¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO PARAR?

Llevo muchos días pensando en algo que me parece maravilloso y que no sé si soy del todo consciente y es de lo bien que me ha venido este trabajo de cambio interior que he hecho durante más de  año y medio .

Después de mi depresión, la vida, mi cuerpo y las circunstancias me hicieron parar en seco. Me costó mucho entender que tenía que PARAR pero nada como la salud para decírtelo. Pero ojo!! Que nos cuesta verlo eh, se te cae el pelo, tienes rosácea, un ataque de ansiedad pero salimos de las consultas aún preguntando ¿Y por qué será? Porque algo no funciona y ya no puedes seguir con ello. Para, abre la mochila y descarga. Te aviso no va ser fácil, ni cosa de un día pero no te vas a quitar mayor peso en tu vida.

A veces es duro descubrir en lo que te has convertido sin tu quererlo o sin pensar que no fuiste coherente. A veces es duro pensar que no estás donde quieres ni con quién quieres, que no has hecho todo aquello que querías o no has logrado lo esperado. Pero para  y piensa si aún sigues siendo tú, si tienes claro que es lo que te hace moverte cada día de una manera consciente, busca tu eje, limpia el motor y si la carrocería no va a juego está en tus manos también cambiarla. Los tripulantes de tu coche son los que elegiste o los que te han tocado, está en tus manos decidir cómo quieres hacer ese viaje y cómo quieres que ellos lo vivan. Recuerda en TUS MANOS y solo en ellas.

Me ha costado mucho entender que todo lo que me suceda me pasa mayormente por mí, que puede seguir buscando culpables pero que la solución a ello está en mí. Esta reflexión lo hago estos días de encierro por el coronavirus porque están siendo días claves para poder valorar ese cambio, ver que el esfuerzo y el parón valieron la pena. Y te lo cuento porque creo que estamos todos con las revoluciones a mil sin aprovechar de alguna manera la parte positiva de algo tan negativo.

PÁRATE, mira a tu alrededor, vive tu familia en puro estado y fíjate lo que funciona o no, escucha, plantea quizás cambiar cosas que sabes que serían un plus, mírate a ti por dentro y por fuera, no tienes prisa esto va para largo y quizás sea tu momento. Estoy segura que te encantaría salir de esa puerta con la mochila vacía cuando todo se acaba y ya sabes solo depende de ti.

NO va ser fácil, ni rápido es más ni siquiera va a comenzar por donde tu esperas y cuando vacíes todo te darás cuenta que no necesitabas soluciones sino saber las causas para poder curarlas, sanarlas o dejarlas. En mi caso no lo he hecho sola, hay profesionales dispuestos a guiarte en ese camino, intenta buscar una mano que reconozcas, que estés cómoda emocionalmente pero que te incomode como necesitas para que reacciones. En mi caso comenzó por la parte laboral de mi emprendimiento y las sesiones de coaching que hice con Beti Costillas, mi negocio no funcionaba como yo quería porque mi cabeza no estaba tampoco como yo quería. Y puede ser interesante llevar a tu hijo a mil sesiones de terapia, cuando quizás el problema lo tienes tú y el simplemente es un reflejo de lo que vive, que bastante tiene.

A ver no va ser fácil, vas a llorar y caer, pero saber que vas a ser tú misma quien ponga las escaleras para salir de ahí y que lo vas a hacer poco a poco y con buen pie. Jolín chica es un subidón del carajo cuando te ves encerrada en casa con tu familia y no gritas como gritabas antes (ojo que lo sigo haciendo 😉, que no padeces antes de tiempo o que tu cuerpo empieza a ser el que quieres que sea porque con esfuerzo y dedicación te has dado cuenta que sentirte bien por fuera hace que lo de dentro también brille más.

Ahora no te voy a engañar, tener una vida consciente es tan jodido que a veces pensarás que feliz era cuando no sabía nada, pero tú sabes que no es así es por consolarte en los momentos duros que los habrá. Abrir una puerta que no se puede cerrar es de valientes, reconocer que las cosas no iban bien también y pedir ayuda, pedir ayuda es de las súper heroínas.

Nos han enseñado que en la vida todo es cuestión de suerte y de destino y no que al destino se lo puedes poner difícil si te lo curras.

Quiero dedicar este post a Beti Costillas por haberme hecho llorar como nadie y plantearme muchas cosas, a Carlos el psicólogo que me rescato y me abrió en canal, a mi médico de cabecera que me ayudó a  usar la química justa. Y  sobre todo a la gente que se quedó a mi lado entendiendo que no estaba bien y que no necesita juicios sino respeto, apoyo y amistad de la buena. En procesos como estos haces una limpia de amigos, que ni el gobierno con el Pin Parental, te aviso desde ahora no será moco de pavo.

MORALEJA: para, para ya, date la oportunidad de conocerte, quizás  no tienes que cambiar nada sino disfrutas más de ti y los tuyos. Y si es al contrario, empieza a hacer una lista, busca a alguien, empieza a descoser cosas, créeme ahora TIENES TIEMPO.

*Las fotos de este post son de mi propiedad y creación de Viole, Paula,Alex, Gala, Joan y Lau.

30 thoughts on “¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO PARAR?

  1. ¡Qué cierto todo! Y qué necesario parar y reencontrarse con una misma… No sé si estos días son los más adecuados (por mis propias circunstancias) pero hace tiempo que siento que necesito hacerlo. Ni te imaginas lo que me ayuda cada vez que te oigo “feliz fin de semana consciente”.

    1. Pues es duro lo que voy a decirte pero creo que ahora si es adecuado porque en circunstancias extremas es cuando más nos conocemos. Encerranor con nuestra familia es lo más consciente que nos puede suceder créeme.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo

      1. Hola Nerea. Muy cierto y muy identificada con muchas cosas de tu post. En mi caso el año “malo” fué el 2014 . Dónde me quité esa mochila la que me estaba hundiendo. Y a día de hoy me siento orgullosísima de todo lo que he conseguido como persona. Y quiero decir y animar a todas las peronas que lo necesiten, QUE COMO TÚ Y YO Y MILES DE PERSONAS HEMOS PODIDO ELL@S TAMBIÉN PUEDEN.💪👏👏ÁNIMO.Muchas gracias por el post me ha encantado. Y las fotos preciosas. MUXU😘

      2. Gracias, posiblemente tengas razón. Ayer y hoy estoy un poco superada por la situación (marido aislado por síntomas, bebe de 13 meses que duerme cada día peor, teletrabajo forzado lleno de desconfianza…) pero como esto va para largo seguro que me da tiempo a reponerme, parar y analizar. GRACIAS! Un abrazo

  2. Cuánta razón tienes Nerea…Yo también he pasado por esa fase de agobio, ansiedad y de que tu cuerpo te dice “te has pasado, o paras o te paro yo” Por lo que ese es el momento en el que sabes que lo mejor que puedes hacer es parar, tomar aire, darte un respiro, porque si no, no vas a poder continuar con tu vida. Es muy duro, como bien cuentas, descargar peso de la mochila que llevas, porque estás casi acostumbrada a cargar ese peso y casi no notas el peso que lleva, pero cuando la descargas y te desahogas, si no se puede toda de golpe poco a poco, es una tarea que lleva su tiempo, te das cuenta de que antes hubieras tenido que hacerlo, pero como dice el refrán más vale tarde que nunca.
    Muchas gracias por escribir este post tan personal y reflexivo porque estoy segura de que va ayudar mucho en estos días de encierro y cuarentena. Un besazo guapetona!!!!

  3. Creo que debo hacerlo y no sé cómo. En estos momentos tengo mucha ansiedad y no me llega el oxígeno.
    No me capaz de hacerlo con la que está cayendo.

    1. Pues como digo en el post a veces hay que empezar por daños colaterales leves para poder llegar a lo profundo. Esta semana poco a poco en instagram intentaré dar mi visión y lo más importante busca ayuda, estas cosas con profesionales especializados siempres es un plus.

  4. Me ha encantado leerte, como siempre. Mi proceso de cambio no es tan profundo como el tuyo, pero ahí voy, poquito a poco… Y también me sorprende gratamente que mi nivel de gritos ha disminuido mucho. Ayuda mucho rebajar expectativas…
    Y por cierto, la última foto muy chula. Las otras también, pero esa supongo que será de ese regalo chulo que te hicieron y estás preciosa.
    Un saludo.

    1. Es último foto es de ese regalo y si todo va bien estos días me atreveré a publicar alguna en instagram. Pero esas fotos son solo una manera más de sumar a un proceso largo que ha sido necesario.
      UN abrazo y gracias por leer y comentar

  5. Maravilloso , como siempre, como te abres en canal y como nos ayudan tus palabras a reflexionar. Yo estoy en plena base, dese hace un año que estoy en paro y medio presionada a unas oposiciones de las que no estoy nada segura, tan pronto un día me atrevo y digo que sí que me alas preparo, como otro que lloro, y no puedo más. Pago con mi marido, con mis hijos y conmigo misma. Y todo por no ser capaz de decir, se acabó, no pasa nada, nadie se va a preocupar por tí, rompe ya con lo que te está quitando el sueño, te está cambiando el carácter, tus alegrías, todo.

    Pero que difícil. Besos

    1. PUes Loli en esta vida es importante hacer lo que uno quiere y sobre todo trabajar en algo que te aporte algo o te motive porque sino a la larga te pasa factura, creéme sé de lo que hablo. Y si te cuesta tanto poder buscar solución pero sabes que te está creando mal estar deber de buscar ayuda, recuerda que es de valientes. Un abrazo

  6. Me ha encantado tu post y me parece de valientes hacerlo. No, no es nada fácil parar. Aún obligándonos a parar de esta manera, la mayoría sigue el mismo ritmo pero online (lo cual no sé si es mejor o peor…). En fin, que te quería felicitar y compartir contigo que yo estoy súper contenta con este paron, ya que mi vida es más o menos así y tenia la necesidad de que el resto del mundo me entendiera en cierta manera viviendo lo mismo. Muxu haundi bat!

  7. Ay Nerea me encantan tus posts y este viene al pelo. Llevo dos días o más,porque en este encierro forzado pierdo la cuenta de días, pensando en esto mismo. En que tengo la necesidad de parar y replantearme muchas cosas. Realmente veo mi prioridad, y el mal teletrabajo no ayuda a parar y plantear cómo está mi mochila. Y sino la necesidad de mirarla detalladamente y reorganizarla.
    Mi salud me hizo parar de golpe en el 2016, me tuve que abrir en canal con fisioterapia/osteopatía y coaching… Y me ayudaron muchísimo. Y que verdad cuando dices se pierden amistades… Muchas… Pero lo mejor es estar bien por dentro y fuera para que tu alrededor tb esté bien.
    Hay tanto que romper para volver a crecer…
    Gracias por tu texto.

    1. Romper con “supuestas” amistades duele mucho pero el tiempo pone a todo en su lugar y sino tiempo al tiempo. Estos días son complicados pero si crees que necesitas reorganizar la mochila dale preferencia porque seguramente te comenzará a pesar hasta para hacer el teletrabajo.

      MIl gracias a ti por comentar

  8. Hola!! Te sigo desde hace tiempo y aunque no comento tus posts, me siento muy identificada contigo. Estoy pasando por lo mismo con ayuda tanto médica como psicólogica voy avanzando, dándome cuenta que el problema soy yo y yo soy la que tengo que afrontar las riendas de mi vida y no estar en segundo plano, poniendo siempre barreras para no seguir por mis miedo. Así que leerte me da fuerzas para seguir luchando. Muchas gracias por tu sinceridad. Un beso

    1. Consuelo si he hecho este post es precisamente por esto, porque sé que no es fácil hacerse cargo de nuestros fallos o errores, o más bien nuestras decisiones.Pero también está en nuestras manos enmendarlas y sacar nuestra mejor versión.
      Esta semana voy a intentar ir poniendo pequeñas pinceladas de mi experiencia en redes y eso puede ser una luz para muchas ya me vale.
      UN beso y mucho ánimo

  9. Aupa Nerea, que grandes verdades dices jodida….mi marido siempre me dice Olatz necesitas ayuda no estás bien… pero como? Dónde? Por dónde empezar? Ahora es el momento. Si creo que sí. Estaré atenta a tus post como todos los días y a ver si conseguimos ( consigo) algo. Milla moxu. Gabon

  10. Hola Nerea!!!
    Un gran post y con muchísima razón en todas tus palabras, muy valiente al contarlo y hacer ver que es algo normal
    Se necesita parar, llevar las riendas de tu vida y lo más importante, ser feliz por como eres y el que no quiera estar a tu lado por los cambios su problema
    Me has hecho reflexionar y estos días sin poder salir espero que den de si, lo necesito sobre todo por mi familia y mi pequeña que no tiene culpa de nada
    Mucho animo
    Gracias
    Besos

    1. Son días difíciles y quizás todo parezca imposible, pero es un momento oportuno para hacer la radiografía de nuestra vida y plantearnos si estamos y somos lo que queremos.
      UN abrazo y gracias a ti por comentar.

  11. Hola Nerea,
    Me encanta cómo lo has descrito, me he sentido muy identificada con el proceso que has descrito. Yo era muy jovencita cuando me pasó y aun no tomaba decisiones de adulto. Ahora, ya de adulta y siendo mamá puedo aplicar lo que aprendí de aquella época, ahora tengo herramientas para decidir el grado que me va a afectar una situación, y creo que gracias a eso el confinamiento no se me está haciendo nada pesado.
    Os animo a todas las que tengáis la chispita del cambio a que lo hagáis. Es duro pero el resultado vale la pena, que vida sólo hay una y hemos venido a disfrutarla.
    Un abrazo

  12. Gracias.
    En mi caso mi problema principal es que no me permito caer porque soy la fuerte, la que sostiene al resto. Esto es así desde hace mucho y creo que es la causa de que viva en piloto automático…vivo de mal humor, apática, sin ilusión…Aprovecharé este encierro para, como tu dices, revisar mi mochila…por el momento solo eso. Puede que solucionar los motivos de mi situación sean incompatibles con la cuarentena.
    Gracias por tu franqueza y por decir lo que muchísimas pensamos y sentimos.

    1. Lydia precisamente la cuarentena es un momento perfecto para quitar el automático no hacerte la fuerte y enfrentarte a la realidad. Saber que panorama tienes y hacer una ruta para ese viaje que quieres hacer conduciendo de manera consciente y no en automático. Hacerse la fuerte no sirve para nada porque por dentro nos vamos debilitando.
      Por lo tanto tienes una oportunidad de oro y aquí estoy para poder apoyarte.

  13. Gracias, no sabes el ejercicio de autoconocerme q estoy haciendo estos días, como madre y mujer y darme cuenta q he cometido muchos errores con mis hijos y querer cambiar, dando pasitos y poco a poco pero creo q este encierro nos va a cambiar como familia. Gracias por tus palabras y tu testimonio

¡No te cortes, déjame un comentario!