SOBRE RUEDAS

Este post hace tiempo que lo quería escribir, pero he preferido esperar a tener mis emociones equilibradas, en cuanto a madre se refiere, es decir cuando ya he tenido el tema más o menos digerido, ya saben por eso que dicen que soy una exagerada y no dramatizar demasiado con el tema.

Después de tres años y medio, puedo confirmar que soy madre de un niño con una psicomotricidad avanzada y envidiable. Y digo envidiable, porque ya me gustaría tenerla para mí. Creo que esto lo podría haber visto venir cuando le vi gatear cual ratón veloz, o cuando decidió que diez meses y medio eran más que suficiente para comenzar a caminar, correr a los 14 meses y voilà! la madrina le regalo su primera moto a los 15 meses. Antes  de la moto ya había llegado un mini andador plegable que también hacía sus delicias, o como bien me recordó el aitona “ese carrito del helado”, que con 10 meses llevaba a toda pastilla por el pasillo de casa.

Todavía recuerdo el video del gorila, donde me enseña como nuestro hijo se tiraba cuesta abajo con sus 14 meses en el andador, mientras el corre a la par y de fondo se oye la voz desgarrada de  “frenauuu monillo frenau”, una aquello no lo asimilaba. Pero la cosa no mejoró, la moto de la madrina era lo más y nosotros vivimos en cuesta, era salir con ella y tener que ir a la par corriendo, era muy peque no era consciente del tema coche-carretera-cruces… y claro el aitona en una de esas soltó  “yo con el chaval y el vehículo ese no veo factible el salir de paseo, vamos”. Con el tiempo apaciguó y aprendió a esperarnos, pero también a subir los pies cual renacuajo para pillar más velocidad.

A la par de la evolución de las ruedas también iban los columpios. Sí claro, yo para que voy a subirme en el tobogán que me toca por edad, si ahí justo al ladito hay uno donde hay que subir trepando unas cuerdas, pasando un puente de 7 maderas y puedo tirarme desde más metros, total mi madre ya está acostumbrada a gritar cual posesa y empieza a llevar los ataques de corazón relativamente bien… Pero claro señor monillo, cuando usted no termina de dominar el tema y hay que ayudarle, pues eso, una no mide como el gorila, y termina teniendo que subirse con todo su vértigo y su poca-destreza al tobogán de marras para que el niño no se la pegue. Me ha costado una media de año y medio, pero ahora ya tengo claro que cuantas más cuerdas haya, más hay que escalar y trepar y cuanto más grande sea el columpio, allí irá él, yo me haré un nudo de mis nervios y me pondré abajo a contemplar en posición elefante de Yoga, porque no pasa nada, él controla.

En cuanto a las ruedas, la cosa fue subiendo de tono y claro para eso tener un pueblo como Madridtxikito no ayuda. Durante la navidad de sus dos añitos, decidió que él quería montarse en los patinetes ajenos y en cualquier bici con ruedines donde le pusiéramos, pero no le dimos mucha importancia. El resto del año siguió perfeccionando la moto hasta el punto de ganar la carrera de motos de la guarde, (según el gorila el video le da vergüenza ajena, parezco la panto jaleando a mi niño y revolcándome en el lodo con su victoria, pero es que fue fulminante…).

PicMonkey Collage
EVOLUCIÓN VEHICULAR DEL MONILLO

Y cuando todo parecía llegar a un equilibrio estable, ZAS!! Llegaron más ruedas, queríamos patinete al precio que fuera, y el aitona le dio en el gusto para su cumple. Todavía recuerdo la cara del vendedor observando la prueba de producto del monillo, le puso al vendedor de peineta todos los patinetes de 3 ruedas que el correspondían por edad y le dijo muy clarito: “No, no,  jo vull aquets de dos rodes de nens grans”, (mira empanau pásame esos metálicos de dos ruedas de niño grande). Y efectivamente, el tío los manejaba bien, dos madres de me acercaron en plan ¿Cuántos años tiene?  Y claro mi orgullo de madre me salía por los poros al responder ” va hacer tres en un mes”. A día de hoy, todo lo que diga es demostrable por la gente que nos conoce, el dominio del monillo con el patinete es de asustarse, el tío se pone de cuclillas, se baja se sube sobre una pierna, todo con tal de pillar  velocidad y curvas…yo lo observo entre atónita y orgullosa, mientras pienso que eso sí que no lo ha heredado de mí.

Pero cuando yo pensaba que el tema se quedaría en patinete y sus diferentes alturas, ZAS!! Otra vez el pueblo y otra vez más ruedas. Un wassap del aitona me confirma que mi hijo sabe andar en bici de dos ruedas y que hace más horas que Induráin, acuñando que es una suerte que no haya tenido que ir detrás de él, como sí lo tuvo que hace con su vaca-burra de hija cuando tenía  9 años con mi BH roja. Entonces, me siento en el sofá y miro al gorila “Nene, yo lo de la bici era, como el regalo típico de reyes de cuando cumplías 8 años no…”. El gorila asiente y me mira con pena, sabe que nuestro ciclista particular no cesará hasta ver en casa otro vehículo más y señores el monillo tiene más flota que el lehendakari!!

No tengo ni idea cuáles serán sus siguientes ruedas, eso sí a pesar de mi calma y sosiego no hago más que insistir en que hay que invertir en cascos, porque a pesar de todo debo confesar que algún que otro “ayayay” sigo soltando, entiéndanme para mi es ni niño pequeño y una no termina de digerir su destreza y habilidad motriz. Eso sí, este post es también un aliento para aquellas madres que se sienta identificas, porque tiene sus partes buenas,  puedes subir escalera tranquila con dos años porque sabes que te seguirá, puedes dejarles dar vueltas con la moto sin tener que vigilar si es capaz de subir o bajar una cuesta o un peldaño y normalmente te pedirá menos ayuda física que otro tipo de niño.

46 thoughts on “SOBRE RUEDAS

  1. Jo, pues aunque no te lo creas siento cierta envidia…a mi me han tocado dos niños tirando a torpes y el tercero sin miedo a nada pero con un cuerpin tirillas que no lo da pa mucho. En gateo y andar fueron bien, la niña temprana y los melliz lo que tocaba, pero si hablamos de ruedas, ayyy…madre….son fatales! la Niña tiene patines, patinete, moto y bici, no sabria decirte que lleva peor, lastimica. Los melliz no tienen opción a probar, no nos quedan manos pero uno de ellos baja las escaleras sentado, no digo más. El otro saltando y vivo con el corazón en un puño!!
    En fin, no sufras mucho!!

    1. Ves cuando leo comentarios así es cuando tampoco le veo la parte negativa a que sea tan movidito, pero bueno yo creo que cada uno tiene su momento y su tiempo, seguro que los tuyos aguantan sentado en una silla pintando o tiene mucha más paciencia para cosas que el monillo no tiene.

      Besos

  2. Menos mal, que le quedan años para pedirte un coche o una moto de alta cilindrada, ahí amiga, empezarás a sufrir de verdad…
    Aunque ver a nuestros pequeños a velocidad proporcional a su edad, nunca produce tranquilidad…este monillo es un crack
    Besos mil

  3. La verdad es que para la edad que tiene esta muy adelantado.
    El mío tiene 7 años pero es muy apalancado así que ese problema no tenemos. Sin embargo la Nena de sus escasos dos años (tiene 21 meses) nos ha hecho entender que ella es harina de otro costal y es bastante kamikaze, puede con todo y con todos, que un niño mayor se le pone chulo y la empuja, allí va ella pone cara de macarra y le espeta en su idioma ( que solo entiende ella) vamos que se hace respetar! Eso si con ella tenemos lo que no teníamos con el Mayor, arañazos, chichones y moratones de todo tipo! Y lo del carrito del helado, lo veo claro, cualquier día nos arranca los rodapiés y si me apuras los tobillos!

    1. PUes mira,lo de los golpes es algo que me tiene sorprendida, el monillo no tiene muchas rasguños y casi ninguno por efecto de las ruedas…y en su día siempre pensé que terminariamos en el hospital con el craneo abierto ( cruzamos dedos)

      Tu niña tiene caracter y viene pisando fuerte jejeje

  4. Mi hija tiene un patinete, que se empeñó… Lo maneja con soltura, y hasta sabe frenar (son de los que tienen un freno como los patines de rueda, en la parte de atrás), pero el otro día, se envalentonó, bajaba una cuesta, y aquí una a pesar de correr porque la veía que se iba a caer, llegó justo para que no se rompiera la cara, pero no la rodilla. Pero volvió a las andadas…
    Y tiene una bici desde los 3… Eso sí, no llegaba a los pedales…

    1. Bueno veo que no soy la única que va cual loca por las cuestas, el monillo también tiene freno en el patinete y lo domino bastante bien y la bici es una de esas pequeñas a su altura. Lo dicho es un niño sobre ruedas. Tienes que comprar un kit de esos de rodilleras, coderas y casco y nos quedamos más tranquilas 😉

      Besos guapetona

  5. Pues ya le veo pidiéndote una moto con motor para niños, o un kart para hacer carreras en los circuitos para niños, así que ves preparándote por si acaso, para ese moemnto porque entonces sí que sufrirás!!!! Besitos guapetona!!! 🙂

  6. Mi BH era azul y también estaba muy, pero que muy crecidita cuando aprendí a montar en ella. Ahora hace siglos que no lo hago, y aunque dicen que eso nunca se olvida, no creo yo que en mi estado de preñez de 6 meses sea el mejor momento para recordar mi infancia a lomos de una bicicleta. Por mi desequilibrio (físico, que no mental) natural al patinete no me he acercado nunca y ya le tengo dicho al futuro papá que por mucho que se empeñe nuestra bichilla me niego en redondo a que corretee en patinete.

  7. Ay estos nenes aventureros que nos tienen el corazón en un puño! que decirte, medusi es igual, no le tiene miedo a nada, intrépido, así que te comprendo perfectamente… vamos que con ellos hacemos mas ejercicio que si fuéramos al gimnasio!
    Pero esta genial, como dices, mejor que tengan esa capacidad para valerse por si mismos desde tan peques 🙂

  8. Lo reconozco, me das envidia, porque el mio es la antítesis de lo que has contado. Anque no creo que la culpa sea suya al 100% que nosotros eso de salir de casa con ruedas pues está complicado.

    Una suerte que el peke disfrute tanto…y vete pensando en ruedas y motor, jijiji

  9. Qué majo mi monillo! A mí también me ha tocado correr alguna que otra vez, aunque los míos son relativamente prudentes.
    Mi consejo es que le hagas muchos vídeos para cuando sea un piloto famoso y salga en un anuncio de colacao… 😉

  10. Que se me acumulan los comentarios!
    Aish….la BH roja…qué clásico! Pues me he visto de aquí a poco tiempo en el estado desquiciado que describes en el post! La peque lleva lo de las ruedas y el motor en los genes, los rodríguez lo han mamado de serie…y ésta apunta maneras. Motos, kars, coches…hasta tenemos color corporativo y todos los coches de la familia son rojos…jeje. Pero yo confío que eso vaya ligado a la agilidad y que la haya sacado del padre…por su bien! Que no tenga que sacar un 5 en gimnasia porque no estira las piernas al hacer la rueda como su madre en EGB…oh my God…que vergüenza pasaba! Suerte y besos!

  11. Que se me acumulan los comentarios!
    Aish….la BH roja…qué clásico! Pues me he visto de aquí a poco tiempo en el estado desquiciado que describes en el post! La peque lleva lo de las ruedas y el motor en los genes, los rodríguez lo han mamado de serie…y ésta apunta maneras. Motos, kars, coches…hasta tenemos color corporativo y todos los coches de la familia son rojos…jeje. Pero yo confío que eso vaya ligado a la agilidad y que la haya sacado del padre…por su bien! Que no tenga que sacar un 5 en gimnasia porque no estira las piernas al hacer la rueda como su madre en EGB…oh my God…que vergüenza pasaba! Suerte y besos!

  12. No sólo su motricidad es de envidar si no hija mía tendrás dolores de cabeza porque tiene un cuerpazoooo mortal a ésta corta edad 😛 así que hala siéntete más orgullosa Un besote desmadroso

  13. No sólo su motricidad es de envidar si no hija mía tendrás dolores de cabeza porque tiene un cuerpazoooo mortal a ésta corta edad 😛 así que hala siéntete más orgullosa Un besote desmadroso

Leave a Reply to Jairo Esteban Homez Ocampo Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.