Etiquetas, malditas etiquetas

No os preocupéis este post no va sobre ropa, sobre como marcarla o sobre algún invento nuevo del mercado infantil. Este es un post personal cargado de sentimiento, malestar y hormonas. Llevo demasiado tiempo luchando contra mis propias etiquetas como  para ahora sufrirlas en mis hijos. Me supongo que será una visión personal y quizás para algunos poco objetiva, pero vivimos en un país donde la mayoría de la sociedad se rige por etiquetas y quien diga lo contrario es que ya he llegado a su nivel zen y ha conseguido crear su propia comunidad mega respetuosa.

Ir al cine es de guapas

Ir al cine con niños pequeños, léase de tres años o menores es de guapas, de valientes, de atrevidas  y de ricas. No sé en que momento no me miré primero en el espejo y vi claramente que no tenía ninguna de estos adjetivos en mi ser.Yo para eso fui más práctica, que la niña ha aguantado una vez una peli infantil de una manera más que razonable, pues venga de perdidos al río, vamos me ha faltado sacarme un bono de un festival de cine y ya directamente no soy guapa sino top model 😉 Señores hoy esto va de cine, pero les recomiendo que se hagan con unos cascos, Radio Peineta vuelve a las ondas un domingo noche con desahogo y humor de madre. ¡Feliz semana!

VEO, VEO ¿Qué ves?

Una cosita, una cosita que no distingo, que veo borroso….nunca me he planteado estas respuestas con mis hijos y ha sido un gran error. La vista forma parte importante en el aprendizaje de nuestros pequeñajos y a veces no pensamos en ello o al menos  yo. Cuando me escribieron de NANOVISTA para la colaboración pensé, si mis hijos no  llevan gafas y luego recapacité y pensé ¡por ahora morena!

PUERICULTURA MADRID 17, ¡Nos vamos de feria !

 Hoy me siento delante del teclado con la incertidumbre de no saber cómo resumir dos días intensos de Feria. No os emocionéis que en esta feria no hay ni traje de flamenca ni rebujito 😉 Os hablo de la feria más importante del sector de puericultura que se lleva a cabo en España, en concreto en Madrid. El año pasado fui por mi cuenta y os lo confesé todo en este video. Pero esta vez he tenido la suerte de ser una de las blogueras oficiales convocada por la organización y aparte de ser un honor ha sido toda una responsabilidad.

HOY

Estoy que se me escapa el tres y no el tren. Estoy que cumplo años con la certeza de no haberlos vivido o saborearlos desde hace unos cuantos. Estoy que no me creo que el año que viene cumpla 40, si  yo hace poco estaba haciendo la matrícula de la universidad leñe!!!, eligiendo las de libre configuración con incertidumbre y cerrando bares.

DE CAMPING EN SEPTIEMBRE

Confieso que no tengo vena aventurera ni mochilera, pero está claro que al ser madre te das cuenta que toca vivir experiencias que a ellos les pude chiflar  (aunque mis padres nunca aceptaran ir a un parque de atracciones). Así que cuando me salió la oportunidad de visitar el camping Miramar no lo dude dos veces. Eso sí aunque al principio me vine arriba pensando en las caravanas vintage, hice una reflexión sensata con la almohada y con el padres de las fieras y me dijo, anda querida tú sólo de vacaciones te llevarías una carava de equipaje, no te veo yo viviendo unos días en ella 😉

VIAJAR EN COCHE CON NIÑOS, y no morir en el intento

Si hay algo que he hecho durante mi vida en vacaciones son kilómetros y kilómetros de coche. Cuando llegaron los peques me asusté un poco al principio por todo lo que había oído y leído sobre viajar con niños, pero mi hijo mayor fue y es un bendito tesoro para viajar. ¡Ojo! Eso no nos excluye del típico ¿Cuanto falta para llegar? De modo repetitivo y constante aunque con casi 8 años empieza a conocer bien las distancias y horas que nos separan de nuestros destinos habituales. Pero entonces, llegó neskatilla y descuadro la ecuación por completo.