Hormoneando que es gerundio

En el embarazo hay un factor X que predomina por encima de lo normal y son las hormonas. En este segundo embarazo han hecho de mi cuerpo y alma lo que han querido, consiguiendoo que lloré hasta con anuncios de papel del wáter, que se me parta el alma por ver llorar a un niño en la piscina y que llore porque la puerta corredera de la reforma no cuadra con el armario, en fin, una locura tipo montaña rusa que hace que parezca una auténtica tarada, eso sí con un perfil tipo bombón relleno que no ayuda mucho precisamente y que según como lo mires no da ni compasión. Qué leñe es tu segundo y se supone que tu todo esto lo sabías…

Pero si hay algo que mis hormonas me han hecho vivir duramente es mi maternidad, esa que pertenece y ejerzo para mi primer hijo, el monillo. Este embarazo no es lo que nadie esperamos, aunque ni él se lo crea.  Mi sentido de culpabilidad empieza a rozar unos límites que ni las hormonas pueden formar parte de ellas.

Escribo este texto en una noche de esas de insomnio maravilloso que te regala el avanzado estado de gestación (AHHH sí, si estas preñada, eres primeriza y lees esto….luego no dormirás, pero justo antes  que llegue tampoco!). Como iba diciendo escribo esto, mientras en mi cama duerme un niño de cuatro años y medio a pierna suelta y un padre totalmente herniado al que he visto pasar con mi adorado cojín de lactancia al hombro ( no soy nadie). Mientras escribo y lloro pensando en mi hijo que después de un mes desterrado de casa por las dichosas reformas, ha visto como han ido a recogerle de su retiro un padre herniado, que no puede cogerle en hombros, ni montar en bici con él y que conduce bajo efectos analgésicos y una barriguda madre, que se pasa horas en el baño, que se marea con una mosca y que haces meses que no puede cogerle en brazos. En lugar de liarla parda, la lía de colorines de vez en cuando, carga la compra como un adulto, lleva las maletas, trae el barreño para el vomito y cierra con disimulo la puerta de la futura hermana, porque para él no existe ni forma parte de nuestras vidas.

Por mucho que la gente me diga y me rediga, se me hace difícil pensar que vaya a conocer en mi vida a alguien más maravilloso que él  y que le pueda querer tanto como a él. No sé como hubiera sido todo si el embarazo hubiera sido mucho más llevadero, si hubiéramos sido capaces de disfrutar juntos del embarazo. Porque sólo lo llevamos una vez a ver a su hermana y el prefiero tocar todos los utensilios del ginecólogo, pasearse en la silla giratoria antes de mirar a aquella pantalla y ponerle cara a la persona que había roto su vida familiar. Estos días pienso mucho en las palabras que me dijo una profesional “Un hermano nunca es una alegría por mucho que lo digan, es una jodienda que cuesta digerir y asimilar”. Y claro las hormonas en todo esto no ayudan….el llanto es continuo, contenido y acompasado, vamos que se me rompe el alma y la culpabilidad me tensa la panza. Así que con permiso de todos y disimuladamente y sólo por si alguna vez en su vida tiene la paciencia de leer a su madre, quiero que sepas que estas letras no son sólo efecto de las hormonas sino del amor madre que te proceso:

Querido monillo, tu embarazo es de lo mejor que me ha pasado en mi vida (no le digas esto nunca a tu hermana, ni siquiera cuando te haya robado tu tesoro más preciado). Tu llegada fue dolorosa como ninguna, te llevaste mi parquet flotante, pero no hubo horas ni minutos suficientes para estar mirándote y sacándote más fotos que un modelo (bueno vale, tu aitona me superó). Durante cuatro años me hiciste ver lo difícil que era ser madre pero los increíbles momentos que me podías dar. Conseguiste que mi afán por ser madre de una niña desapareciera por completo,te lo prometo. Hiciste que mis padres se volvieran locos, bueno vale más de lo que ya….Conseguiste enseñarme el gran padre que llevaba oculto aquel con el que llevaba años conviviendo. Pero sobre todo me has enseñado lo mucho que vale tu sonrisa, lo loca que me vuelvo cuando no te oigo reír o cantar y que a pesar del precio de la moneda, has sido quien ha cumplido mi deseo de poder ser madre.  Dicho todo esto quiero que te quede claro que te queremos mucho, pero que esta nueva etapa no puede ser posible ni lo será sin ti.

Tu hermana es una invitada sorpresa que viene dispuesta a quedarse, vale que no ha hecho una entrada triunfal que digamos y que está claro que no piensa dejarme tranquila y que quiere privarte de “amatxo”. Pero te prometo que cuando me recuperé de esta montaña rusa física y hormonal que me está dando, volveré a ser la misma y cuando no nos vea ella nos escapamos tu y yo juntos, a comer pintxo de jamón y mosto negro. En cuanto a tu aitona y tu padre, siento comunicarte que a pesar de tu empeño no te va a quedar más narices que compartirlos, pero piensa que como tú dices son muy grandes y tienen espacio suficiente dentro de ellos para quererla también a ella.

Si alguna vez lees esto quiero que sepas que te has portado como un campeón, que has batallado la tormenta como buenamente has podido y que para mí siempre serás mi niño, que te quiero mucho a pesar de que cierres la puerta de la habitación de tu hermana, que pienso tener muy en cuenta el nombre que propones y que espero que con los años me digas que  tener una hermana es lo mejor que te podía pasar, porque yo no sé lo que es y nunca podré terminar de entender del todo por lo que estás pasando.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A mis lectores deciros que espero con ansia el día en que las hormonas abandonen mi cuerpo, no es que yo sea una chica dura precisamente y este exceso de sentimentalismo y llorera es muy perjudicial para mi loco carácter, qué quieren que les diga, echo de menos poder escribir con el toque de antes del embarazo. Mientras no les queda otra que leerme pañuelo en mano y pensar que en menos de dos meses, mi suelo pélvico quedará totalmente desterrado junto a un montón de hormonas que han hecho que la llega de mi hija sea más difícil que montarme en un globo.

PD: el síndrome del pajarraco ha llegado a su fin, sólo estoy en el conocido “nido” limpiar ropita etc.….eso sí hacerme caso, JAMAS hagáis reformas en vuestras vidas, os lo dice una preñada lisiada, madre de un niño forzado a ser mayor y pareja de un herniado que va por la vida más tieso que un palo.

 

122 thoughts on “Hormoneando que es gerundio

  1. Que bonito post!!yo no estoy preñada pero me has emocionado!!ya verás como todo sale bien, y dentro de nada sois una bonita familia!bss

  2. Que bonito post!!yo no estoy preñada pero me has emocionado!!ya verás como todo sale bien, y dentro de nada sois una bonita familia!bss

      1. Jajaja, pues te digo que yo desde que soy madre estoy de un pasteloso que me salgo!!es que no puedo ni ver las noticias!!y ahora hasta lloro en las bodas!!

  3. Nena, esa misma impresión es la que tuve yo cuando estaba a punto de nacer la petite. Jamás, y repito, jamás hubiera pensado que el hilo que me unió a la mayor fuera a dividirse, y que el amor que se siente por una se sentiría por la otra. Pero también es verdad que cuando llega un segundo, parte del amor del niño se transforma. Lo cuál es natural. Estoy segura que HK va a estar super orgullosa del Monillo y de la madre que la va a parir :p

    1. Pues yo también lo espero, porque no sabe ella sin haber nacido la guerra que no está dando, espero que cuando nazca se porte mejor porque nos hemos ganado un respirito.
      Me supongo que lo que dices es cierto, pero ahora mismo me cuesta tanto creerlo….dichosas hormonassssssssss.
      Besos guapisima

  4. Ay dichosas hormonas… Yo de momento toco madera, me dan tregua, aunque nunca se sabe…
    Mira yo tengo hermanas y te digo que para mi, no fue ningun trauma y si lo fue en ese momento (a mis 3 años) no me queda ni piza de mal recuerdo, al reves, no imagino mi vida sin mi hermana
    Todo va rodar bien, ya lo verás Peineta!

  5. Ay dichosas hormonas… Yo de momento toco madera, me dan tregua, aunque nunca se sabe…
    Mira yo tengo hermanas y te digo que para mi, no fue ningun trauma y si lo fue en ese momento (a mis 3 años) no me queda ni piza de mal recuerdo, al reves, no imagino mi vida sin mi hermana
    Todo va rodar bien, ya lo verás Peineta!

  6. ya te lo he dicho, el amor no se divide, sino se multiplica

    ejemplo gráfico: viernes noche, comiendo una tapa maravillosa en un local de salamanca, tuve que enviarle un whatsapp a mi hermana, porque nada me habría gustado más que ver su cara cuando come algo que le encanta y se le salen las lágrimas de emoción probando sabores diferentes, es una tontería, pero me hizo ilusión… aunque me sacaba de quicio de pequeña y la hubiera regalado al primero que pasara ;P

  7. Pero bueno, ¡si he tenido que sacar el pañuelo y todo! No me escribas estas cosas que mis hormonas de 37semanas me tienen bajo mínimos. Yo también tengo un sentimiento de culpabilidad enorme con mi manzana, y eso que parece que espera ansiosa la llegada del hermanito (no se lo cree ni ella)… Y a pesar de “no deber” cogerla, no sé cómo se las apaña para pasar el día encima mía. “Abollao” dice que va a nacer Martín (y no me extraña, si lo tiene todo el día aplastado…)
    En fin, mucho ánimo ;0)

    1. Ains es verdad este post no era muy apto para preñadas en última fase…ya lo siento a ver si kleneex nos da presupuesto 😉
      Yo al mío es imposible que lo coja, son 20 kilazos y con el barrigón que he echado misión complicada.
      Ya veremos si la emoción de los hermanos les dura.
      UN beso y ánimo!!1

  8. Pero bueno, ¡si he tenido que sacar el pañuelo y todo! No me escribas estas cosas que mis hormonas de 37semanas me tienen bajo mínimos. Yo también tengo un sentimiento de culpabilidad enorme con mi manzana, y eso que parece que espera ansiosa la llegada del hermanito (no se lo cree ni ella)… Y a pesar de “no deber” cogerla, no sé cómo se las apaña para pasar el día encima mía. “Abollao” dice que va a nacer Martín (y no me extraña, si lo tiene todo el día aplastado…)
    En fin, mucho ánimo ;0)

    1. Ains es verdad este post no era muy apto para preñadas en última fase…ya lo siento a ver si kleneex nos da presupuesto 😉
      Yo al mío es imposible que lo coja, son 20 kilazos y con el barrigón que he echado misión complicada.
      Ya veremos si la emoción de los hermanos les dura.
      UN beso y ánimo!!1

  9. Qué MONO el monillo ayudando!! Nosotros hemos tenido grandes problemas de celos de la mayor hacia el pequeño, espero que tu te los puedas ahorrar.
    Ánimo que cada vez queda menos para que podáis conocer a HK!!

  10. Qué MONO el monillo ayudando!! Nosotros hemos tenido grandes problemas de celos de la mayor hacia el pequeño, espero que tu te los puedas ahorrar.
    Ánimo que cada vez queda menos para que podáis conocer a HK!!

  11. ¡Ay! Te he tenido que leer de verdad pañuelo en mano…

    La frase que te dijeron es lapidaria, pero también pienso igual. Bueno, parecido. Un hermano sí es una alegría, pero pasados unos años, cuando ya tienes relación con él. El momento de tener un hermano es una jodienda, al menos para el primer hijo, porque si ya tienes dos o más pues supongo que aunque pasarán celos al fin y al cabo están acostumbrados a compartir juguetes y afectos.

    Pasará. El vaivén emocional pasará. Pero ya te anticipo que aún y con eso habrá momentos duros. Para mí ha sido devastador el momento en el que el Pitufo me dijo “Mamá, es que yo sé que quieres más a Pitufa que a mí”. O el otro día, que estaba él acurrucado en el sofá conmigo y su hermana se puso a llorar. Se bajó con cara de pena y dijo “Coge a Pitufa, que hay que atenderla cuando llora”.

    Pero por mi propia experiencia con mis hermanos sé que es pasajero (aunque confieso que hasta bien entrada la adultez, o incluso te diría que hasta ser madre de más de uno, no dejas de pensar si te quieren igual que a los demás, aunque no seas la primera). Que luego un hermano es lo mejor que te pasa en la vida.

    Hija, últimamente comento pocos blogs, pero contigo me sale un post de cada comentario, me mueves cosas por dentro que hacen que hable de vivencias que no había pensado compartir….

    Un beso gordo. Y mucho ánimo. Él sabe que le quieres. Contra viento y marea.

    María

    1. María te quiero mucho por este comentario y por todos los que has tenido durante mis años de bloguera y porque me gusta que os sinceréis y me digáis verdades como puños, eso os da un valor aun mayor.
      UN beso muy grande maña y me encanta que me leas con pañuelo y sin él.

  12. ¡Ay! Te he tenido que leer de verdad pañuelo en mano…

    La frase que te dijeron es lapidaria, pero también pienso igual. Bueno, parecido. Un hermano sí es una alegría, pero pasados unos años, cuando ya tienes relación con él. El momento de tener un hermano es una jodienda, al menos para el primer hijo, porque si ya tienes dos o más pues supongo que aunque pasarán celos al fin y al cabo están acostumbrados a compartir juguetes y afectos.

    Pasará. El vaivén emocional pasará. Pero ya te anticipo que aún y con eso habrá momentos duros. Para mí ha sido devastador el momento en el que el Pitufo me dijo “Mamá, es que yo sé que quieres más a Pitufa que a mí”. O el otro día, que estaba él acurrucado en el sofá conmigo y su hermana se puso a llorar. Se bajó con cara de pena y dijo “Coge a Pitufa, que hay que atenderla cuando llora”.

    Pero por mi propia experiencia con mis hermanos sé que es pasajero (aunque confieso que hasta bien entrada la adultez, o incluso te diría que hasta ser madre de más de uno, no dejas de pensar si te quieren igual que a los demás, aunque no seas la primera). Que luego un hermano es lo mejor que te pasa en la vida.

    Hija, últimamente comento pocos blogs, pero contigo me sale un post de cada comentario, me mueves cosas por dentro que hacen que hable de vivencias que no había pensado compartir….

    Un beso gordo. Y mucho ánimo. Él sabe que le quieres. Contra viento y marea.

    María

    1. María te quiero mucho por este comentario y por todos los que has tenido durante mis años de bloguera y porque me gusta que os sinceréis y me digáis verdades como puños, eso os da un valor aun mayor.
      UN beso muy grande maña y me encanta que me leas con pañuelo y sin él.

  13. Precioso. Me pongo en tu pellejo y creo que me sentiría igual. No tiene lógica, pero me sentiría como si suplantara a mi hijo, como si con él sólo no bastara. ¿Estamos locas? Feliz final de embarazo, qué poquito te queda

  14. Pero que bonito!!! me has emocionado… y he acabado con pañuelo en mano!
    Animos mujer, ya verás que pronto todo pasará y que el monillo estará encantado con su hermana! En breve te veo escribiendo lo maravilloso que es todo, y lo bien que se llevan los dos hermanos! 🙂
    Un abrazo fuerte fuerte y mimos para tus hormonas!

  15. Madre mía, las hormonas, la incertidumbre y el miedo a ser de nuevo madre, creo que se están apoderando un poquillo de ti!!! Pero te digo una cosa, es algo completamente normal…¿pero cómo no vas a tener miedo a qué el Monillo tenga celos, o lo pase mal porque se sienta un poco desplazado por la llegada de su hermana, o porque no podáis dedicarle tanto tiempo como hasta ahora y se sienta mal? No hay cosa que a las madres y padres nos hace sufrir más y padecer que ver que nuestros hijos sufren o lo están pasando mal, así que lo mejor es que intentar no darle muchas vueltas y lo que tenga que venir, vendrá, y lo afrontareis y superareis seguro, pase lo que pase (que no tiene porque ir mal) cuando nazca HK (qué más le vale portarse bien a la tía, porque si no me va a tocar ir para allá a decirle que os de un poco de respiro…XD) estoy segura de que el Monillo siempre va a tener muy claro que lo amas y lo quieres y lo querrás con locura siempre siempre siempre, porque eres su madre y el amor que sientes por él no va a cambiar nunca de eso estoy segurísimaaaa!!! Un besazo guapetona y a terminar de pasar la pesada etapa final del embarazo lo mejor que puedas….ánimo que ya te queda poco!!!

    1. Ay Marta que no parezco yo, sufro de ver que no encuentro la peineta que hay dentro de mí jajajaja y sí este embarazo y sus hormonas se están apoderando de mí. Gracias por leerme y comentarme como siempre con tanto buen rollismo, que haríamos yo y mis hormonas sin todos vosotros ehhh.

      Besazo

  16. Madre mía, las hormonas, la incertidumbre y el miedo a ser de nuevo madre, creo que se están apoderando un poquillo de ti!!! Pero te digo una cosa, es algo completamente normal…¿pero cómo no vas a tener miedo a qué el Monillo tenga celos, o lo pase mal porque se sienta un poco desplazado por la llegada de su hermana, o porque no podáis dedicarle tanto tiempo como hasta ahora y se sienta mal? No hay cosa que a las madres y padres nos hace sufrir más y padecer que ver que nuestros hijos sufren o lo están pasando mal, así que lo mejor es que intentar no darle muchas vueltas y lo que tenga que venir, vendrá, y lo afrontareis y superareis seguro, pase lo que pase (que no tiene porque ir mal) cuando nazca HK (qué más le vale portarse bien a la tía, porque si no me va a tocar ir para allá a decirle que os de un poco de respiro…XD) estoy segura de que el Monillo siempre va a tener muy claro que lo amas y lo quieres y lo querrás con locura siempre siempre siempre, porque eres su madre y el amor que sientes por él no va a cambiar nunca de eso estoy segurísimaaaa!!! Un besazo guapetona y a terminar de pasar la pesada etapa final del embarazo lo mejor que puedas….ánimo que ya te queda poco!!!

    1. Ay Marta que no parezco yo, sufro de ver que no encuentro la peineta que hay dentro de mí jajajaja y sí este embarazo y sus hormonas se están apoderando de mí. Gracias por leerme y comentarme como siempre con tanto buen rollismo, que haríamos yo y mis hormonas sin todos vosotros ehhh.

      Besazo

  17. Yo no tengo hermanos, así que tampoco sé lo que es esa experiencia, pero mis amigas (las “hermanas” que yo he elegido) sí los tienen y después de esa etapa chunga de la niñez en que hay rifi-rafes ineludibles, ahora muchas tienen relaciones que ya las quisiera yo experimentar. Ánimos!!

    1. Mo me pasa igual que a ti que no tengo pero que he elegido a algunas amigas para que cubran un poco esa ausencia. En fin me supongo que son nervios e incertidumbres normales ante una nueva etapa. Y muero por ver como experimentan eso que yo nunca tuve.
      Gracias

  18. Ainsss la preñi hormonada….
    Por lo de los hermanos…en la experiencia que tengo con mis dos principes, es lo mejor que le puede pasar a una madre, ver a sus dos hijos jugando juntos, riendose, esos momentos son magicos…
    Con respecto a mi experiencia personal siendo la mayor de 4 hermanos…no me imagino mi vida sin mis hermanos…a veces hay peleas, pero siempre hay mas momentos buenos e inolvidables que malos…
    Asi que solo te puedo decir, que dejes que salgan esas hormonas, que las palabras tan bonitas para el monillo que se las digas personalmente, que aunque no puedas cogerle en brazos lo abordes de besos y abrazos hasta agobiarle, y que le compres un regalito que le traera su hermana cuando nazca, eso ayuda mucho…
    Besitos y animos para el ultimo tiron.

    1. Gracias guapa, lo del regalo ya me lo habían dicho así que tendré que ir pensando en algo que le haga mucha ilusión y que sirva para empezar bien con su nueva hermana.
      Este verano lo pienso estrujar sin parar que el tiempo vuelo y luego no hay marcha atrás.
      Besos y no hay día que no piense en ti, que llavero más chulo tengo leñe!!!

  19. Ainsss la preñi hormonada….
    Por lo de los hermanos…en la experiencia que tengo con mis dos principes, es lo mejor que le puede pasar a una madre, ver a sus dos hijos jugando juntos, riendose, esos momentos son magicos…
    Con respecto a mi experiencia personal siendo la mayor de 4 hermanos…no me imagino mi vida sin mis hermanos…a veces hay peleas, pero siempre hay mas momentos buenos e inolvidables que malos…
    Asi que solo te puedo decir, que dejes que salgan esas hormonas, que las palabras tan bonitas para el monillo que se las digas personalmente, que aunque no puedas cogerle en brazos lo abordes de besos y abrazos hasta agobiarle, y que le compres un regalito que le traera su hermana cuando nazca, eso ayuda mucho…
    Besitos y animos para el ultimo tiron.

    1. Gracias guapa, lo del regalo ya me lo habían dicho así que tendré que ir pensando en algo que le haga mucha ilusión y que sirva para empezar bien con su nueva hermana.
      Este verano lo pienso estrujar sin parar que el tiempo vuelo y luego no hay marcha atrás.
      Besos y no hay día que no piense en ti, que llavero más chulo tengo leñe!!!

  20. Ay ay ay….a ver…te entiendo porque sé lo de pasarla mal (aunque lo mío a tu lado fue de risa) peroooooo de hormonas tuve mi ración, de culpabilidad también y de dudas ni te cuento…y en eso llegan y desmadran tu vida y la cuarentena es muuucho peor de lo que recordabas y en eso no sé como vamos por 5 meses ¡TOMAAA! así que no queda nada…pero NOS QUEDA UNA VIDA ENTERA y un placer compartir contigo cada segundo….Ya verás cuando le de besotes a Huevita lo mamá gallina que serás 😛 un besote desmadroso

    1. Ay amiga HorMónica que yo creo que alguno de tus dioses se enteró de mi poca aceptación hacia tus hormonas y me lo ha devuelto doblada…Eso si no niego que me muero de ganas de compartir contigo y nuestros polluelos años de risas, dudas, miedos y lo que venga lo que unió un blog no lo separarán una hormonas ( ves de lo más cursi, si es que no parezco yo)
      Beso peinetero

  21. Ay ay ay….a ver…te entiendo porque sé lo de pasarla mal (aunque lo mío a tu lado fue de risa) peroooooo de hormonas tuve mi ración, de culpabilidad también y de dudas ni te cuento…y en eso llegan y desmadran tu vida y la cuarentena es muuucho peor de lo que recordabas y en eso no sé como vamos por 5 meses ¡TOMAAA! así que no queda nada…pero NOS QUEDA UNA VIDA ENTERA y un placer compartir contigo cada segundo….Ya verás cuando le de besotes a Huevita lo mamá gallina que serás 😛 un besote desmadroso

    1. Ay amiga HorMónica que yo creo que alguno de tus dioses se enteró de mi poca aceptación hacia tus hormonas y me lo ha devuelto doblada…Eso si no niego que me muero de ganas de compartir contigo y nuestros polluelos años de risas, dudas, miedos y lo que venga lo que unió un blog no lo separarán una hormonas ( ves de lo más cursi, si es que no parezco yo)
      Beso peinetero

  22. después del incidente del café (…ya te vale!) te digo, como me diría una amiga mía, no te enrosques tanto la víbora al cuello!! que habrá momentos difíciles…seguro, pero no te adelantes…además habrá también momentos doblemente felices…y una hermana será el mejor regalo para el monillo…lo entienda antes o después. Además con el corazón que tiene…seguro que te va ayudar, ya verás…think in positive my friend!
    Aisssshhhhhh….Un besazo prevacacional!!

    1. No hago más que pensar en tu café y me meo de la risa, pero chiquilla que el texto no era precisamente para reírse y perder el equilibrio, pero tu sabrás…
      Ay querida para el tiempo que llevas leyéndome deberías de ir haciéndote a la idea que soy una experta en enrollarme víboras, cascabeles y boas al cuello, pa que ser simple pudiendo complicarme, esa soy yo!!!
      Besazo prevacacional que aun me queda tiempo para otro post!!!

  23. Estas reflexiones tuyas sobre este asunto del “segundo” la verdad es que me remueven por dentro. Tengo un hijo de 31 meses, y soy la mayor de tres hermanos (dos chicos). La verdad es que cuando iba a cumplir cinco años era yo la que pedía a mi madre tener un hermano (todas en el cole tenían hermanos…) y lo recibí con muchas ganas, y no recuerdo la verdad haber tenido celos. Poco después, aún no había cumplido los siete años, llegó el otro hermano, y bueno, éste siempre ha sido para mis padres además del pequeño como una especie de príncipe “hijo único”, aunque lógicamente al ser yo la mayor pues he gozado de muchos privilegios aunque también me ha tocado cuidar de los pequeños (y no sólo de mis hermanos) y en cierto modo abrirme camino (quizá por ser chica también…).
    El caso es que pienso que tu hijo tiene mucha suerte porque por su edad ha podido pasar con su madre esa etapa que para mí (ahora que soy madre) es tan importante poder dedicarle en exclusiva. Y vale, ahora no le puedes coger, pero ¡ya tiene cuatro años! Que siempre será tu niño, claro, por supuesto, pero es que me acuerdo de las mamás con niños menores de dos años que ya están embarazadas de nuevo y siento tanta penita por esos todavía bebés…
    Tu carta al monillo me ha emocionado, y es que comparto plenamente esos miedos (aunque te confieso que una parte de mí quisiera sentirlos en carne propia dentro de uno o dos años), como ya te conté en mi comentario al anterior post sobre este asunto, que tampoco es cuestión de repetirme, y además también en mi caso mi niño ha conseguido “que mi afán por ser madre de una niña desapareciera por completo”, y también “enseñarme el gran padre que llevaba oculto aquel con el que llevaba años conviviendo.”
    En fin, que ánimo, porque estoy segura de que el corazón de una madre se ensancha lo suficiente para querer y atender a dos, o a tres… Y tu niño aunque seguramente lo pasará mal un tiempo tendrá todo el amor de su madre que al menos es muy consciente de que esto puede pasar. En todo caso, aquí estaremos para apoyarte.

    1. Laura veo que compartimos la forma de ver la maternidad doble o triple, yo desde el principio tuve claro que por lo menos pasarían tres años hasta tener otro, si es que lo tenía. Mi cuerpo como hija única me pedía disfrutar de sus primero años en soledad, él con nosotros no me sentía capaz de tener otro con sólo dos años, necesitaba disfrutar de él todo esa etapa, por lo tanto a veces cuando veo a otros pienso como tu.
      Gracias por tus comentarios que me encantan y por tanto animo.

  24. Estas reflexiones tuyas sobre este asunto del “segundo” la verdad es que me remueven por dentro. Tengo un hijo de 31 meses, y soy la mayor de tres hermanos (dos chicos). La verdad es que cuando iba a cumplir cinco años era yo la que pedía a mi madre tener un hermano (todas en el cole tenían hermanos…) y lo recibí con muchas ganas, y no recuerdo la verdad haber tenido celos. Poco después, aún no había cumplido los siete años, llegó el otro hermano, y bueno, éste siempre ha sido para mis padres además del pequeño como una especie de príncipe “hijo único”, aunque lógicamente al ser yo la mayor pues he gozado de muchos privilegios aunque también me ha tocado cuidar de los pequeños (y no sólo de mis hermanos) y en cierto modo abrirme camino (quizá por ser chica también…).
    El caso es que pienso que tu hijo tiene mucha suerte porque por su edad ha podido pasar con su madre esa etapa que para mí (ahora que soy madre) es tan importante poder dedicarle en exclusiva. Y vale, ahora no le puedes coger, pero ¡ya tiene cuatro años! Que siempre será tu niño, claro, por supuesto, pero es que me acuerdo de las mamás con niños menores de dos años que ya están embarazadas de nuevo y siento tanta penita por esos todavía bebés…
    Tu carta al monillo me ha emocionado, y es que comparto plenamente esos miedos (aunque te confieso que una parte de mí quisiera sentirlos en carne propia dentro de uno o dos años), como ya te conté en mi comentario al anterior post sobre este asunto, que tampoco es cuestión de repetirme, y además también en mi caso mi niño ha conseguido “que mi afán por ser madre de una niña desapareciera por completo”, y también “enseñarme el gran padre que llevaba oculto aquel con el que llevaba años conviviendo.”
    En fin, que ánimo, porque estoy segura de que el corazón de una madre se ensancha lo suficiente para querer y atender a dos, o a tres… Y tu niño aunque seguramente lo pasará mal un tiempo tendrá todo el amor de su madre que al menos es muy consciente de que esto puede pasar. En todo caso, aquí estaremos para apoyarte.

    1. Laura veo que compartimos la forma de ver la maternidad doble o triple, yo desde el principio tuve claro que por lo menos pasarían tres años hasta tener otro, si es que lo tenía. Mi cuerpo como hija única me pedía disfrutar de sus primero años en soledad, él con nosotros no me sentía capaz de tener otro con sólo dos años, necesitaba disfrutar de él todo esa etapa, por lo tanto a veces cuando veo a otros pienso como tu.
      Gracias por tus comentarios que me encantan y por tanto animo.

  25. Ama! Como me recuerdas a mi!!!!! Yo era un coctel hormonal a punto dw explotar, pase un embarazo horrible por las comeduras de cabeza y la alteración hormonal. No tuve síndrome pajarraco ni nido, menos mal.
    Y mi mayor paso de mi tripa, de las cosas de su hermana y de todo lo que tenía que ver con ella. De hecho casí hasta el año no le hacía ni caso. Y comprendíamos que era su proceso, respetamos sus tiempos y hoy se comen a besos y juegan juntos, para su hermana él es un heroe y él la protege de todo (cuatro años y medio y 15 meses).
    Yo me multiplique cuando ella nacio, y aprendi a hacerlo todo con ella aupas y con él hiperdemandante. Él necesito que estuviesemos al 100% con él un tiempo, poco a poco volvimos a la normalidad.
    Es normal tener miedo, ni saber que ve a pasar y sentir que les quitamos algo a los mayores. Yo creo que respetando los rítmos y necesidades (nueva y otras que creimos superadas) ellos se van haciendo y aceptan los cambios.
    Ánimo! Seguro que pronto lograreis ir al mismo ritmo.
    Y te aseguro que en poco tiempo se te olvidará todo el embarazo y sus horrores 😉
    Un abrazo lleno de energía y que el herniado se recupere pronto.

    1. Ay potxola vaya comentario tan certero y bueno, ha sido leerte lo de ir en aupas y pensar que el porte dentro de casa va ser mi solución para tanta demanda…El monillo pasa bastante de mi suele tirar más de su aita, pero tengo la sensación que es pastel va a cambiar de lado nada más nacer la hermana.
      En fin para mí es clave darles el tiempo que necesiten, otra cosa es como lo lleve yo y a que nivel de locura llegue jajaja pero siempre me quedará el blog para desahogar.
      Muxus y gracias por los buenos deseos, los necesitamos!!!

  26. Ama! Como me recuerdas a mi!!!!! Yo era un coctel hormonal a punto dw explotar, pase un embarazo horrible por las comeduras de cabeza y la alteración hormonal. No tuve síndrome pajarraco ni nido, menos mal.
    Y mi mayor paso de mi tripa, de las cosas de su hermana y de todo lo que tenía que ver con ella. De hecho casí hasta el año no le hacía ni caso. Y comprendíamos que era su proceso, respetamos sus tiempos y hoy se comen a besos y juegan juntos, para su hermana él es un heroe y él la protege de todo (cuatro años y medio y 15 meses).
    Yo me multiplique cuando ella nacio, y aprendi a hacerlo todo con ella aupas y con él hiperdemandante. Él necesito que estuviesemos al 100% con él un tiempo, poco a poco volvimos a la normalidad.
    Es normal tener miedo, ni saber que ve a pasar y sentir que les quitamos algo a los mayores. Yo creo que respetando los rítmos y necesidades (nueva y otras que creimos superadas) ellos se van haciendo y aceptan los cambios.
    Ánimo! Seguro que pronto lograreis ir al mismo ritmo.
    Y te aseguro que en poco tiempo se te olvidará todo el embarazo y sus horrores 😉
    Un abrazo lleno de energía y que el herniado se recupere pronto.

    1. Ay potxola vaya comentario tan certero y bueno, ha sido leerte lo de ir en aupas y pensar que el porte dentro de casa va ser mi solución para tanta demanda…El monillo pasa bastante de mi suele tirar más de su aita, pero tengo la sensación que es pastel va a cambiar de lado nada más nacer la hermana.
      En fin para mí es clave darles el tiempo que necesiten, otra cosa es como lo lleve yo y a que nivel de locura llegue jajaja pero siempre me quedará el blog para desahogar.
      Muxus y gracias por los buenos deseos, los necesitamos!!!

  27. Jo, maja!
    Se me caen las lágrimas…
    Te entiendo mucho, mucho, mucho. Esa sensación de que llegue un hermano yo tampoco la tuve así que tampoco sé lo que supuso para ElMayor ni como se tuvo que recolocar, como hará estupendamente ElMonillo. Esa culpabilidad sí, le miraba a su preciosa carita de 4 años y pensaba en cómo me había podido meter en ese lío de un nuevo niño con lo mucho que él me necesitaba.
    Y ahora son felices, juegan, se pelean, se besan, se insultan, se ayudan, se chivan,… y son inseparables para quererse y para incordiarse, a partes iguales.
    Lo de la puerta.. te cuento ElCanijo (y sólo él!!) quiere una hermanita así que ya ha hablado con la abuela para que ella la cuide cuando nos vayamos de vacaciones.. más o menos como le pasa a ElMonillo
    Un beso enoooooorme guapa y me apunto a esa escapada de mamás con “colillas” a tomar mosto y un pintxo ¡¡YA!!

    1. Ay Pilar que cuatro años de maternidad única y no compartida vuelven egoístas hasta las madres, no hay manera que asimile que lo que va a pasar va ser positivo a pesar de los baches y me supongo que el camino este de casi 7 meses ha sido tan duro que no nos lo ha puesto fácil.
      Déjate de mostos con canijos que tu y yo tenemos pendiente vinos, jamón y buen queso en algún momento de mi maltrecha vida de madre de dos.
      Besos de tu pintxeta

  28. Te ha faltado la advertencia de que esta entrada venía con lágrimas, uff que soponcio me he pegado!!! Seguro que monito disfruta mucho de su hermana, de momento paciencia y a buscar esos ratillos que monito tanto se merece.

  29. Te ha faltado la advertencia de que esta entrada venía con lágrimas, uff que soponcio me he pegado!!! Seguro que monito disfruta mucho de su hermana, de momento paciencia y a buscar esos ratillos que monito tanto se merece.

  30. Hola Caracola,
    Yo no te puedo hablar como madre experta, porque me he plantado en la primera. Pero si te puedo hablar como hermana mayor experta y no recuerdo celos, sólo tengo la certeza de que Miermana es mi tesooooooro, mi mejor amiga, mi orgullo, mi inspiración… Además me plantea retos, me ayuda, me conoce como nadie y siempre puedo contar con ella… ¿ Aún tienes dudas? Yo ninguna!! A mi me da pena que mi hija no vaya a tener hermanos, porque la voy a privar de uno de los mejores compañeros que va a encontrar nunca, y eso sí que me hace sentir culpable, pero no me da la vida.
    (Perdona si hay faltas de ortografía, escribo desde el móvil)
    Un abrazo muy fuerte y adelante, que aun te queda vivir el primer mes (y no es moco de pavo)
    Marialu

  31. Hola Caracola,
    Yo no te puedo hablar como madre experta, porque me he plantado en la primera. Pero si te puedo hablar como hermana mayor experta y no recuerdo celos, sólo tengo la certeza de que Miermana es mi tesooooooro, mi mejor amiga, mi orgullo, mi inspiración… Además me plantea retos, me ayuda, me conoce como nadie y siempre puedo contar con ella… ¿ Aún tienes dudas? Yo ninguna!! A mi me da pena que mi hija no vaya a tener hermanos, porque la voy a privar de uno de los mejores compañeros que va a encontrar nunca, y eso sí que me hace sentir culpable, pero no me da la vida.
    (Perdona si hay faltas de ortografía, escribo desde el móvil)
    Un abrazo muy fuerte y adelante, que aun te queda vivir el primer mes (y no es moco de pavo)
    Marialu

    1. Ay amiga y si te digo que llevo todo el día temiendo tu comentario, pero veo que esta vez te has apiadado de mis hormonas y que no te ha dado mal de estomago verme tan sumamente ñoña, creo que es porque en el fondo sabes que no lo soy tanto y que eres consciente que llevo una montaña rusa de aupa.
      La relación que tu tienes con tu hermana es tan especial que menuda envidia me da, con que el monillo y HK tengan la mitad me conformo.
      Besazos Marialu y espero que en ese primer mes de moco de pavo te tenga para hacerme reír y darme caña

  32. Puf…..cómo te entiendo……..tengo una enana que en marzo hizo 2 años y en breves (estoy de 37 semanas) vendrá su hermanito! No tengo ni idea de sí entiende o no lo que le viene encima;sólo sé que me siento culpable a veces por “destronarla” y otras veces por pensar que a su pobre hermano no le voy a poder hacer ni caso por estar con ella….pero estoy segura de qué exageramos y de que cuando estemos con el bebé en brazos todo irá como la seda y nos reiremos de estos pensamientos “cenizos” que,como tu dices, están más llenos de hormonas que de realidad!
    Pd: yo soy la pequeña,pero para mi, mi hermana siempre ha sido un regalo y según mi madre,jamás me ha tenido celos….Y somos uña y carne!

    1. Bueno en tu caso juegas con ventaja porque ya tienes hermanos, pero yo soy una novata. Que sepas que creo que eres una valiente porque sólo dos años de diferencia para mi es todo un reto, así que ya me iras contando como sobrevives.
      En fin cenizas u hormonas pero el caso es que parezco una plañidera.
      Saludos

  33. Puf…..cómo te entiendo……..tengo una enana que en marzo hizo 2 años y en breves (estoy de 37 semanas) vendrá su hermanito! No tengo ni idea de sí entiende o no lo que le viene encima;sólo sé que me siento culpable a veces por “destronarla” y otras veces por pensar que a su pobre hermano no le voy a poder hacer ni caso por estar con ella….pero estoy segura de qué exageramos y de que cuando estemos con el bebé en brazos todo irá como la seda y nos reiremos de estos pensamientos “cenizos” que,como tu dices, están más llenos de hormonas que de realidad!
    Pd: yo soy la pequeña,pero para mi, mi hermana siempre ha sido un regalo y según mi madre,jamás me ha tenido celos….Y somos uña y carne!

    1. Bueno en tu caso juegas con ventaja porque ya tienes hermanos, pero yo soy una novata. Que sepas que creo que eres una valiente porque sólo dos años de diferencia para mi es todo un reto, así que ya me iras contando como sobrevives.
      En fin cenizas u hormonas pero el caso es que parezco una plañidera.
      Saludos

  34. No te preocupes, muchas veces nos preocupamos más nosotros que ellos de cómo van a encajarlo. Cuando nació el segundo, el mayor acaba de cumplir dos añitos y fue todo sobre ruedas. Y cuando nazca el tercero en menos de 4 meses, el mayor tendrá 4 años, por lo que será más consciente y puede q le resulte algo más difícil, y el segundo tendrá dos añitos. Yo tengo tres hermanos, dos mellizos, y mi infancia fue absolutamente maravillosa. Y si te sirve de algo, te dejo dos posts que he escrito en mi blog sobre los hermanos, espero que te ayuden. Puedes estar tranquila, esto será lo mejor que le pase en su infancia aunque al principio le resulte extraño…
    http://nosoyunadramamama.com/2014/07/09/la-influencia-de-los-hermanos/
    http://nosoyunadramamama.com/2013/11/19/hermanos-si-o-no/

  35. Como hermana (mayor) te dire que no recuerdo el nacimiento de mi hermana, salvo que le lleve un orinal como regalo al hospital, asi que, al margen de esto, no debio resultar muy traumatico. Pero si te puedo decir que, con los años, con un hermano se establece in vinculo que no se puede comparar con ningun otro, al menos en mi caso. Es la persona q te conoce como tu madre, te entiende como tu amiga y te quiere tanto como tu pareja.
    Como madre te dire, parafraseando algo que le lei a Fran Remorada, que el amor de una madre no se divide entre dos, sino que se multiplica por dos. Eso no es problema. Lo complicado es multiplicar el tiempo y ahi, como los dias no dan para mas, toca gestionarlo y optimizarlo. Recibiras muchos consejos. El mio, que no te dejes confundir por la indefension de la recien nacida. Sí, te necesita mas que a nada en este mundo. Pero Monillo tambien. La de una sera una dependencia fisica, la del otro, mas que nunca,emocional. Por eso reservale su espacio. Delega todo lo que no sea absolutamente imprescindible que hagas con la peque. Yo, cuando cogi la excedencia, no lo hice por el bebe, sino, precisamente, por su hermana.
    No quiero, ni mucho menos, meter mas presion.hagas lo que hagas, Monillo estara bien, porque el amor que ha recibido durante cuatro años es el cimiento perfecto de vuestra relacion para toda la vida.
    Y que no te atormenten con los celos. Porque cualquier cosa que haga ahora se la achacaran a los celos… Y no tiene por que ser eso. Ademas, mas que celos, yo lo veo como una readaptacion a una nueva realidad familiar, que se produciria igual por la llegada de un pariente,una mudanza, cambio de ciudad…
    En cualquier caso, dentro de nada loa oiras reirse a carcajadas o conspirar en secreto y entenderas que esa hermana sera tu mejor legado para el.
    Siento el rollo. Besos

  36. Como hermana (mayor) te dire que no recuerdo el nacimiento de mi hermana, salvo que le lleve un orinal como regalo al hospital, asi que, al margen de esto, no debio resultar muy traumatico. Pero si te puedo decir que, con los años, con un hermano se establece in vinculo que no se puede comparar con ningun otro, al menos en mi caso. Es la persona q te conoce como tu madre, te entiende como tu amiga y te quiere tanto como tu pareja.
    Como madre te dire, parafraseando algo que le lei a Fran Remorada, que el amor de una madre no se divide entre dos, sino que se multiplica por dos. Eso no es problema. Lo complicado es multiplicar el tiempo y ahi, como los dias no dan para mas, toca gestionarlo y optimizarlo. Recibiras muchos consejos. El mio, que no te dejes confundir por la indefension de la recien nacida. Sí, te necesita mas que a nada en este mundo. Pero Monillo tambien. La de una sera una dependencia fisica, la del otro, mas que nunca,emocional. Por eso reservale su espacio. Delega todo lo que no sea absolutamente imprescindible que hagas con la peque. Yo, cuando cogi la excedencia, no lo hice por el bebe, sino, precisamente, por su hermana.
    No quiero, ni mucho menos, meter mas presion.hagas lo que hagas, Monillo estara bien, porque el amor que ha recibido durante cuatro años es el cimiento perfecto de vuestra relacion para toda la vida.
    Y que no te atormenten con los celos. Porque cualquier cosa que haga ahora se la achacaran a los celos… Y no tiene por que ser eso. Ademas, mas que celos, yo lo veo como una readaptacion a una nueva realidad familiar, que se produciria igual por la llegada de un pariente,una mudanza, cambio de ciudad…
    En cualquier caso, dentro de nada loa oiras reirse a carcajadas o conspirar en secreto y entenderas que esa hermana sera tu mejor legado para el.
    Siento el rollo. Besos

    1. No es ningún rollo, todo lo contrario no sabéis lo que relaja mi alma estos comentarios, hacen que entienda una realidad que yo nunca he tenido y unas vivencias que vosotras ya tenéis. Así que sólo puedo decirte que gracias por comentar y darme tan buenos consejos.
      Besazos

  37. No eres la primera mamá que conozco que se siente culpable en un segundo embarazo. Yo todavía no lo siento, pero ya no me atrevo a decir ¡¡pues vaya tontería!! como pensé la primera vez que oí a una madre decir eso, porque las hormonas y Peque pueden hacerme variar de opinión.
    Pero tienes que saber dos cosas:
    – la primera, por ñoño que parezca, el amor es lo único que crece cuando se comparte, y eso es muy cierto, y si lo piensas te darás cuenta.
    – la segunda, puede ser que Monillo no se enamore perdidamente de HK justo al verla, y puede ser que tenga celos de su hermana. Soy hermana mayor, y tuve celos de mi hermana (justificados, claro está) muchos años, eso sí, que nadie la tocase, que me lo comía. Pero esos celos desparecieron antes de llegar a la adolescencia, y de ser una jodienda pasó a ser el mejor regalo que me pudieran hacer mis padres (lástima que no me hicieran alguno más igual, en serio). Así que si el ginecólogo puede tener razón, también la tenemos quienes decimos que en un momento Monillo se alegrará de no ser hijo único.
    Haces bien en no esperar que esto ocurra en el mismo momento en que vea a su hermana, pero que no te sorprenda que, en el momento que la vea tan pequeñita, se convierta en su mayor defensor y cuidador, conozco casos en los que ha pasado.
    Perdona el tostonazo guapa, pero espero al menos haberte animado algo.
    Un besazo enorme.

  38. No eres la primera mamá que conozco que se siente culpable en un segundo embarazo. Yo todavía no lo siento, pero ya no me atrevo a decir ¡¡pues vaya tontería!! como pensé la primera vez que oí a una madre decir eso, porque las hormonas y Peque pueden hacerme variar de opinión.
    Pero tienes que saber dos cosas:
    – la primera, por ñoño que parezca, el amor es lo único que crece cuando se comparte, y eso es muy cierto, y si lo piensas te darás cuenta.
    – la segunda, puede ser que Monillo no se enamore perdidamente de HK justo al verla, y puede ser que tenga celos de su hermana. Soy hermana mayor, y tuve celos de mi hermana (justificados, claro está) muchos años, eso sí, que nadie la tocase, que me lo comía. Pero esos celos desparecieron antes de llegar a la adolescencia, y de ser una jodienda pasó a ser el mejor regalo que me pudieran hacer mis padres (lástima que no me hicieran alguno más igual, en serio). Así que si el ginecólogo puede tener razón, también la tenemos quienes decimos que en un momento Monillo se alegrará de no ser hijo único.
    Haces bien en no esperar que esto ocurra en el mismo momento en que vea a su hermana, pero que no te sorprenda que, en el momento que la vea tan pequeñita, se convierta en su mayor defensor y cuidador, conozco casos en los que ha pasado.
    Perdona el tostonazo guapa, pero espero al menos haberte animado algo.
    Un besazo enorme.

  39. Me has recordado tanto lo que yo sentía durante el embarazo de Valentina. Por un lado, siempre quise que Jorge tuviera un hermano o hermana. Estaba contenta cuando supe que era una niñita. Mi embarazo fue bien pero estaba muy hormonada también y lloraba día sí y día también. Me pasaba el día y la noche abrazando a Jorge. Sabía que lo mejor para él era un hermana, para toda la vida. Mi hermana ha sido y es muy importante en la mía, pero me dio una pena enorme el día que vino al hospital a conocerla y no quería separarse de mi. Compiten cada día por mis abrazos, por mi cariño, por mis palabras de amor. No es fácil, pero cuando no me ven los observo jugar. Veo lo mucho que se quieren, cómo él la cuida, la protege, la defiende. Se me ha hecho mayor de golpe pero me ha hecho sentir muy orgullosa de cómo es, de la personita que estoy educando. Ya verás que, aunque hay momentos de celos malos, al final suman más los buenos. Y también verás que eres capaz de querer a otro ser igual que quieres al Monillo. Un besito cariño

  40. Me has recordado tanto lo que yo sentía durante el embarazo de Valentina. Por un lado, siempre quise que Jorge tuviera un hermano o hermana. Estaba contenta cuando supe que era una niñita. Mi embarazo fue bien pero estaba muy hormonada también y lloraba día sí y día también. Me pasaba el día y la noche abrazando a Jorge. Sabía que lo mejor para él era un hermana, para toda la vida. Mi hermana ha sido y es muy importante en la mía, pero me dio una pena enorme el día que vino al hospital a conocerla y no quería separarse de mi. Compiten cada día por mis abrazos, por mi cariño, por mis palabras de amor. No es fácil, pero cuando no me ven los observo jugar. Veo lo mucho que se quieren, cómo él la cuida, la protege, la defiende. Se me ha hecho mayor de golpe pero me ha hecho sentir muy orgullosa de cómo es, de la personita que estoy educando. Ya verás que, aunque hay momentos de celos malos, al final suman más los buenos. Y también verás que eres capaz de querer a otro ser igual que quieres al Monillo. Un besito cariño

    1. Ay Nena que me has pillado ordenado las sábanas del moises y he llorado con tu coment…además nuestros niños se llevarán una diferencia de edad similar y es cuestión de sexo también, así que para mi es una referencia leer tu opinión. Y sí los hemos hecho mayores de golpe pero menudo orgullo de madre tengo cuando le veo cierta actitudes, su hermana tiene el listón alto 😉
      UN besazo guapa

  41. No sé si por suerte o por desgracia… yo no recuerdo nada de mi vida como hija única. Soy la mayor de tres, pero la llegada de cada hermano supuso para mí cosas diferentes.
    Mi hermano es mi niño, le llevo 10 años, así que cuando llegó fue una mezcla entre hermano-juguete-hijo. Nunca hemos tenido una relación propia de hermanos, también por las circunstancias que han ido llegando… Pero es muy, muy guay ser la autoridad cuando no está mamá, que me vea lo suficientemente mayor para que confíe sus problemas a su hermana y no hayamos tenido que pelearnos nunca por los juguetes.
    Con mi hermana es diferente… ella y yo nos llevamos 3 años, siempre ha sido la preferida: S es mucho más guapa, pero tú eres más atractiva… ¬¬ Y así todo. Que es verdad, pero que jode también. Y si bien no recuerdo su llegada como algo traumático, y nunca le he tenido celos (al menos en los inicios), sí que es cierto que yo era la reina del mambo, la única niña de la familia después de 3 varones… y ella llegó a romper mi mundo. Sin embargo, mi hermana es mi otra mitad, completamente distinta a mi, pero es mi alter ego, una de las personas más importantes de mi vida… y cuanto más pasan los años, más la quiero y más la necesito.
    Si algo tengo claro en esta vida, es que yo soy quien soy gracias a mis hermanos. Son mi colchón de seguridad, mi válvula de escape y mi alegría diaria. Lo cual no quita que nos digamos de todo, nos peleemos unas 3 veces al día, lleguemos a pegarnos (sí, con 27 años me pego con mis hermanos a veces) y a veces desee ser hija única. Pero no los cambio por nada, te lo aseguro.
    Y estoy igual de segura de que tu niño estará igual de contento de no estar sólo él. Quizás no con 6 años, ni con 10, ni con 20… pero algún día te lo agradecerá. Porque la vida da muchas vueltas, y es absolutamente genial tener pedacitos de tí con los que poder contar (casi) siempre.
    Perdón por el rollo, es que me emociono hablando de ellos… http://motivosparacambiar.blogspot.com.es/2014/04/disfrutando-de-las-pequenas-cosas-mis.html
    Dicho esto, es precioso lo que le escribes a tu hijo. A ti no te gustarás, pero yo que te he descubierto en estado de buena esperanza… me tienes extasiada! 😛
    Un besote!!

  42. No sé si por suerte o por desgracia… yo no recuerdo nada de mi vida como hija única. Soy la mayor de tres, pero la llegada de cada hermano supuso para mí cosas diferentes.
    Mi hermano es mi niño, le llevo 10 años, así que cuando llegó fue una mezcla entre hermano-juguete-hijo. Nunca hemos tenido una relación propia de hermanos, también por las circunstancias que han ido llegando… Pero es muy, muy guay ser la autoridad cuando no está mamá, que me vea lo suficientemente mayor para que confíe sus problemas a su hermana y no hayamos tenido que pelearnos nunca por los juguetes.
    Con mi hermana es diferente… ella y yo nos llevamos 3 años, siempre ha sido la preferida: S es mucho más guapa, pero tú eres más atractiva… ¬¬ Y así todo. Que es verdad, pero que jode también. Y si bien no recuerdo su llegada como algo traumático, y nunca le he tenido celos (al menos en los inicios), sí que es cierto que yo era la reina del mambo, la única niña de la familia después de 3 varones… y ella llegó a romper mi mundo. Sin embargo, mi hermana es mi otra mitad, completamente distinta a mi, pero es mi alter ego, una de las personas más importantes de mi vida… y cuanto más pasan los años, más la quiero y más la necesito.
    Si algo tengo claro en esta vida, es que yo soy quien soy gracias a mis hermanos. Son mi colchón de seguridad, mi válvula de escape y mi alegría diaria. Lo cual no quita que nos digamos de todo, nos peleemos unas 3 veces al día, lleguemos a pegarnos (sí, con 27 años me pego con mis hermanos a veces) y a veces desee ser hija única. Pero no los cambio por nada, te lo aseguro.
    Y estoy igual de segura de que tu niño estará igual de contento de no estar sólo él. Quizás no con 6 años, ni con 10, ni con 20… pero algún día te lo agradecerá. Porque la vida da muchas vueltas, y es absolutamente genial tener pedacitos de tí con los que poder contar (casi) siempre.
    Perdón por el rollo, es que me emociono hablando de ellos… http://motivosparacambiar.blogspot.com.es/2014/04/disfrutando-de-las-pequenas-cosas-mis.html
    Dicho esto, es precioso lo que le escribes a tu hijo. A ti no te gustarás, pero yo que te he descubierto en estado de buena esperanza… me tienes extasiada! 😛
    Un besote!!

    1. Me alegro que mis hormonas y ñoñería os tengan extasiadas….pero os prometo que a mi me van a volver loca. Está claro que como no tengo hermanos no puedo saber todo aquello que tan bien me describís. Así que simplemente dejaré que el tiempo haga su labor y vea pasar todo delante de mis ojos contemplando y disfrutando.
      UN besazo

  43. Buf, yo también me sentía así con el embarazo de la niña… Me pasaba como a tí, de querer niña, tener niño, ver lo maravilloso que es tu niño, amarlo por encima de todo, que sea él lo más dulce que hay en el mundo, éramos “los enamorados” jeje
    Hacia el final del embarazo deje paso a mi marido y ya no estábamos tan junto, aunque tengo que reconocer que lo cargaba aún con la barrigota de nueve meses, ante la mirada terrorífica del resto del mundo con miedo a que me pusiera de parto solo con cogerlo…,
    Y yo sintiéndome mal con pensar que no iba a poder querer a otra persona tanto como a él.
    Y mira, nació la peque y no puedes evitar enamorarte otra vez. Tan dependiente de mí, con la teta, tan pequeña… Los primeros meses lo pasaba fatal al ver la carita de mi hijo, y me sentía realmente mal de pensar que tal vez él se sintiera “destronado” o apartado por mí, cuando no era así. Es un conflicto interno que me cuesta llevar.
    Acabarás encontrando el momento para tu hijo, de hacer vuestras cosas, y el tiempo para tu hija, que al principio será exclusivo y que poco a poco irás cediendo el terreno a otras personas para poder estar en harmonia con los dos…
    Ay, menudo rollo, pero es que me ha emocionado, además de recordarme como me sentía hace un año… y como me siento aún a veces.
    Por descontado los quieres a los dos, con sus cosas cada uno. Una “mami” (como dice mi hijo) tiene amor para dar y vender a sus hijos, eso no lo dudes.
    Un beso

    1. Gracias guapa, me ha gustado mucho leer lo que cuentas porque es justo la sensación que creo que tendré, aunque el monillo es muy dependiente de su padre y lo que tengo más miedo es que no quiero compartirlo y así descargarme a mí un poco de la peque. De todos modos con el tiempo lo iré viendo y seguro que me acuerdo de todo esto que me habéis comentado.
      Un besazo

  44. Buf, yo también me sentía así con el embarazo de la niña… Me pasaba como a tí, de querer niña, tener niño, ver lo maravilloso que es tu niño, amarlo por encima de todo, que sea él lo más dulce que hay en el mundo, éramos “los enamorados” jeje
    Hacia el final del embarazo deje paso a mi marido y ya no estábamos tan junto, aunque tengo que reconocer que lo cargaba aún con la barrigota de nueve meses, ante la mirada terrorífica del resto del mundo con miedo a que me pusiera de parto solo con cogerlo…,
    Y yo sintiéndome mal con pensar que no iba a poder querer a otra persona tanto como a él.
    Y mira, nació la peque y no puedes evitar enamorarte otra vez. Tan dependiente de mí, con la teta, tan pequeña… Los primeros meses lo pasaba fatal al ver la carita de mi hijo, y me sentía realmente mal de pensar que tal vez él se sintiera “destronado” o apartado por mí, cuando no era así. Es un conflicto interno que me cuesta llevar.
    Acabarás encontrando el momento para tu hijo, de hacer vuestras cosas, y el tiempo para tu hija, que al principio será exclusivo y que poco a poco irás cediendo el terreno a otras personas para poder estar en harmonia con los dos…
    Ay, menudo rollo, pero es que me ha emocionado, además de recordarme como me sentía hace un año… y como me siento aún a veces.
    Por descontado los quieres a los dos, con sus cosas cada uno. Una “mami” (como dice mi hijo) tiene amor para dar y vender a sus hijos, eso no lo dudes.
    Un beso

    1. Gracias guapa, me ha gustado mucho leer lo que cuentas porque es justo la sensación que creo que tendré, aunque el monillo es muy dependiente de su padre y lo que tengo más miedo es que no quiero compartirlo y así descargarme a mí un poco de la peque. De todos modos con el tiempo lo iré viendo y seguro que me acuerdo de todo esto que me habéis comentado.
      Un besazo

  45. Te sigo dsde hace mucho pero es la primera vez que comento.
    Creo que todas nos hemos sentido un poco igual en nuestro segundo embarazo. Seguramente antes de ser madre no imaginabas que se podia querer tanto a un hijo. Cuando nazca HK descubrirás que ese amor se puede volver a sentir.
    Un abrazo.

  46. Te sigo dsde hace mucho pero es la primera vez que comento.
    Creo que todas nos hemos sentido un poco igual en nuestro segundo embarazo. Seguramente antes de ser madre no imaginabas que se podia querer tanto a un hijo. Cuando nazca HK descubrirás que ese amor se puede volver a sentir.
    Un abrazo.

    1. Gracias por “aguantarme” desde hace mucho y mil más por animarte a comentar, no sabéis la ilusión que me hace cuando os lanzáis a dejarme vuestras palabras.
      Esta claro que me tengo que ir preparando para un torbellino de sentimientos, pero está claro que me ha pillado fuera de combate.
      Un abrazo y hasta pronto

  47. Es la primera vez que comento en tu blog, aunque soy fiel seguidora… Pero esta vez me has hecho sentir vivencias pasadas hace pocos meses. Yo tb soy hija única y por eso siempre decía que no quería dejar a mi princesa sola, así que su hermano llego cuando ella tenía 28 meses. No se en que momento del embarazo me sentí culpable por destronar a mi niña…. Pero todavía hoy, pienso si hice lo correcto, no lo esta pasando muy bien, eso que ella se deshace en abrazos y besos, pero esta nerviosa y más introvertida que antes. Parece que el verano y los planes divertidos la tienen más entretenida y vuelve a ser mi princesa de siempre, y espero que se de cuenta que nada ha cambiado.

  48. Es la primera vez que comento en tu blog, aunque soy fiel seguidora… Pero esta vez me has hecho sentir vivencias pasadas hace pocos meses. Yo tb soy hija única y por eso siempre decía que no quería dejar a mi princesa sola, así que su hermano llego cuando ella tenía 28 meses. No se en que momento del embarazo me sentí culpable por destronar a mi niña…. Pero todavía hoy, pienso si hice lo correcto, no lo esta pasando muy bien, eso que ella se deshace en abrazos y besos, pero esta nerviosa y más introvertida que antes. Parece que el verano y los planes divertidos la tienen más entretenida y vuelve a ser mi princesa de siempre, y espero que se de cuenta que nada ha cambiado.

  49. Me he visto reflejada en lo que cuentas en el post. Tambien soy mama de un nino y a los tres anyos vino la peque. Aunque durante el embarazo pensaba que no seria capaz de querer a nadie como a mi peque luego te das cuenta que el amor no se divide sino se multiplica. La peluchona nos robo a todos, incluido su hermano, el corazon. Te acabo de descubrir y me encanta como escribes. Saludos desde Austria

  50. Me he visto reflejada en lo que cuentas en el post. Tambien soy mama de un nino y a los tres anyos vino la peque. Aunque durante el embarazo pensaba que no seria capaz de querer a nadie como a mi peque luego te das cuenta que el amor no se divide sino se multiplica. La peluchona nos robo a todos, incluido su hermano, el corazon. Te acabo de descubrir y me encanta como escribes. Saludos desde Austria

¡No te cortes, déjame un comentario!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.