Mi nueva normalidad

Llevo días pensando que tengo el blog abandonado en plena temporada alta, pero si soy sincera tengo abandonadas tantas cosas de mi vida que ahora mismo la famosa lista de “ TO DO” las considero una guillotina.

No paro de leer el término “nueva normalidad” y aunque la gente la describa yo no consigo ni verla ni vivirla. Estoy aún intentado salir de mi escafandra, mi escotilla se abre con ligereza para al salir me siento torpe, por no decir que no me queda oxigeno para caminar.

Qué fuerte es lo que hemos vivido y cuanto me cuesta aún creérmelo, 4 meses aislados de la vida, en tu propio cosmos con los tuyos, a veces en armonía y otros en lucha, pero manteniendo a flote. Y de repente todo empieza a girar menos el mundo de las familias, y tú intentas entrar en ese movimiento pero te mareas ,y cosa mala.

He ido a terrazas y he tenido sentimientos encontrados que me pellizcan intentando digerir lo vivido y lo que vendrá. Me he vuelto un poco asocial, me cuesta disfrutar de lo que antes me parecía maravilloso, me cuesta organizar mi cabeza y mi vida más de lo normal porque el agotamiento se ha apoderado de mí. Estoy en modo máquina, le doy al ON por la mañana y al OFF por la noche, pasando por mi vida de manera autómata. Mi maternidad me ha aplastado sin dejarme respirar y sacando mi peor versión, mi trabajo me ha superado por falta de tiempo y de mí, como YO misma, conmigo misma, mejor ni te cuento. Por lo pronto mi cuerpo me lo está escupiendo en modo lesiones por doquier.

Ahora al levantarme veo que el banco, el alquiler, la alimentación eso no ha parado ni un minutito y claro o corres para poder seguir el ritmo o olvídate de darle al ON. Cuando miro a mis hijos me da vergüenza no sé qué decirles, qué contarles como justificar el olvido de los gobernantes hacia ellos, nuestra mala gestión como adultos o nuestro descontrol de  emociones.  No saber que es de su futuro ni de sus ansiadas vacaciones…yo no tengo ya respuestas porque no las tengo ni para mí misma. Alguien me decía “yo vivo el día día no pienso en el futuro” y respondí ” yo intento sobrevivir al día a día y el futuro es un estrés que ni me planteo por no tener neuronas para ello”.

Cómo se hace, como se vive en esa nueva normalidad cuando vienes de un tsunami, cómo retomas un ritmo relativamente normal cuando tu cuerpo no responde y tu cabeza empieza a estar más allí que aquí, por no hablar que como familia te han dejado en un desfase. ¿Quién ha pensado en estos daños colaterales? Estoy loca o muchas necesitaríamos ir a un retiro para sanar cuerpo y alma.

Del sentimiento de culpabilidad mejor ni hablamos, me voy superando como madre día a día, hoy he gritado más que en una manifestación antifascista y lo peor…ellos ya me hacen espejo reflejo a nivel top. Solo he visto a una amiga delante de mí llorar diciendo estoy agotada y poder responderle, yo lloro en el baño por estrés mínimo 3 veces por semana perooooooo nueva normalidad, tapas, fútbol y sigue la vida.

A mis hijos cantarles eso de:

Pido perdón por no haber escuchado tus ruegos
Pido perdón por las lágrimas que hablan de mí
Pido perdón por tus noches a solas
Pido perdón por sufrir en silencio por ti

Te pido perdón
A sabiendas que no los concedas
Te pido perdón
De la única forma que sé

Escribiendo, algún día descubriréis que este blog es un cuaderno especial y sincero de vuestra madre donde muchas veces ha escrito cosas que no ha sabido contar o decir en el momento.

A vosotras, mujeres y madres deciros que esto ha sido duro y negarlo sería de necias, yo me he puesto una meta que es bajarme de la vida en Agosto al menos de esta estresante vida. Hasta entonces me da que voy a ir dando tumbos cual coche descarriado pero es que yo no tengo ya más herramientas que la resistencia, esperemos que no me pase más factura. Ya queda menos para abrazar a los nuestros, nunca la distancia fue un muro tan grueso.

Fdo : mi única neurona y mi insomnio de la nueva normalidad

25 thoughts on “Mi nueva normalidad

  1. Cuanta razón! Yo llevo ya unas semanas arrastrándome para sobrevivir. Esto dejará huella. Y yo no quiero que esa huella se borre del todo, para recordarme como no quiero volver a sentirme. Un abrazo.

  2. Hola Nerea, “nueva normalidad” que gracia me hace… esto va a durar y los únicos que no tendrán normalidad son nuestros peques, que los vendían como nuestro futuro, que había que cuidarlos, y sí, los hemos cuidado, en casita encerraditos que no molesten… qué trabajazo abrir las escuelas!!! Pero super fácil volver a abrir los bares, discotecas, campos de futbol…. me bajo de la vida, como decías tú!
    Pero no puedo, por ellos! Este verano intentaremos irnos de vacaciones, de lo más normal y económico posible, claro! Por ellos!
    Un beso y un abrazo y un ánimo bien grande para continuar con esta “nueva normalidad”
    Gracias por ponerle altavoz a nuestros pensamientos.

  3. Te echo de menos, amiga… Aquí hemos salvado los trastos cómo hemos podido, pero el sabor no ha sido tan desagradable y sabes que soy sincera… Si hay algo que he echado y mucho de menos ha sido a los amigos y la familia que tenemos fuera… Qué ganas de veros… 😘

  4. Qué es eso de seguir un ritmo “relativamente normal”?. Normal según la antigua normalidad o según la nueva, que solo los que gobiernan tienen el privilegio de conocer? No puedo tener un “ritmo normal” si mi cotidianeidad ya no es lo que era y tampoco conozco todavía cómo será mi nueva normalidad. Nadie, creo yo, puede hablar de normalidad o de ritmo en este contexto.
    Pienso que el confinamiento saca al mismo tiempo lo peor y lo mejor de nosotros. Ése es mi consuelo estos días. Sí, grito y lloro a partes iguales, pero también intento ser mejor madre, profe y pareja cada día. Creo que cuidar el vínculo es mi eje en estas circunstancias, y nunca puse tanto empeño en ello. Eso debe ser algo bueno, no? Por supuesto, para lograrlo debo renunciar a algunas cosas. Y así volvemos, otra vez, a hablar de renunciar. Nosotras, no ellos.
    Soy consciente de que soy una privilegiada ya que no tengo las preocupaciones económicas de un autónomo; eso descomprime, y mucho. Sin embargo, también sé que en este proceso de querer hacer lo que ya no se puede todos perdemos. Vivir la nueva normalidad no sé qué será, pero de sobrevivir, sí, las mujeres sabemos bastante.
    Gracias por dejarnos leernos en tus palabras, porque son las de todas.

  5. Ay siempre poniendo palabras a los pensamientos de much@s! Aquí ya pensamos en las vacaciones, pero vacaciones en casa… no nos sale salir viendo todo el desfase que se ve… yo hago como tu, cuando cierro el PC pienso hasta que no lo vuelva a abrir no me voy a preocupar del trabajo (qué difícil es trabajar ahora desde casa, a las que siempre lo hemos hecho!). Venga que ya cambiamos a la fase 3 en Lleida i BCN, y no perquè nos lo merezcamos… sino perquè el domingo se termina el estado de alerta!
    Suerte la nuestra que dejaremos de hacer de maestras, y al menos yo, dejaré disfrutar a mis hijos del verano, en la medida de lo posible 😘

  6. Buenos días, si te soy sincera yo espero que la nueva normalidad me deje estar como estoy…..que no me hagan ir a trabajar i me dejen hacerlo en casa, donde puedo controlar lo que tengo alrededor.
    Nos hemos encontrado con amigos, però lo de ir a las terrazas aún me queda lejos….yo ya era antisocial y ahora más.

    Las niñas por desgracia ya se han acostumbrado a tener su madre en casa trabajando y ellas jugando alrededor.

    Hoy he llevado a la peque al cole (4 años) para que hiceieran la despedida, en nuestro cole han abierto esa posibilidad y cada dia un curso va por grupos a cerrar el curso y recoger las cosas, lo agradezco…..la peque era su primer año y la verdad que con lo dificil que ya son los primeros cursos, todo nuevo, profes nuevas, cole nuevo…como mínimo cerrar el curso de una manera menos drastica. Cuando la he llevado al cole le he preguntado si estaba bien, yo tenia un nudo en la garganta, y me ha dicho que estaba triste por que aún estava el virus y que no se queria quitar la mascarilla, supongo que luego se relajara.

    Ahora la grande tiene una hora y media para disfrutar de mi a solas….

    Lo de la nueva normalidad no hay quien lo entienda…..

    1. Me alegro que os hayan dejado hacer la despedida en grupos, la mía ha sido en soledad con la profesora lo acabamos de hacer y aunque la profesora es un amor no me parece justo de cara a los niños, se han olvidado tanto de ellos.
      Gracias por tu comentario

  7. Agotada! Esa es la palabra que ahora mismo me define. No se cuantas secuelas dejará esta pandemia en los niños, espero que muchas menos de las dejara sin muchas madres que están sobre saturadas.

  8. Siempre encuentras las palabras para definir la situación que vivirnos muchas.
    Yo me noto irascible, cansada y eso supone un nivel más bajo de tolerancia con los hijos.
    Necesito ver a los míos ya ( también los tengo en diferente comunidad) y darles un abrazo que me reconforte el alma.
    En agosto una semana de vacaciones a Cantabria la tierra que nos acogió durante 9 años antes de trasladarnos a Teruel.
    Ese es mi proyecto a largo plazo: 4 días con familia en julio y una semana en agosto para despejar la mente.
    De terraceo, etc de momento me olvido.
    Ambos trabajamos en sanidad y seguimos con pies de plomo con todo.

  9. Suscribo todas tus palabras y tus sentimientos. Yo me siento muy deshubicada, cansada y desemparada a nivel conciliación… Me duele ver las terrazas llenas y el parque envuelto en cinta de prohibido entrar y eso que mis hijas no son de parques… De que la gente adulta puede ir por libre en la “nueva normalidad”, que no es que el virus se haya ido… Sigue entre nosotros, que parece que la gente lo haya olvidado. Estoy harta de que me digan no estés triste y tira para adelante cuando yo siento que tengo que estar así. Cuidar de mis hijas y mi familia, incluso de mi misma. Tengo la culpa pegada a mí, aún sabiendo que no tengo la culpa de esta situación. Hoy llega email del trabajo que tenemos que decir turno mañana o tarde para la reincorporación… Y lo único que me viene en mente es… Que hago con mis hijas? Porque por lo visto el teletrabajo se va acabar… Y soy de la opinión que si esta semana, última del curso escolar, no es seguro que mis hijas vayan al cole, el lunes es igual de inseguro ir al casal que se hará en el mismo lugar… No sé, los casales serán la prueba de qué y cómo harán en septiembre… Con mi padre y abuela no se pueden quedar, ambos de alto riesgo por patologías… Total que hoy es un día mierder… Y lo que más ganas me da es una excedencia… Pero claro yo soy temporal y se me acaba el contrato a septiembre… Así que lo veo mal… Muy mal.

  10. No lo has expresado mejor, como siempre porque lo escribes desde tus entrañas y se nota. Mis días se pasan sin querer pensar, sin querer ver y con miedo a planear nada, lo que me lleva a una angustia constante porque mi plan de vida se rompió en marzo y no sé cuándo comenzaré a poder repararlo. Pero lo peor son ellos, mis niños, se están acostumbrando a algo que no quiero, a algo que es artificial y lo que me temo es que ya esa normalidad de antes no sé siquiera si les gustará o ya no sabrán ni dónde estar. Mientras tanto a seguir……..

  11. Yo ahora llevo tres semanas sin poder encargarme de mis hijos, por suerte los abuelos nos han echado un cable. Pero entre el puñetero negocio q cuesta arrancar otra vez, los niños q cuando los veo el finde parece q esten enfadados conmigo y con mi marido q todo lo q digo se lo toma mal……ahhhhhh q ganas de gritar!!!!! Q meses mas dificiles nos tocan passar!!!!! Gracias por visivilizarlo. Moltes gracies!!!!!😘

  12. Nueva normalidad …. eso que es lo que es …. somos Madres automatas … te levantes y te acuestas sin sentido, sin saber que has exo o si has disfrutado del dia …. miro a MIS energumenus i pienso que ellos son mas fuertes que yo … que ellos no me juzgan però yo me he llegado a desahogar a grito pelao contra ellos… que su dieta mediterranea se ha ido a Escandinàvia … que estamos oyendo planazos de Verbena però que sigo sin celebrar sus cumples con Los amigos … que se acaba el cole y Chispum ( como dices tu) y oye sin pena ni gloria … con un Zoom de 50 niños a la Vez a grito pelao todos juntos …. però oye Fase 3! Todos al bar, al cine y a buscar vacasiones de verano a precios … hola? Perdona??? No pienso pagar Semanasanta+verano … que este tonta perdida de estar 4 meses encerrada no quiere decir que lo SEA! Amos! No me j ….. !!!!
    Y poco más …. que en septiembre todas tendremos que ir de retiro en solitud, con muchos kleenexs y mucho Vodka para olvidar …. porque ya lo de la vida marital y las miradas entre maridin lo dejamos para otro post!!!!

  13. Cada semana que pasa pienso que queda una semana menos para “la normalidad” pero que ¿normalidad? Cada semana estoy más agotada que la anterior, cada vez la paciencia es más escasa. Necesitamos todos vacaciones urgentes y no sé si las tendremos. Por esos estamos tan agotados, porque no tenemos un objetivo que nos reconfote. Un abrazo enorme Nerea.

¡No te cortes, déjame un comentario!