Reconciliaciones tardías

Desde que estoy en el paro me estoy aplicando la teoría de más vale tarde que nunca, a todo lo referido a mi casa y esos proyectos que se me ocurrían de tanto ver divinity y casas en obras. Tengo que decir que la reconciliación con mi balcón viene de años atrás, exactamente casi 7 y que mi madre lleva años intentado mediar entre nosotros. Pero sólo mi momento diy y slowlife han conseguido que me lo ponga como reto, y más o menos lleguemos a una relación cordial.DSC_2573

Y digo cordial porque amor del bueno sería con una terraza decente, un balcón larguirucho, follonero y sucio, sencillamente se queda en relación correcta y llevadera 😉 Pero por algo se empieza no???

Primero fue fijar objetivos y presupuesto, sobre todo algo que fuera sencillo de montar y de mantener, no hace falta decir que las plantas no entraban en este baremo, es de todos conocidos que el tiempo de vida entre mis manos iba ser lo mismo que un suspiro, pero por probar que no quede. Soy una mata-flores nata, las secos, las ahogo o sencillamente no las entiendo. Dicho esto; metro en mano, papel y lápiz apunté medidas, mire la web de IKEA, LEROY MERLIN y el chino chulo del barrio y manos a la obra. Además con tanto diy me piqué y me lancé a reciclar dos muebles abandonados del balcón.

DSC_2571

Deciros que me he lanzado a probar chalkpaint en spray de la mano de Novasol y que esto va ser como andar en bicicleta. Vamos, que me toca ir aprendiendo, que eso de espray suena muy bien pero menudas aguamarinas turquesas le he dejado a uno de los muebles…en esto he vuelto a acordarme que para el tema de manualidades me falta un punto de paciencia, otro de preparación y otro de formación (casi nada jajaj), pero gracias a Novasol por la colaboración.

DSC_2720

Las ideas de los cambios las tenía claras, el problema era la falta de espacio, mi balcón es muy estrecho así que decidí ir por tramos. Lo primero y para mí importante cerrar un poco tanta entrada a ruido de la calle, suciedad e intimidad, para eso tiré de una solución chula del IKEA. Para la esquina muerta del balcón, donde fui acumulando un cementerio de macetas, ya sabéis Nerea + plantas = muerte súbita, no me ha dado ni para hospital, directas al tanatorio. Pues eso, todo lo de ahí fuera, una celosía molona y hiedras para decorar (que según las expertas son muy resistentes, ya veremos…). En ese pasillo han instalado los peques sus sillas flamencas y ando pintándoles un mini banco para que apoyen sus aperitivos, biberones etc.

DSC_2906

Otro elemento importante en nuestro balcón ha sido el huerto urbano vertical de Leroy Merlín. Es todo un inventazo, recogido, práctico y resultón. En cuanto a nuestra cosecha como veréis en la foto estamos en ello, eso sí tengo las lechugas y espinacas como sardinas en lata, el monillo lo de pon unas cuantas semillas no lo entendió del todo.

DSC_2902

Para terminar lo importante, poder salir al balcón a tomar el té, el desayuno, un GT, leer, desconectar o hacer video de instagram. Necesitaba sitio chulo. En el mismo hueco he podido encajar una mesa plegable antigua que he revivido también con espray chalk así como los taburetes, poniéndoles imprimación universal y luego barniz porque van a estar en el exterior. Y justo al lado otro mueble antiguo de la cocina que también he pintado rollo bicolor (Agatha Ruiz de la Prada pero con aguamarinas jajaja) para poder dejar nuestros utensilios del huerto urbano, los mantelitos de la mesa, y cachivaches varios. En fin, no es la terraza de mis sueños, ni el balcón de la reconciliación, pero es todo un paso de transición para una futura democracia llena de plantas, deco diy y un poco de aire callejero. Ahora solo toca mantenerlo, casi ná morena.

DSC_2894

*Las fotos de este post son de mi propiedad

 

11 thoughts on “Reconciliaciones tardías

  1. No dejas de sorprenderme¡¡¡¡. A mi me encantaría tener un trocito de terraza, pero hija en mi casa la terraza está cerrada y hemos hecho la habitación del ordenador porque en esta ciudad salir a la terraza es exponer tus pulmones a una contaminación insoportable.
    Te ha quedado super curiosa. Lo de los niños con las semillas es genial, deben pensar que si echan más, la planta será más grande.
    Un besote.

    1. Lo de las semillas ha sido una locura, creo que se van a quedar todas en lugar de grandes pequeñas por lo apelotonadas que están. Bueno yo preferiría tener terraza pero he pensado darle un aire chulo a lo que tengo y conformarme con él.
      Besos

  2. ya mismo te veo tuneando cajas y muebles! y bolsos si hace falta! te ha quedado deluxe y como te dije, el año que viene cuando llegue el mes de abril te pones un poquito de césped que le da vidilla y así juegan los críos! besotes!

    1. Gracias flor, cuando quieras me pongo con tu salón y la cocina, hago unas aguamarinas qe flipas y si hace falta te pongo flecos 😉
      Besos

  3. Pues el cambio ha valido la pena!!
    Una de las grandes pegas de mi casa es que no tengo ni ese balconcito, sniff… Así que sigue aprovechándolo, es un espacio de infinitas posibilidades! 😀
    Muas!

    1. Esa es mi inteción, por lo pronto cuando se va el calorín, salgo hasta hacer manualidades y que me de un poco el aire.
      MIl gracias guapa

¡No te cortes, déjame un comentario!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.