El reto de la vida

Este post es el cúmulo de un año donde tu hijo mayor entra en una fase complicada, dónde como madre el reto de criar empieza a tomar aire muy serio y situaciones donde no hay herramientas suficientes para no volverte loca. Hace un mes me dieron la oportunidad de leer un libro que se llama “Educar con una sonrisa”, me supongo que en aquel momento no pensé que iba a hacer un viaje profundo, donde analizaría tanto mi pasado, mi presente y mi futuro. El sentido común es algo que me falla demasiadas veces, o eso, o me la juega de mala manera. Hoy vengo con un post sincero de madre de dos criaturas donde su talón de Aquiles ahora mismo es su hijo mayor.


Un niño de 6 años, razona, actúa y ejecuta según lo vivido, enseñado y transmitido y os prometo que es el espejo más transparente de tu vida en el que puedas ver reflejada. A veces ese espejo, asusta, da miedo, coraje y rabia porque educar es la tarea más difícil que me ha tocado en la vida. Y tengo claro que hacerlo con una sonrisa y con los nervios templados es mucho mejor para todos. Tengo claro que es algo de sentido común, pero os prometo que muchas veces me siento tan perdida que no pienso ni en la salida más lógica para esos problemas. Mientras leo el libro analizo cosas sencillas que a veces paso por alto, que no retengo o simplemente que no soy capaz de diseccionar.

reto2

En el libro en cada capítulo trata un tema básico, lo explica de manera sencilla, dando frases que a veces son losas en mi espalda pero necesarias y lo mejor de todo es que al final de cada capítulo hay unos ejercicios que te hacen reflexionar sobre ese tema en concreto aplicado a tus hijos y tu manera de educar. Todo un examen de conciencia que a veces sirve para volver a encontrar el camino. Educar y criar a mis hijos es algo que a mí me está costando horrores por el simple hecho de tener la sensación de no llegar a las cosas a tiempo, de no verlas y sobre todo porque hay errores o vacios que no me apetece repetir o mejor dicho prefiero corregir, pero claro una ya es mayor para quitar ciertos vicios.

Nunca pensé que tener hijos sería un flash back constante a mi niñez y mi crianza. Os prometo que ha habido más de una vez que he pensado qué bien lo hicieron, pero muchas otras también me ha dado ganas de rendir cuentas a mis padres. Pero la maternidad o paternidad es justo eso, un cúmulo de aciertos y errores, es una mezcla de superación personal y demostración de amor incondicional. Así que mejor no decir de esta agua no beberé…

libro

Estas son las frases del libro que quiero grabarme a fuego y que a pesar de ser consejos básicos y sencillos a mi loca cabeza a veces se le pasan o no las gestiona como debería:

-Los niños aprenden principalmente por imitación.
-Para estar contento es imprescindible poner lo necesario en tu vida y dosificarlo.
-Nuestros hijos necesitan más jugadores y menos juguetes.
-La valoración de los padres es fuente principal de la seguridad de nuestros hijos. (Nunca remarcar sus limitaciones de manera negativa…)
-Recuerda: tu valoración y reconocimiento es determinante para una estructura de personalidad fuerte.
-Evitemos que nuestros hijos estén en conversaciones cuyos contenidos excedan su madurez. (es más, hay niños a los q adelantar ciertos acontecimientos produce estrés)
-A los niños no debemos mentirles ya que todo aquello que les decimos se graba a fuego en su interior. Simplemente adapta tu leguaje a un nivel que él pueda entender y evita explicar cosas que no alcancen a su lógica.
-Deberíamos sonreír más a menudo, descansar y tener tu propio tiempo para que luego el compartido con tus hijos sea gratificante para ambos.
-Cada padre y cada madre es responsable al cien por cien de sus hijos, la responsabilidad no se divide.

Hace unos meses recibí el libro “educar con sonrisas” y a raíz de él y de las circunstancias que han ido surgiendo en casa decidí escribir este post no patrocinado, pero agradezco que sus autoras insistieran en que lo leyera. Si a alguien le interesa sé que en tutete.com lo venden.

21 thoughts on “El reto de la vida

  1. Me ha encantado tu post, a mi me pasa lo mismo a veces, Laura tiene también 6 años, y a veces me entra la duda de si lo estaré haciendo bien, a veces me doy cuenta de que sí porque veo resultados bueno pero a veces cometes errores y eso también es inevitable porque nadie somos perfectos. Ánimo guapetona estoy segura de que para el Monillo eres la mejor madre!!! El libro no lo conocía, así que me quedo con la recomendación.

    1. Marta el problema es que yo ya tengo claro que no lo estoy haciendo bien por cosas que veo y ahora toca recular, rectificar y encaminar y sabes que no es moco de pavo….
      Besos

  2. Había oído hablar de este libro pero si tú lo recomiendas tomo nota y será mi próxima adquisición.Tiene muy buena pinta y a todos nos viene bien porque en algún momento todos nos sentimos a veces un poco perdidos verdad?La maternidad no es fácil pero compensa todo.?

    1. NO es ninguna panacera, pero me supongo que el planteamiento me ha gustado, sencillo las preguntas que te hace hacerte, los casos que explicar, en fin esas pequeñas herramientas que a veces ayudan a superar las piedas que hay en el camino de la maternidad.

  3. Sería largo de explicar pero en un momento de mi vida como madre, pedi ayuda para mi hija y di con una profesional que me dijo una frase que me partio el alma y me dio la vida: tu eres la raiz de parte de los problemas de tus hijos pero tambien gran parte de su solucion. A partir de entonces intento ser menos fuente de problemas y mas de soluciones. TAmbien quiero invitarte a que conozcas la iniciativa de unas cuantas madres blogueras #Hayvidadespuesdelos6. Merak Luna de Ciclogenesis implosiva nos capitanea (http://lalibretadeamaya.blogspot.com.es/2016/01/mamas-blogueras-que-pasa-cuando-los.html)
    Animo txapelduna!

    Amaya

    1. Amaya conozcoa la iniciativa de Merak Luna, es más he sido gran retuiteadora de esa iniciativa y siempre aplaudi a ellas y a todas las que participan en hay vida más allá de los 6, son ya años de blog y nos conocemos casi todas.
      Por ahora no me siento capaz de participar pero tomo nota.
      La frase que me has dicho es muy importante asi que tomo nota
      MIl gracias potxola y muxus

  4. Estoy segura de que eres una madre estupenda pero te exiges mucho .Relájate y no te preocupes.Sí a mi y muchas más personas nos caes genial y nos pareces una persona estupenda imaginate a tus hijos que ahora son peques pero según crezcan se irán dando cuenta de la joya de madre que tienen.Un beso.

  5. Solamente que le des vueltas a cómo estás educando a tus hijos ya da idea de lo importante que es la maternidad para tí. No te agobies dándote caña, que muchas veces es peor lo que tenemos en el coco que la realidad. Yo creo que el hecho de intentarlo cada día te da muchísimo valor, así que no te desanimes por las meteduras de pata, y a volver a empezar otra vez y las que hagan falta. Yo creo que ell@s lo ven y lo valoran. Muy de acuerdo contigo en lo del flashback a nuestra propia infancia, yo muchas veces me guío por lo que me hubiese gustado que me dijesen/hiciesen en determinadas circunstancias. Da miedo pensar en lo que les influimos y lo importantes que somos para ell@s, pero creo que la clave está en el amor, la comunicación (explicarles todo, adaptándolo a su entendimiento) y en recular y reconocer los errores, que si tú como adulta lo valoras cuando te pasa a tí, imagínate ell@s.

    Un besazo hermosa, lo estás haciendo genial, sólo hay que verles las caritas esos dos
    Sonia

    P.D.1: Yo también me pondría a pedir cuentas a mis padres y no me sirve eso de que no sabían o que eran otros tiempos.

    P.D.2: Un árbol adulto tiene sus raíces hundidas en la tierra de la infancia

    1. Yo creo que muchas cosas tampoco las sabemos o las sospechamos hasta que en una reunión del cole te las dice la profe y aun es más fustrante porque tienes que modificar un comportamiento que yo no ves del todo.
      En fin nos ha tocado a todos currar de manera conciencuda con esto de la maternidad

  6. Ay…siempre tan reflejada…Yo es que estoy en un rachilla de perder losnervios con la mayor…y me sabe fatal! así que en la onda estoy…espero que a tiempo de reconducirME. El libro tiene muy buena pinta…Me alegro que te ayude a encontrar herramientas. Muchas veces basta, o el mejor inicio es hacer la reflexión para ver que hay que cambiar el rumbo. Si estoy así con 3…miedo me dan los 6! Un beso guapa!

    1. El otro día se lo dije a una chica en instagram, los tres del monillo fueron muy complicados más que los dichosos2. Y me acuerdo que en su dia el aitona me mando un articulo de la vanguardia sobre una escritora que escribia sobre los malditos 3 de su hija.
      Besazo

  7. me apunto la recomendación, y lo añado a los libros que ahora forman mi biblioteca digital precisamente de eso, de educar sonriendo y dando buen ejemplo en todo momento. Hace tiempo le escribia a mi hija mayor por sentirla “mi espejo” y es increible como su personalidad tan parecida a la mia me provoca todo un cumulo de sensaciones con las que me parece más dificil de lidiar aun. Gracias por la recomendacion del libro 🙂

¡No te cortes, déjame un comentario!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.