LO QUE EL CONFITADO HIZO EN MI

Ayer me di cuenta que estamos viviendo algo excepcional del cual no he dicho nada por aquí. También es verdad que no tengo muchas ganas de pronunciarme sobre ello porque es complejo, pero no dejar huella de algo histórico en mi blog personal me parecía que no estaba bien.

Iba deciros eso de llevamos taitantos días “confitados” pero dejé de contarlos a los veintitantos. Que te escribo este texto en el peor de los momentos que he tenido hasta ahora, llevo 4 días que no veo la luz aunque me ponga una bombilla delante de la cara. Pero vamos que es lo normal, creo que más de la mitad de la población ha vivido este proceso como si estuviera en un parque de atracciones con pase Premium, subiendo y bajando sin control y dándolo todo o queriendo que sea la última vuelta.

Lo que no había pensado es que al terminar me tocaría rehacer mi curriculum vitae y no sólo porque me tocará buscar trabajo, como la mitad de la sociedad española, sino por mi ampliación de experiencia. Estoy intentado buscar las equivalencias para saber qué nivel de repostera, profesora de infantil, gestora de conflictos, peluquera, cocinera, médico de familia e influencer de mi casa puedo poner. Creo que no había hecho un máster más intenso y variado en mi vida, qué quieras que te diga según como se mire he salido bien airosa, yo creo que de esta me fichan como Project manager en cualquier lugar;-)

En fin humor o realidad a un lado, sigo pensando lo mismo que dije en redes y es que este virus ha sido el mayor examen que nos ha tocado vivir a algunos en materia de ser humanos y ,no sé si es por mi falta de ánimo, pero pondría suspensos a diestro y siniestro. Creo que descubrir cómo somos a algunos no les ha sentado muy bien, pero aún menos asimilar que el cambiarlo esta solo en nuestras manos. Puestos a pedir me gustaría que después de este encierro forzoso en este país se valorará seriamente los beneficios y opciones del teletrabajo( en condiciones normales obvio) . Que la conciliación es algo que no ha existido en estos días y que es necesario para una sociedad con calidad de vida. Qué los peques de este país han sido los grandes olvidados ,a pesar de ser pequeños héroes que nos han dado grandes lecciones de vida a todos los adultos . Que el analfabetismo emocional es más amplio del que creemos y que gestionar emociones es una asignatura que les ha quedado pendiente de aprendizaje a muchos adultos. Que tenemos una sanidad pública con profesionales como la copa de un pino que no se merecen ni un recorte más de los que han ido sufriendo desde hace años. Y que el siguiente que proponga privatizarla que alguien le inyecte un poco de coronavirus en vena. Qué nuestros mayores nos han abandonado sin poder dejarnos todo su legado o su último abrazo. Qué la vida seguirá pero el planeta nos ha dado un buen grito que deberíamos considerar, porque somos capaces de vivir con menos de lo que pensamos. Qué la solidaridad puede ser infinita y juntos se puede llegar lejos si se rema acompasado.

Y ahora solo me toca superar mi mayor miedo. SALIR. Dos días antes de “confitarnos” me pusieron una vacuna de la neumonía y en aquel momento no sabía que a mis casi 42 años no me serviría para ser valiente. Esta que escribe es perfil de riesgo y no ha salido ni a la basura y ahora que llega el momento no sé siente capaz ni de salir con los niños. Sé que el domingo lloraré desde el balcón de emoción por verles libres pero también por mi propia cárcel, esa que me puede. Quién me conoce sabe que con un estornudo de uno de mis hijos yo lo convierto en una bronquitis, que soy la única que con 40 grados en pleno sol pilla infecciones respiratorias. Así que yo tengo miedo y reconocerlo quizás es el primer paso para comenzar a plantearme que en algún momento me tocará salir. Que no tenemos mascarillas aún y que me siento torpe con los guantes y la lejía. Desde mi pequeño castillo he dejado que sea el páter quién se haya encargado de desinfectar y poner medidas. El coronavirus me hizo ver todo lo bueno que había conseguido pero también me dejo claro lo malo, lo que nunca cambiará, lo que no depende de mí y con lo que siempre conviviré. No está mal como examen de vida pero me gustaría saber si vamos a poder recuperar en septiembre, más que nada para saber si me va a tocar estudiar en verano 😉

45 thoughts on “LO QUE EL CONFITADO HIZO EN MI

  1. Toda la razón….. Ánimo Nerea…hay que tirar para delante como se pueda y con los medios que se puedan…que habrá un momento en que nos sintamos libres y ganadores de nuestra super vivencia. Mi hijo también es de riesgo..tienen el decfict de IgA…todos vamos ha superar ésta nueva forma de vida…Musutxus😘😘😘🌈

  2. Este virus nos tendría que cambiar a todos como sociedad, pero lo único que hará es hacer más grande la diferencia social! Porque después políticamente todo quedará igual, no hay ningún partido que preparado para hacer el cambio que necesitamos!
    Vales mucho Nerea, espero que puedas encontrar el trabajo adecuado que te permita conciliar y continuar con tus RRSS, y valoren tu esfuerzo y autenticidad (las que te seguimos lo sabemos).
    Siento que no puedas salir con tus niños, pero aprovecha ese rato que están paseando para hacer aquello que con ellos no puedes. Ni que sea llorar y desahogarte sola. Llegará al día que podremos salir todos, y haremos vida “normal”. Pero solo lo podemos hacer nosotros! Con solidaridad y haciendo tribu! Por que no podemos esperar nada de quien nos gobierna! Bona nit! ❤️😘

  3. No sabes cuánto te entiendo! Nadie estábamos preparados para pasar esto, pero yo hoy pensaba que ya tenemos una nueva rutina dentro de esta locura. Estar en una situación como la tuya de alto riesgo, tiene que ser duro. Por eso cuando llegue el domingo y te asomes a.ese balcón sonríe. Sonríe por ellos. Pero tb permítete llorar. Las madres no somos super heroínas. Somos personas que nos hundimos para volver a renacer. Por qué lo haremos. Renaceremos. Y espero sinceramente que hayamos aprendido algo de todo esto…mucho ánimo!!

  4. Que bonito leerte y que repaso a todas las realidades que se están viviendo, y la de salir es también la que más me aterra por mi hijo con diabetes, por el enano que solo quiere achuchones….yo no veo eso de v”a la normalidad”, la normalidad de vernos, saludarnos, abrazo, besos….eso ya no podrá ser….que no puedas ver, ni coger en brazos a tu sobrino que hoy hace 24 días….tengo miedo a saber estar en esta nueva situación, a lo de después. Pero también pienso que todo se irá encarrilando y nos adaptaremos…eso espero….buenas noches…😚

    1. Yo esta noche pensaba que me toca explicarles que aunque vean a los amigos los tendrán que saludar en la distancia y mil cosas más de ese estilo que no sé si les será fácil de digerir.
      Un abrazo

  5. Creo que estos momentos nos están enseñando cosas. A mí me han enseñado a escuchar más y a mirar a mí alrededor.
    No me he visto series, no me he aburrido, no he cocinado. A mí me ha tocado trabajar, criar, limpiar, amamantar y dormir muy poco para llegar.
    Me he demostrado que puedo, he disfrutado de mis chicos, he intentado cuidarme.
    La verdad es que me da más miedo el mañana que el ahora.

    Ánimo, haces mucho bien a mucha gente. Y no pasa nada si necesitas un parón. Hay que permitirse días grises.

  6. Eres muy valiente por plasmar los temores que estamos viviendo muchos en estos días, en tu caso más justificado por el tema salud. No todo son aplausos y arcoiris. Ánimo!

  7. Te entiendo, yo también soy de riesgo y tampoco me he acercado a la puerta de casa. Y no pienso salir el domingo, pero habrá que empezar a pensar cuándo hacerlo…
    Me ha encantado el texto, te voy a robar eso de “que le inyecten coronavirus en vena”.
    Ánimos!

  8. En estos días vivimos en una montaña rusa más que nunca. Imagino que todos hemos pasado por distintas fases emocionales, y seguro que pronto encuentras el motivo para volver arriba como siempre haces!
    Habrá que enfrentarse a la salida cuando estés preparada y cuando tus niños salgan tomate ese tiempo para ti que tanta falta nos hace.
    Seguiremos aquí para seguir escuchando tus saludos pijameros que tanto nos gustan.
    Besos!!

  9. Una vez más expresas lo que muchas sentimos y no sabemos o nos atrevemos a verbalizar. Mucho ánimo Nerea. Piensa que la última vez que tuviste un bache lograste cambiar muchas cosas y ser más feliz… Aunque es un pensamiento simplista yo me agarro a el. Poco a poco he ido apartando mía pensamientos negativos y he logrado sacar muchas cosas buenas que han pasado estos días, algunos mejoraremos, otros seguiremos igual y otros habremos empeorado. En cuanto al miedo, totalmente lógico y más en casos de grupo de riesgo, como todo, será más difícil las primeras veces y luego ganarán seguridad en cuanto a como hacer las cosas.

  10. Yo la verdad no lo llevo nada bien. Tengo fibromialgia y eso conlleva también épocas de depresión. Justo antes de el confinamiento ya notaba que la cosa no iba bien en mi y esto lo ha acabado de rematar. Tengo ansiedad solo con pensar en salir con los niños el lunes. No he podido ni bajar a la calle a buscar la compra al coche aparcado en la puerta. Te entiendo perfectamente pero lo superaremos y saldremos de esta con más fuerza si cabe. Cuídate mucho.

  11. Me encanta cómo expresas lo que sientes, yo en los momentos chungos me cierro y no hablo como si no existiera su ilusa de mí! Luego cuando ha pasado un tiempo mi tiempo el nudo se suelta a base de lágrimas. Yo tengo miedo a acostumbrarme y si luego prefiero quedarme en casa? Soy muy segurolas.
    Yo creo que el virus no hará milagros pero que nos dará más fuerzas más energías para abrazarnos la precursora ¿Cuánto durará esto?
    Ojalá que lo suficiente, yo a veces sigo sin créemelo y eso que soy fan de las películas de catástrofes… estoy superada.

  12. Me ha encantado. Yo tengo sentimientos también encontrados. Soy sanitaria en una residencia de ancianos y hace 3 semanas fui covid positivo; una semana después mi marido que es médico en el hospital también dio postivo. Nuestro gran miedo nuestros hijos, y por suerte ni un síntoma.
    Ahora ambos tenemos ganas de ser negativos para poder incorporarnos a la batalla, pero pasamos momentos tan duros hasta que fuimos positivos, que nos da miedo volver (en qué condiciones, que material habrá ….)
    Lo que también tenemos claro es que nuestros hijos saldrán y que no va a ser el domingo. Han aguantado como unos campeones todos este tiempo, vale la pena que esperen un poco más.
    Un fuerte abrazo Nerea y mucha fuerza.

  13. Cuanta razón Nerea, y a la vez que triste! Yo solo esperque todo esto nos sirva para entender que no podemos seguir así, que nuestra forma de vida y prioridades tienen que cambiar. Que el teletrabajo y la conciliación son posibles y viables. Y que para ser felices no nos hacen falta tantas cosas materiales, que realmente nos creamos necesidades para llenar otros huecos… Mi gran miedo es que el dia que salgamos a la calle, darme cuenta que esto no ha servido de nada y que todo el mundo continuamos igual…. En fin, muchos besos y ánimos

  14. Ánimo Nerea, todos hemos estado en esa montaña rusa que describes. Unos más conscientes que otros, pero todos subíamos y bajábamos. Yo llevo tres días de bajón…. Ahora Ya sale el sol, Estoy animada porque mis hijos podrán salir pronto y creo que eso rebajará la tensión en el ambiente. Todos hemos actuado Como hemos podido, pero todo ha salido por buena voluntad, y Esto no debería ser así, creo que el gobierno debería haber dado más herramientas… en fin…
    Gracias a tu cuenta, a tu humor, a tu realidad que es la nuestra… hemos estado acompañadas…
    Y Ahora queremos acompañarte en tu miedo… miedo tenemos todos, pero debemos hacerle Frente… animo!

  15. Me ha emocionado leerte hoy, con lágrimas te escribo. Estamos en un momento realmente histórico y revelabdo verdades como puños. Donde desde arriba harán lo que puedan pero que no recorten más ni en sanidad, ni investigación, ni educación. Se ha visto que es posible conciliar teletrabajando, no en estas condiciones está claro, pero se puede. Se ha visto que el sistema educativo… Bueno no es bueno… Que nuestros peques son ejemplares, que la sociedad puede ser mejor, auqnue personalmente pienso que el que es “mala persona” ahora lo será más, y de estos hay… Que el autoconocimoento estos días es muy grande y que realmente vivimos en una montaña rusa de emociones propias y de los que estan conviviendo con nosotros. Aun queda camino, y poder salir el domingo una horita a correr, en nuestro caso el campo a 200metro, será un chute de energía extra que nos vendrá de lujo. Tú cuídate, y en el momento que sientas que puedas salir, sal… El tema mascarillas, mi marido que es manitas con la costura ha hecho unas con camisetas de algodón… Tres capas y con bolsillo para filtro, algo es algo.
    Gracias por tus palabras

  16. Gracias Nerea. Yo también vivo una montaña rusa emocional. Tampoco salgo a la calle y le tengo respeto. Tengo fibromialgia y mi sistema inmune está cómo le da la gana. Confinada con mi hija que cada día sale a trabajar a primera línea y con mi pareja fuera porque habíamos empezado obras en el piso . El solo ya le está costando mucho. Yo pienso que cuando podamos salir,necesitaremos acoplarnos a una nueva vida. Muy diferente y durante un tiempo con limitaciones. Tendremos qué volver a saber vivir en una nueva situación. Necesitaremos mucho los unos de los otros. Veremos también quien ha entendido este cambio. Besitos

  17. Hola Nerea! Cuentas como nadie lo que sentimos muchas. Ojalá yo pudiera expresarme así! Así que solo me queda darte las gracias y mucho ánimo.
    Saldremos de esta porqué somos supervivientes y expertas en re-inventarnos mil veces.
    Un abrazo!

  18. Ay amiga… qué tiempo más extraño nos ha tocado vivir… y qué necesidad de una cerveza con los niños jugando alrededor mientras arreglamos el mundo… creo que cuando nos veamos no te voy a soltar… Ya sabes que para lo que quieras aquí estoy… de parranda no me pillarás 😜😘

  19. Gran reflexion. Es increible como los humanos nos habituamos a las situaciones buenas o malas cosa que hace que cada vez reclamemos menos a nestros politicos porque ellos lo saben y no escuchan los que el pueblo pide.
    Gran energia para mañana, respira hondo ese ratito que esten fuera, llora, grita, relajate y sobretodo mimate.
    Un abraço.

  20. Leo ahora tu post, que llevó unos días un poco desconectada de la rrss, necesitaba esa desconexión. Entiendo perfectamente tus miedos, que también son los que tenemos muchas madres, pero en tu caso al ser perfil de riesgo por el tema salud es mucho mayor como es lógico. Espero que tus hijos hayan podido disfrutar de su salida, y que tu esa hora la hayas aprovechado para tener tu momeno de soledad o de llorar o de lo que te haya pedido el cuerpo y que igual no puedes hacer con tus hijos delante. Mucho ánimo guapetona y de esta situación que estamos viviendo seguro que, a pesar de los momentos de bajón saldremos más reforzados, yo es que soy realista pero también muy positiva. Un besazo muy fuerte!!!! 😘😘😘😘

¡No te cortes, déjame un comentario!