocer a las personas. Se puede también percibir porque su interés por los objetes aunque sea pequeños, imágenes o dibujos empieza a ser latente. En este punto también comienzan a mover los ojos con más agilidad, sin tener que mover la cabeza, la consciencia de las partes de su cuerpo hacen que no parezca tan brusco sus movimiento al mirar algo. Para estimular su visión, asegúrate de poner a su alcance juguetes con formas y colores variados. Además ya puedes comenzar a adentrarte en la maravillosa tarea de leerle libros con dibujos.

Como anécdota destacable de esta etapa: No es de extrañar que observen sus pies y manos con detenimiento.

Con 10 meses adquieren su color de ojos definitivo

La melanina es el pigmento que determina el color de tus ojos, piel y pelo. Vamos que la culpa de no ser rubia, pelirroja o con ojos azules no es del gobierno sino de la melanina. Muchos bebés al nacer presentan un color claro de ojos porque el nivel de melanina cuando nacemos suele ser bajo. Pero no te emociones, que si no sois de ojos claro en casa lo normal es que el mayor cambio de color se produzca entre los 6 y 9 meses, es cuando tienden a oscurecerse. Entre los 10 y 12 meses de edad la mayoría de los bebés ya tienen  su color definitivo de ojos. Pero, algunos expertos indican que el color de ojos puede seguir variando, incluso, hasta los 6 años, aunque no es muy frecuente.  En este apartado el informe del experto destaque que conviene consultar a tu pediatra si ves que tu bebé tiene un ojo de cada color, como por ejemplo, azul y marrón. Esto puede estar relacionado con condiciones genéticas poco comunes como el Síndrome de Waardenburg.

Hasta los 12 meses la  visión del bebé no es completa

La vista del bebé comienza a ser tan nítida como la de un adulto con un año, pudiendo identificar objetos y personas a una distancia considerable, aunque los meses anteriores siempre esté en constante evolución. Digamos que la foto finish o el enfoque bueno llega con el año, así que recuerda tu hijo ve perfectamente tu cara de emoción cuando sopla su primera vela. Además de ser capaz de mantener los ojos fijados en un objeto durante más tiempo, también reconocerá a sus personajes o dibujos favoritos (esto tiene su lado positivo y también negativo, pero ya lo descubrirás con el tiempo jijij)

En esta etapa, por tanto, es especialmente importante vigilar indicios de un posible problema ocular como lagrimeo, asimetrías o movimiento nervioso de los ojos. Si se detectara cualquiera de estos síntomas, o si en casa contáis con un historial médico de problemas visuales, se recomienda  visitar al médico especialista.

Bueno espero que toda esta información sobre la visión del bebé y sus fases,  os haya sido útil, a mi me ha hecho recordar las dudas que tuve con mis dos hijos y la verdad es que hubiera agradecido estos datos, es por eso que decidí compartirlo con vosotros.

*Las fotos de este post son de  un banco de imágenes

*Colaboración

 

10 thoughts on “La visión del bebé, 5 cosas que no sabías

  1. Cuando nació nuestra peque teníamos la pared del cabecero pintada de rojo
    No dormía nada, ni de día, ni de noche, ni siesta ni nada.
    Según lo que nos cuentan que son los bebes: comer, cagar y dormir… con la nuestra algo no iba bien y dijimos q era la pared roja que la estimulaba 🤣 menudas almas cándidas
    Con un año y medio aproximadamente la cosa no mejoraba y la cambiamos de color aunque ya sabíamos q veían menos que pepe leches pero… por si las moscas.

  2. Muy interesante este post..he de confesarte que tenía fe que mis niñas heredaran los ojos de su padre, pero ningun de las dos😅. Un abrazo Nerea

  3. Muy interesante el post de hoy, Nerea. Nuestra peque con 13 meses aún tiene los ojos claros. Casi todos los familiares los tienen marrones oscuros, aunque su padre y yo los tenemos más claros tirando a verdosos y una prima los tiene azul grisáceos. Y siempre nos preguntamos si acabará teniendo ese color de ojos o le cambiará. Una vez leído el post he visto que igual tenemos que esperar hasta los 6 años jajaja 😉

  4. muy interesante Nerea!!! si puedes y te resulta interesante me gustaría leer algún post sobre como hiciste que tus hijos durmieran toda la noche del tirón. muchas gracias

    1. Jajaja mi hijo mayor duerme de tirón porque lo ha hecho desde pequeño pero la mayor no duerme de tirón por ahora, así que ese post tendrá un valor excepcional, pero reconozco que de un año para aquí la cosa ha mejorado mucho

  5. A mí me hacía una ilusión tremenda tener un hijo con ojos azules, jejejeje… (el padre los tiene azulísimos), pero al final fue cambiando ya pasado el año! De todas formas le ha quedado un color interesante (o mi amor de madre así lo ve, jajajajajaja!).
    Muy chulos todos los datos, molaría haberlo sabido cuando era un bebé! 🙂
    Muas!

¡No te cortes, déjame un comentario!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.