UN TUNEL LLAMADO PUERPERIO

De noche, cuando se supone que debería estar durmiendo me encuentro cual búho nocturno tecleando, pero saben eso de “aprovecha para dormir cuando ella duerme”, es fácil de decir pero cuando después de un mes y medio tu cuerpo está más loco que con jetlag es complicado. Tan complicado como que tú te quedas dormida cuando ellas está despierta y a la inversa… Señores hoy vengo a desmitificar otra gran etapa de la maternidad, en mi línea. Hoy le toca al puerperio, postparto o esos tres meses en los que te planteas tirarte por el balcón y te preguntas porque no te pusiste condón, y no uno sino dos o tres uno encima del otro. Se supone que yo no soy novata en esto, pero cuatro años largos casi para cinco, pesan mucho y fue duro de narices, porque para mí el postparto es esa prueba de fuego que te toca pasar para empezar uno de los caminos más complicados y largos de tu vida, la maternidad (sin olvidarnos que ese camino está también lleno de partes gratificantes, aunque yo ahora mismo no las vea).

Es cierto que todo el mundo te advierte de este periodo y te da consejos acertados, pero nunca puedes llegar a imaginarte lo que puede llegar a superar la realidad a la ficción. Si además es tu segundo, ni te cuento (estos días no hago más que pensar en las que tienen más de dos, chicas sois de otra pasta o al salir del hospital os dieron una droga diferente a la mía).

Tienes que tener en cuenta que durante dos meses mínimo o tres, el dormir va ser algo que no va ser tarea fácil, por no decir casi imposible. Comer ya no caliente o frio, sino simplemente comer a un ritmo razonable y sin atragantarte no será posible a no ser que en ese momento cuentas con otras manos amigas o seas muy habilidosa con los pies. Ir al baño no entra en la lista de imprescindibles y menos en solitario, vamos que si eres pudorosa vete olvidándote y como muestra un botón:

“Peineta estreñida y dolorida se va con su neskatilla dentro del foulard colgada al baño, ya sólo eso tiene guasa. Cuando estas intentado que la cosa evacue mientras tu niña te ronca en el pecho entra por la puerta un niño de cuatro años, ojo sin llamar, se sienta a tu vera en la tapa del bidet y te empieza a contar sus preocupaciones escolares. Es tu hijo mayor y no quieres que la nueva situación le afecte así que atiendes a su palabras mientras tu cara roja como un tomate sigue a lo suyo….entonces suena la puerta se abre y entra tu madre (mi baño no tiene más de cinco metros cuadrados) y te dice, tú tranquila chata tu a lo tuyo pero es que me he dejado aquí el cepillo del pelo. Y entonces sólo entonces cuando crees que la cosa no puede ir a más. Oyes unos nudillos del aitona en la puerta que dice, chata me podrías pasar el secador?? En ese momento no sabes si reír o llorar. Pero no te da tiempo tu móvil suena, es un wassap del gorila desde el salón “veo que tu baño está más concurrido que el camarote de los hermanos Max, que les das”. Por supuesto todos salen hablando dejando la puerta abierta y  tú te quedas sin haber ejercido tu derecho al trono, con la cara y el culo estreñido y con una niña que con tanto jaleo se ha despertado y quiere jarana”.

Todo esto señores con 36 años y con lo que una ha vivido, es demasié, porque la edad importa y mucho!!! El primer postparto lo pasé como si fueran 5 san fermines seguidos y lo superé, pero ahora cinco años más tarde no llego a una noche de fiesta popular con orquesta de pueblo y claro no es lo que toca, lo que toca con dos es peor que una macro fiesta de música dance.

Hay días en los que amaneces y te preguntas como el ser humano tiene ese aguante y resistencia, otros te planteas porque elegiste ese camino, otros te mueres de amor viendo sus gestos, manos y pies, otros quieres que sea como un muñeco y que le puedas quitar las pilas. En definitiva es una montaña rusa de sentimientos, que están creados por una hormona japuta que nada tiene que ver con esa hormona ñoña del embarazo. La hormona del postparto es su prima la diabólica, la que te hace llorar bajo la ducha, la que te hace cambiar pañales con escudo para salvarte del culo enemigo y la que te hace que a veces y solo a veces caigas en un pozo. Si por asomo estas en ese pozo, grita, busca ayuda y trátate, la depresión postparto no es una leyenda, sino una realidad mucho más dura y cotidiana de lo que parece.

Sí es tu segundo plantéate que no es como el primero, es decir no vas a llegar a todo pero en este caso hay alguien más que necesita que llegas a lo suyo y es tu primer hijo, esto hace que muchas veces el cansancio sea el doble, vamos que el puerperio de una primeriza en ese sentido siempre será mejor, así que cuando quieras dormir duerme y cuando quieras comer come. Nosotras las madres de dos, tres o cuatro eso ya no nos lo podemos permitir tanto.

Por último destacar que a la hora de afrontar esta etapa no estarás en todo tu ser, vamos que aparte de tener que recorrer un camino de piedras en lugar de hacerlo con calzado adecuado te encontrarás descalza y con callos. Descalza porque si tienes episiotomía o cesárea tu cuerpo esta dolorido y necesita su tiempo hasta que puedas caminar sin parecer chiquito de la calzada. Los callos, serán desde la complicada y entregada lactancia materna, a los cólicos, el ritmo alterado de tu hijo que el primer mes va distinto al tuyo, la cuarentena, la no relación de pareja, los celos de tu otro hijo y mil achaques más que puedes sufrir.

Me gustaría deciros que os van a entender y apoyar pero no siempre es así, te va a entender toda aquella que ha pasado por lo mismo, pero no las personas que están a tu lado, pero estará bien que hagan un esfuerzo por entenderlo, porque te vas a sentir sola más de una vez. En esos momentos haz un esfuerzo, mira hacia abajo, a tus brazos, quédate quieta y observa, eso que está ahí es tuyo, está dando mucho trabajo,lo sé, pero por alguna razón que desconozco va ser tu motor para que superes esa prueba de fuego que es el postparto. Porque los hijos duelen y cuestan desde bien temprano y me supongo que es la manera de grabarlo a fuego en nuestro maltrecho cuerpo.

Processed with VSCOcam with m5 preset
Momento de amor postparto by Maria José Cayuela

Pero sabéis lo peor  ” consejos vendo y para mí no tengo…”, mi puerperio está siendo intragable, infumable, lo tengo atragantado y no sé cómo voy a digerirlo, por suerte comencé con el mejor de los antiácidos que son esos padres valientes que se encierran en tu casa un mes para salvar el barco que se hunde y ahora sobrevivo a bases de las pastillas que se llaman “amistad”, esa gente que te escucha, consuela y soporta porque también ha pasado por lo mismo. Ahora os digo algo, si tienes opción págate tu confort: limpieza, cocina, masajes para tu espalda e incluso alguna hora de canguro para dormir, porque esa es la clave para que el puerperio no sea un túnel sino una autopista de alta velocidad con vistas al mar.

 

139 thoughts on “UN TUNEL LLAMADO PUERPERIO

  1. Antes de nada quería mandarte ánimos!
    Yo sólo tengo uno de momento. Pero después de un embarazo maravilloso y un parto rápido llego el famoso puerperio. Me hicieron una episiotpmia bestial y pasé un mes y medio HORRIBLES. Vivo a 900km del familiar más cercano y mi marido trabaja de noche. Las tomas nocturnas fueron una odisea. Me dolía sentada, de pie, caminando, al toser, al reir… Menos mal que mi peque salió bastante bueno en general. Pero hoy por hoy pensar en un segundo bebe y atender a dos yo sola me da cosica. Y si no me sale tan bueno?? jejeje

    1. Pues si ya tuviste un buen embarazo y un parto rápido es mucho, porque eso hace que también llegues con otro ánimo al puerperio, en mi caso no ha sido así. Pero si superé uno seguro que superaré dos. No sé si soy la mejor para darte ánimos ahora para un segundo porque creo que la ayuda es clave, pero no los descartes mujer que la diversión está asegurada.
      Gracias

  2. Peineta, yo temo el puerperio como una cosa mal (no quiero un segundo hijo) a y tú ahora lo estas pasando…. y pasará, y jamás olvidarás pero te alegrará ver a tu neskatilla preciosa cada día. Sobretodo cuando duerma y te deje descansar xD Muchos ánimos, eres fuerte y poderosa! Besos

  3. Ay ay ay ay ay….hoy escuché un audio desgarrador de una amiga y me puse a llorar. Me hizo recordar mi primera maternidad, esa angustia, ese cansancio, esa culpabilidad y ese ¡por favooooor que alguien me diga que esto realmente pasa o me vuelvo loca! Y si, me quedé un poco tocada pero mira ¡pasó! Y en eso llega un segundo y no me reconozco. NO me reconozco porque si se me hubiese dado la lactancia hubiese ido como la seda.

    MIENTO.

    COMO BELLACA.

    Kraken es un bebotón de oro pero tú mejor que nadie sabes cómo fue mi postparto, que no me daba tiempo a nada, que me sentía perdida y a dos de pedir la “happy pill” para evadir la realidad.

    ¡Y eso que dormía! ¡Y eso que estaba mi madre! ¡Y eso que tuve un bebé bueno!

    Si, el pueriperio es jodidodecojones…..aaarghhhhhh tanto como los hemorroides. Son sactamentelamismitasensación…..

    pero ¡PASA!

    Aún ¡ni pasas la cuarentena! Así que ponte el cinturón y aunque no disfrutes ¡ABRE LOS OJOS!

    A veces me arrepiento por no disfrutar suficiente a Kraken….
    A veces me arrepiento de no haberlo acunado tantísimo…

    PERO YO QUERÍA QUE LLEGARA EL CUARTO MES…

    y llegó…y la calma en pareja…y el desmadre se volvió melosoquitecagas

    Esa foto que te tomó María José es un gran augurio…La PEINETA CON SU PINTXOS…

    No esperes lo que no tienes. Neskatilla te necesita a ti así que como puedas ¡coge fuerzas! Para atrás ni para tomar vuelo…

    ¡Y SE VALE!

    Te quiero….

    PS ¡Quiero videoblog de la escena del baño! 😛 ¡te forrarías!

    1. Leo tu comentario amiga entre lágrimas, porque al audio ha sido desgarrador porque desgarrador están siendo muchos de los momentos de esta dura semana, creo que no hay puntos de sutura que arreglen este desgarro. Está claro que al final del túnel veré la luz…pero tengo miedo a no llegar en un estado cuerdo.
      Gracias por estar SIEMPRE, hasta cuando haga los videoblogs y me forre 😉

  4. Ay ay ay ay ay….hoy escuché un audio desgarrador de una amiga y me puse a llorar. Me hizo recordar mi primera maternidad, esa angustia, ese cansancio, esa culpabilidad y ese ¡por favooooor que alguien me diga que esto realmente pasa o me vuelvo loca! Y si, me quedé un poco tocada pero mira ¡pasó! Y en eso llega un segundo y no me reconozco. NO me reconozco porque si se me hubiese dado la lactancia hubiese ido como la seda.

    MIENTO.

    COMO BELLACA.

    Kraken es un bebotón de oro pero tú mejor que nadie sabes cómo fue mi postparto, que no me daba tiempo a nada, que me sentía perdida y a dos de pedir la “happy pill” para evadir la realidad.

    ¡Y eso que dormía! ¡Y eso que estaba mi madre! ¡Y eso que tuve un bebé bueno!

    Si, el pueriperio es jodidodecojones…..aaarghhhhhh tanto como los hemorroides. Son sactamentelamismitasensación…..

    pero ¡PASA!

    Aún ¡ni pasas la cuarentena! Así que ponte el cinturón y aunque no disfrutes ¡ABRE LOS OJOS!

    A veces me arrepiento por no disfrutar suficiente a Kraken….
    A veces me arrepiento de no haberlo acunado tantísimo…

    PERO YO QUERÍA QUE LLEGARA EL CUARTO MES…

    y llegó…y la calma en pareja…y el desmadre se volvió melosoquitecagas

    Esa foto que te tomó María José es un gran augurio…La PEINETA CON SU PINTXOS…

    No esperes lo que no tienes. Neskatilla te necesita a ti así que como puedas ¡coge fuerzas! Para atrás ni para tomar vuelo…

    ¡Y SE VALE!

    Te quiero….

    PS ¡Quiero videoblog de la escena del baño! 😛 ¡te forrarías!

    1. Leo tu comentario amiga entre lágrimas, porque al audio ha sido desgarrador porque desgarrador están siendo muchos de los momentos de esta dura semana, creo que no hay puntos de sutura que arreglen este desgarro. Está claro que al final del túnel veré la luz…pero tengo miedo a no llegar en un estado cuerdo.
      Gracias por estar SIEMPRE, hasta cuando haga los videoblogs y me forre 😉

  5. Es una etapa dura, sin duda. Con la llegada de la segunda yo tuve momentos en lo que pensé que me había llegado un ejercito a casa, en lugar de una niña. Como bien dices las hormonas, la falta de sueño, las heridas físicas, la lactancia, los colicos… ¿Alguién da más? No puede haber mezcla más explosiva. Pero te aseguro que todo llega, por experiencia. Para mi los seis meses fueron clave y eso que las mias solo se llevan 19 meses. Seguro que tu calma llega mucho antes.

    ¡Un besote y mucho ánimo!

  6. Es una etapa dura, sin duda. Con la llegada de la segunda yo tuve momentos en lo que pensé que me había llegado un ejercito a casa, en lugar de una niña. Como bien dices las hormonas, la falta de sueño, las heridas físicas, la lactancia, los colicos… ¿Alguién da más? No puede haber mezcla más explosiva. Pero te aseguro que todo llega, por experiencia. Para mi los seis meses fueron clave y eso que las mias solo se llevan 19 meses. Seguro que tu calma llega mucho antes.

    ¡Un besote y mucho ánimo!

  7. Ay amiga peineta, pues lo primero decirte que el pauperio a ti te sienta divino, porque estás reluciente! Y felicidades por esa familia tan hermosa, desde la nueva llegada, a tu mayor, a esa pareja que te apoya y esos padres que siguen ahí a lo que haga falta 🙂 Nosotras estamos en esos momentos de decisión y de encontrar tiempo para el “oye, pues estaría bien ahora otro, por las edades que se llevan y eso” Pero tomo nota de todos tus consejos 🙂

    Un besazo enorme, y espero volver a verte pronto!!! 😀

    1. Bueno creo que me viste reluciente porque me pillaste con mis padres aun ayudando, pero si me vieras desde hace dos semanas….parezco un trapo viejo. Pues no tardes en decidirte que ya has visto luego los san fermines se convierten en fiestas de pueblo con orquestas malas difíciles de digerir.
      Yo también deseando verte guapa.

  8. Ay el segundo puerperio, niña lo has clavado, tal cual! Yo aún no he salido de ese túnel y eso que mi enano tiene 22 meses. Es duro, cualquiera que haya pasado por eso te entenderá. Esperemos que pase pronto y volvamos a ser personas!
    Yo ya no aspiro a dormir 3 horas seguidas, me conformaría con tener algo de tiempo para mi hija mayor, que está pagando muy caro tener un hermano tan demandante.
    Qué bonita la foto que has puesto..

  9. Ay el segundo puerperio, niña lo has clavado, tal cual! Yo aún no he salido de ese túnel y eso que mi enano tiene 22 meses. Es duro, cualquiera que haya pasado por eso te entenderá. Esperemos que pase pronto y volvamos a ser personas!
    Yo ya no aspiro a dormir 3 horas seguidas, me conformaría con tener algo de tiempo para mi hija mayor, que está pagando muy caro tener un hermano tan demandante.
    Qué bonita la foto que has puesto..

    1. 22 meses y sin salir!!!!no me digas eso mujer que entonces si que me da un depresión en toda regla. Yo tengo miedo que el monillo pague mi falta de paciencia con él por una hermana tan demandante.
      La foto es bonita porque esta hecha con un gran objetivo que nos mira con amor del bueno 😉

      1. Jo perdona, no era mi intención. Tranqui que lo de 22 meses no es lo normal, tu tienes a mano familia y amigos y eso ayuda bastante a que pase antes la etapa jodida. Cuando nos vimos tenías muy buen aspecto! Si era maquillaje dime la marca porfa 😉

  10. Es que en muchas ocasiones el puerperio es devastador! Mientras te leía me acordaba de cuando tuve a mi primera hija que también había días en los que ya no podía más…
    Mucho ánimo guapa!!

  11. Es que en muchas ocasiones el puerperio es devastador! Mientras te leía me acordaba de cuando tuve a mi primera hija que también había días en los que ya no podía más…
    Mucho ánimo guapa!!

  12. Yo empecé mi maternidad llorando las dos noches que estuve en el Hospital cuando nació Mollete, y es que ella no paraba de llorar!!!y a partir de ahí estuvimos un par de meses en que más de un día deseé tirarme por el balcón de casa, llena de desesperación, frustración y sueño a partes iguales.
    Me dí de bruces contra la maternidad, como yo siempre digo, ya que yo, ignorante de todo, creía que los bebes comían y dormían y poco más!!p
    Por eso te digo lo de siempre que mucho ánimo y fuerza que ya verás como pasa y vienen tiempos mejores.
    Bss

    1. A mí me paso lo miso con mi primer hijo, desde el hospital salí con algo parecido a una depresión pero por suerte fue un bebe bueno y a los dos meses deje de verlo todo oscuro y vi el arcoíris, con esta no le veo tan claro.
      Muchas gracias por tus ánimos.
      Besazos

  13. Yo empecé mi maternidad llorando las dos noches que estuve en el Hospital cuando nació Mollete, y es que ella no paraba de llorar!!!y a partir de ahí estuvimos un par de meses en que más de un día deseé tirarme por el balcón de casa, llena de desesperación, frustración y sueño a partes iguales.
    Me dí de bruces contra la maternidad, como yo siempre digo, ya que yo, ignorante de todo, creía que los bebes comían y dormían y poco más!!p
    Por eso te digo lo de siempre que mucho ánimo y fuerza que ya verás como pasa y vienen tiempos mejores.
    Bss

    1. A mí me paso lo miso con mi primer hijo, desde el hospital salí con algo parecido a una depresión pero por suerte fue un bebe bueno y a los dos meses deje de verlo todo oscuro y vi el arcoíris, con esta no le veo tan claro.
      Muchas gracias por tus ánimos.
      Besazos

  14. Aunque aún no tenga descendencia, puedo entender como te sientes. Tengo amigas que han tenido puerperios duros, y de haberlas visto a ellas tirarse de los pelos y llorar desconsoladas, he aprendido que la maternidad, por muy gratificante que sea, es dura de narices.

    Mucho ánimo en esta nueva etapa de madre de dos, y espero que Neskatilla y sus cólicos te dejen disfrutar un poquito más de Monillo.

    Un beso

  15. Aunque aún no tenga descendencia, puedo entender como te sientes. Tengo amigas que han tenido puerperios duros, y de haberlas visto a ellas tirarse de los pelos y llorar desconsoladas, he aprendido que la maternidad, por muy gratificante que sea, es dura de narices.

    Mucho ánimo en esta nueva etapa de madre de dos, y espero que Neskatilla y sus cólicos te dejen disfrutar un poquito más de Monillo.

    Un beso

    1. La maternidad es muy dura, pero ya verás que también tiene su parte gratificante y quizás tu no tengas que tirarte de los pelos, simplemente con chillar un ratito te baste.
      Espero poder disfrutar del monillo, de la neskatilla y de mi paz interiorrrrrrr si es que algún sitio sigue 😉
      Besazos

  16. Jajaja, mira q el tema en sí tiene poca gracia!!!! Pero oye, el sentido del humor no lo pierdes!!!! Te mando ánimos!!! Yo pasé peor postparto la primera vez (maldita episiotomia) asi q con el segundo me embargó la emoción y estaba feliz. Yo te confieso q lo del no dormir lo llevo mal pero… a un recién nacido t lo puedes llevar a cualquier lado, no se pone como el niño del exorcista en cto paras la silla o entras en una tienda, como le pasa a mi peque, o te desmonta el escaparate, como hace el mayor,jaja… Eso si, me quedan 3 semanas xa el tercero e igual pido q me dejen ingresada varios dias xq ya se q va a haber avalancha sobre el bebé… menos mal q por las mañanas, las dos fieras están en cole y guardería!!!!! Mucho ánimo, pasa volando!!!!

  17. Te escribo desde el hospital del que tú saliste ayer como quien dice… Nos dan el alta mañana y estoy acojonaíta pensando en los meses que me esperan… en todo eso que describes con tanta gracia aunque no te haga maldita la gracia en estos momentos. ¡Es tal cual! Es duro y nunca estás preparada, aunque no sea el primero. Menos mal que, tarde o temprano, pasa y llegan etapas más dulces.

    Yo aún quiero un tercero… a ver lo que pienso dentro de un par de semanas, cuando lo único que quiera sea meterme debajo de una piedra a hibernar…

    Un beso enorme de puérpera a puérpera, a resistir y a cuidarse ese culo (el mío ya está dando por ídem).

  18. Te escribo desde el hospital del que tú saliste ayer como quien dice… Nos dan el alta mañana y estoy acojonaíta pensando en los meses que me esperan… en todo eso que describes con tanta gracia aunque no te haga maldita la gracia en estos momentos. ¡Es tal cual! Es duro y nunca estás preparada, aunque no sea el primero. Menos mal que, tarde o temprano, pasa y llegan etapas más dulces.

    Yo aún quiero un tercero… a ver lo que pienso dentro de un par de semanas, cuando lo único que quiera sea meterme debajo de una piedra a hibernar…

    Un beso enorme de puérpera a puérpera, a resistir y a cuidarse ese culo (el mío ya está dando por ídem).

    1. Ay que ilusión saber de ti, cuéntame como ha ido?? que tal te han tratado…espero que tan bien como a mí. Mañana empieza tu realidad ya lo sabes y quizás deja lo del tercero para cuando salgas de la piedra de hibernación y veas todo con otros ojos.
      Besazo enorme y cuídate mucho!

  19. Ay cielo, no te imaginas como siento que estés pasando por esto. Te leo y no logro imaginarme la mezcla de sensaciones y angustia que debes tener. Sólo me queda darte muchos ánimos y decirte que alcanzo a comprender lo que te ocurre porque a una buena amiga le pasó lo mismo. Un puerperio muy duro a lo que no contribuyó miles de problemas con la lactancia y una patología (leve, por suerte) en su bebé.
    Cada vez que leo historias como la tuya me entra una pena inmensa porque es muy injusto que esto tenga que ocurrir. Nueve largos meses esperando y cuando el bebé llega, tu mundo interior se vuelve tan patas arriba que cuesta reconocerlo y ordenarlo. Dichosas hormonas que nos la juegan en el peor de los momentos…

    Mis puerperios han sido muy buenos. Con Pulguita vivo en una nube de felicidad desde que salí del hospital y tengo tanta fuerza interior que me siento capaz de todo. Con mi Mayor lo pasé algo peor por sus pequeños problemas de salud iniciales y el caos de una primera maternidad sin tribu y sin ningún tipo de ayuda. Aún así es injusto que me queje.
    Por mi mejor amiga sé que todo pasa. Que la luz se ve al final del túnel y que aún en los peores días siempre hay un motivo por el que volver a dar cuerda al motor.
    Te mando toda mi energía, mi fuerza y mis mejores deseos para superar cuanto antes esta etapa. Eres una gran mamá! Apoyate en tu entorno y pá arriba, guapa!

  20. Ay cielo, no te imaginas como siento que estés pasando por esto. Te leo y no logro imaginarme la mezcla de sensaciones y angustia que debes tener. Sólo me queda darte muchos ánimos y decirte que alcanzo a comprender lo que te ocurre porque a una buena amiga le pasó lo mismo. Un puerperio muy duro a lo que no contribuyó miles de problemas con la lactancia y una patología (leve, por suerte) en su bebé.
    Cada vez que leo historias como la tuya me entra una pena inmensa porque es muy injusto que esto tenga que ocurrir. Nueve largos meses esperando y cuando el bebé llega, tu mundo interior se vuelve tan patas arriba que cuesta reconocerlo y ordenarlo. Dichosas hormonas que nos la juegan en el peor de los momentos…

    Mis puerperios han sido muy buenos. Con Pulguita vivo en una nube de felicidad desde que salí del hospital y tengo tanta fuerza interior que me siento capaz de todo. Con mi Mayor lo pasé algo peor por sus pequeños problemas de salud iniciales y el caos de una primera maternidad sin tribu y sin ningún tipo de ayuda. Aún así es injusto que me queje.
    Por mi mejor amiga sé que todo pasa. Que la luz se ve al final del túnel y que aún en los peores días siempre hay un motivo por el que volver a dar cuerda al motor.
    Te mando toda mi energía, mi fuerza y mis mejores deseos para superar cuanto antes esta etapa. Eres una gran mamá! Apoyate en tu entorno y pá arriba, guapa!

  21. ufff…me estoy cagando en las “braguitas” (vamos a ser finas!). Pedazo comentario el de tu amiga Desmadres…y pedazo foto! Sé fuerte que tú ya sabes que valdrá la pena. Un mega abrazo!

  22. ufff…me estoy cagando en las “braguitas” (vamos a ser finas!). Pedazo comentario el de tu amiga Desmadres…y pedazo foto! Sé fuerte que tú ya sabes que valdrá la pena. Un mega abrazo!

  23. Recuerdo el nacimiento de mi hija mayor como algo… Por lo que no volvería a pasar. Estaba cansada. No dormía. Y eso que ella era buena. Me dormía por las esquinas. Y recuerdo que la primera tarde que estuvimos en casa, que si no llega a ser por una amiga que estuvo ocupándose de l’aînée un par de horas, no hubiera podido dormir… Mi cara era un poema.
    Con la segunda, tres cuartos de lo mismo, pero me pillaba con experiencia. Me organicé, traté que la mayor se sintiera útil, además de ser mi hija, que con dos años seguía necesitando mis mimos. Aunque los dos primeros días, no me habló, no me besó, me ignoró. Ahí fue donde pasó de ser mi hija a ser hija de su padre. Sniffff
    Recuerdo la dichosa cosa esa en el culamen… Tía, quería morir… Pero luego… Un día, todo cambia. La vida es maravillosa. Tienes dos hijos que dependen de ti, que te adoran, y que son tu vida. Algo cambia en algún momento. Porque al fin y al cabo, esa es la vida que hemos elegido.

    Besos especiales!

  24. Animo amiga porque podrás solucionarlo todo..yo solo sé que es la época de mi vida en la que más he llorado, como una cabrona, porque mi bebe estaba enfermo y nadie nos hacia caso a su padre y a mi, nadie. Lo que hemos sufrido los tres durante 4 meses no se lo deseo ni a mi peor enemigo, por eso no dejes que te digan que todo está bien, si algo no crees que está bien, sigue diciéndolo hasta que te hagan caso.

    Los famosos cólicos del lactante no son algo normal, les duele por algo, aunque un porcentaje alto de niños lo sufra y digo sufra porque lo pasan fatal, se les puede ayudar a que se les pase, busca información sobre osteópatas en Barcelona que apliquen el método Rubio, es milagroso te lo aseguro en 2 o 4 sesiones lo solucionan.

    Pero antes mira los síntomas que tiene la peque y compáralo con los que se supone que tiene un niño con cólicos, si no te cuadran, a veces no son cólicos sino que puede ser reflujo o intolerancia a la proteína de la leche de vaca, díselo a tu pediatra…hasta que te haga caso. Te quiero bombón.

    1. Gracias amiga, a ver al osteópata ya he ido aunque no he mirado si es el método rubio o no, pero cierto es que he notado cierta mejoría. Yo creo que sí que son cólicos, ya que cuando grita tanto, después de ciertas posturas o masajes suelta gases como loca…en fin tendré en cuenta todo lo que me has dicho.
      Que ganas de veros y que me alejéis unas horas de esta santa locura.
      Besazos

  25. Hola preciosa cada vez que te leo me veo reflejada en ese mes dos que fue el más duro del post parto para mi y pienso…calla que encima tiene al monillo reclamando su espacio en tu día a día. Sólo te puedo enviar otro poquito de amor para que sepas q no estas sola, y para darte ánimos porque yo sé lo que es tener una niña pintxo 4 meses y verla convertirse en un amor, fácil de llevar e independiente donde las haya. Así que ánimo amiga no pasa nada porque vayas x este túnel montada en un burro y no en tren de alta velocidad, estoy convencida que cuando veas la luz habrá un Porche reluciente esperándote para hacerte una escapada a Madrid, recargar pilas y volver a disfrutar de todo con fuerzas renovadas

    1. Eva tu comentario metafórico me ha hecho llorar, porque estoy segura que el año que viene iré a Madrid y tu objetivo podrá captar otra vez la Nerea de siempre. Si tu niña tiene que ser mi referencia, me das muchos ánimos porque cada vez que la veo en IG no hago más que pensar que tenéis una relación muy especial….
      Besos y abrazos

  26. Hola preciosa cada vez que te leo me veo reflejada en ese mes dos que fue el más duro del post parto para mi y pienso…calla que encima tiene al monillo reclamando su espacio en tu día a día. Sólo te puedo enviar otro poquito de amor para que sepas q no estas sola, y para darte ánimos porque yo sé lo que es tener una niña pintxo 4 meses y verla convertirse en un amor, fácil de llevar e independiente donde las haya. Así que ánimo amiga no pasa nada porque vayas x este túnel montada en un burro y no en tren de alta velocidad, estoy convencida que cuando veas la luz habrá un Porche reluciente esperándote para hacerte una escapada a Madrid, recargar pilas y volver a disfrutar de todo con fuerzas renovadas

    1. Eva tu comentario metafórico me ha hecho llorar, porque estoy segura que el año que viene iré a Madrid y tu objetivo podrá captar otra vez la Nerea de siempre. Si tu niña tiene que ser mi referencia, me das muchos ánimos porque cada vez que la veo en IG no hago más que pensar que tenéis una relación muy especial….
      Besos y abrazos

  27. Es que nadie avisa de lo duro que va a ser. Da igual las circunstancias porque yo por ejemplo mi segundo hijo era un bendito, pero eso no significa que no comiera y necesitara atención y claro todo el día con la teta fuera y una niña de año y medio reclamando atención. Total se pasa mal, muy mal, fatal y aunque les miras y eres feliz por tenerles no puedes con la vida. Pero afortunadamete todo pasa, cree en eso porque es la realidad, llegarán tiempos mejores y disfrutaras como una loca de tu monillo y tu neskatilla.
    Un abrazo enorme y animo.

    1. Sabes yo creo que nuestros cuerpos aguantan porque saben que llegarán tiempos mejores, pero en mi caso me ha pillado en baja forma, en el embarazo ya sufrí lo mío y claro me ha pillado todo esto fuera de juego, pero está claro que algún día llegará el fin.
      Otro abrazo y gracias por comentar

  28. Es que nadie avisa de lo duro que va a ser. Da igual las circunstancias porque yo por ejemplo mi segundo hijo era un bendito, pero eso no significa que no comiera y necesitara atención y claro todo el día con la teta fuera y una niña de año y medio reclamando atención. Total se pasa mal, muy mal, fatal y aunque les miras y eres feliz por tenerles no puedes con la vida. Pero afortunadamete todo pasa, cree en eso porque es la realidad, llegarán tiempos mejores y disfrutaras como una loca de tu monillo y tu neskatilla.
    Un abrazo enorme y animo.

    1. Sabes yo creo que nuestros cuerpos aguantan porque saben que llegarán tiempos mejores, pero en mi caso me ha pillado en baja forma, en el embarazo ya sufrí lo mío y claro me ha pillado todo esto fuera de juego, pero está claro que algún día llegará el fin.
      Otro abrazo y gracias por comentar

  29. Lo bueno de los túneles es que tienen una salida, y eso ya lo sabes tú que pasaste por otro postparto… El puerperio es jodido. Yo lo pasé mal con la puta infección de la episiotomía (no se puede definir de otra manera), y a pesar de que estaba pletórica con mi recién nacido, recuerdo un día de dolor y angustia por el estreñimiento asociado en el que me planteé si algún día volvería a ser feliz. Lo que pasa es que la memoria tiene muchos trucos y apenas recuerdo ese instante, por fortuna. Ánimos, cada día que pasa estás más cerca del otro lado. Y encima estás preciosa, pedazo fotaca.
    Muas!

  30. No te lo vas a creer, pero lo confieso!. Mis pospartos son ESPANTOSOS!!!
    Pero cómo no avisan en los libros/vídeos/cursos de que iba a ser así???
    Después de buenos embarazos, mejores partos va y te viene la saga Hacerpisdepie y en la ducha por que la episiotomía te llega hasta la oreja.
    No hablaste de los coágulos?. Te viene la visita al hospital, te levantas y sueltas un hígado de pollo por la entrepierna. No?. Yoo??? Toda glamour, divina después del parto y soltando higaditos de pollo por la entrepierna a cuanta visita se acercase a verme. Glorioso.
    El pecho, a reventar. De una talla 32 a talla Pamela Anderson en 24 horas, y claro, duele. Se hincha, revienta, se agolpa la leche y a punto de mastitis. Y te tiene que venir una desconocida a masajearte las tetas al aire a ves si se descoagula la leche. Y le dices a tu marido todo el rato que está en modo catatónico mirándote esas lolas masajeadas por una enfermera jovencita y rubia: Deja de babear ya!!.

    Y pasé por ello TRES VECES!!

    Lo mío es vicio!.
    Eso sí, no he vuelto a comer higadito de pollo en mi vida.

    1. Gemma eres la mejor di que sí no se puede describir mejor todo lo que has dicho y lo de higaditos de pollo me ha hecho reír como loca, pero es que no puede ser más gráfico…son los peores meses de nuestras vida y para colmo la gente que nos rodea nos tiene que ver con unas pintas que no es plan…
      UN besazo

  31. No te lo vas a creer, pero lo confieso!. Mis pospartos son ESPANTOSOS!!!
    Pero cómo no avisan en los libros/vídeos/cursos de que iba a ser así???
    Después de buenos embarazos, mejores partos va y te viene la saga Hacerpisdepie y en la ducha por que la episiotomía te llega hasta la oreja.
    No hablaste de los coágulos?. Te viene la visita al hospital, te levantas y sueltas un hígado de pollo por la entrepierna. No?. Yoo??? Toda glamour, divina después del parto y soltando higaditos de pollo por la entrepierna a cuanta visita se acercase a verme. Glorioso.
    El pecho, a reventar. De una talla 32 a talla Pamela Anderson en 24 horas, y claro, duele. Se hincha, revienta, se agolpa la leche y a punto de mastitis. Y te tiene que venir una desconocida a masajearte las tetas al aire a ves si se descoagula la leche. Y le dices a tu marido todo el rato que está en modo catatónico mirándote esas lolas masajeadas por una enfermera jovencita y rubia: Deja de babear ya!!.

    Y pasé por ello TRES VECES!!

    Lo mío es vicio!.
    Eso sí, no he vuelto a comer higadito de pollo en mi vida.

    1. Gemma eres la mejor di que sí no se puede describir mejor todo lo que has dicho y lo de higaditos de pollo me ha hecho reír como loca, pero es que no puede ser más gráfico…son los peores meses de nuestras vida y para colmo la gente que nos rodea nos tiene que ver con unas pintas que no es plan…
      UN besazo

  32. Mucho ánimo! Sé que es duro, yo tengo dos y se llevan 19 meses, así que imagínate los primeros meses, lactancia en tándem, noches, ufff, ahora mismo no lo repetiría, aunque sí es cierto que pasa pronto, que crecen rápido y luego es todo más llevable. Y fíjate que a veces me descubro queriendo tener un tercero, pero lo descarto rápido, debo de estar loca sólo por pensarlo. Un beso y ánimo, que todo pasa! Y sobre todo, haz lo que puedas y lo que no, se hará mañana

  33. Llego tarde, pero por aquí ando 😛

    Gran post morena, y gran reflexión que haces. No te voy a contar mi post parto porque creo que ya te lo conté, y si no ha sido así, es que no ando fina estos días.

    Te voy a decir una cosa que te van a dar ganas de arrancarme la cabeza (y lo sé), pero: todo termina pasando, así sin más. Te levantas un día y dices ¿pero, y los cólicos? ¿y he dormido del tirón? ¿puedo ir al baño sin observadores? y todas esas respuestas son sí,sí y sí.

    Pero ayyy amiga, que lo que depara el futuro es peor, y tú sabes de lo que te hablo…

    Un beso Peineta,

  34. Llego tarde, pero por aquí ando 😛

    Gran post morena, y gran reflexión que haces. No te voy a contar mi post parto porque creo que ya te lo conté, y si no ha sido así, es que no ando fina estos días.

    Te voy a decir una cosa que te van a dar ganas de arrancarme la cabeza (y lo sé), pero: todo termina pasando, así sin más. Te levantas un día y dices ¿pero, y los cólicos? ¿y he dormido del tirón? ¿puedo ir al baño sin observadores? y todas esas respuestas son sí,sí y sí.

    Pero ayyy amiga, que lo que depara el futuro es peor, y tú sabes de lo que te hablo…

    Un beso Peineta,

    1. Me encantan tu comentario, porque es real y sincero pero crudo amiga tan crudo como el salmón japonés que hace siglos que no como y sabes lo llevo mal, no lo del salmón sino saber que la respuesta que da todo el mundo es la de ” después de unos meses se pasa”. Unos meses!!!! yo no puedo seguir con esta falta de cordura más de una semana…..
      En fin besos de trapillo para usted

  35. Ay, querida Peineta, aunque no tengo un segundo hijo, te comprendo y te entiendo perfectamente, porque el puerperio no es fácil, el mío no lo fue y había días en los que el sueño, la desesperación y el estado hormonal hacen mella en una y no sabes si el túnel tiene final o no, si lo estás haciendo bien o no, etc..pero bueno al final todo pasa y aunque sean unas semanas durillas de cojones luego se puede volver a tener más o menos una vida normal…jejeje!!! Creo que ya te lo comenté, pero bueno te lo comento otra vez por si acaso te puede ayudar, a una amiga mía le pasaba lo mismo con lo de los cólicos de su bebé, era un sin vivir para el bebé y para ella, día y noche con lloros y molestias, así que al final le sugirieron que lo llevase a un centro especializado aquí en Valencia, donde les dan a los bebés unos masajes según el método Rubio, y oye en 2 sesiones mano de santo los cólicos se fueron para siempre, y los días y las noches pasaron a ser más relajados y tranquilos, así que no sé, seguro que Barcelona también hay algún centro similar o si no le puedes preguntar al pediatra.
    Y bueno, no me puedo ir sin comentar la escena del baño, no tiene desperdicio…jajajaja, y no pierdes el humor ni en estos momento tan durillos, eso habrías tenido que grabarlo en video porque me imagino la escena y vamos la guinda la pone el aitona con lo del secador…jajajajaja!!!
    La foto con neskatilla es preciosa, se ve muchísimo amor del bueno y te veo muy guapa!!! Pues nada, te envío muchísimo ánimo y fuerza y a seguir hacia delante que tu puedes con todo!! Un beso enorme y un achuchón muy fuerte!!!

    1. Lo del método Rubio, ya eres la segunda que me lo dice, el caso es que ya he hecho dos sesiones con una osteópata pero claro no es de ese método y aunque he notado alguna mejora no tan exagerada….así que quizás lo miré. Pero me da que para cuando lo mire y vaya ya se habrán terminado porque es cuestión de semanas dice la gente….
      Gracias por leerme y darme ánimos, lo del baño es para videoblog como dice mi amiga desmadres 😉

  36. Ay, querida Peineta, aunque no tengo un segundo hijo, te comprendo y te entiendo perfectamente, porque el puerperio no es fácil, el mío no lo fue y había días en los que el sueño, la desesperación y el estado hormonal hacen mella en una y no sabes si el túnel tiene final o no, si lo estás haciendo bien o no, etc..pero bueno al final todo pasa y aunque sean unas semanas durillas de cojones luego se puede volver a tener más o menos una vida normal…jejeje!!! Creo que ya te lo comenté, pero bueno te lo comento otra vez por si acaso te puede ayudar, a una amiga mía le pasaba lo mismo con lo de los cólicos de su bebé, era un sin vivir para el bebé y para ella, día y noche con lloros y molestias, así que al final le sugirieron que lo llevase a un centro especializado aquí en Valencia, donde les dan a los bebés unos masajes según el método Rubio, y oye en 2 sesiones mano de santo los cólicos se fueron para siempre, y los días y las noches pasaron a ser más relajados y tranquilos, así que no sé, seguro que Barcelona también hay algún centro similar o si no le puedes preguntar al pediatra.
    Y bueno, no me puedo ir sin comentar la escena del baño, no tiene desperdicio…jajajaja, y no pierdes el humor ni en estos momento tan durillos, eso habrías tenido que grabarlo en video porque me imagino la escena y vamos la guinda la pone el aitona con lo del secador…jajajajaja!!!
    La foto con neskatilla es preciosa, se ve muchísimo amor del bueno y te veo muy guapa!!! Pues nada, te envío muchísimo ánimo y fuerza y a seguir hacia delante que tu puedes con todo!! Un beso enorme y un achuchón muy fuerte!!!

    1. Lo del método Rubio, ya eres la segunda que me lo dice, el caso es que ya he hecho dos sesiones con una osteópata pero claro no es de ese método y aunque he notado alguna mejora no tan exagerada….así que quizás lo miré. Pero me da que para cuando lo mire y vaya ya se habrán terminado porque es cuestión de semanas dice la gente….
      Gracias por leerme y darme ánimos, lo del baño es para videoblog como dice mi amiga desmadres 😉

  37. Ánimoooo… Yo te entiendo, pasé un puerperio malísimo y eso que solo tengo uno. Así que con dos, tres o cuatro, ni me lo imagino. Entre no dormir, el recuerdo de un mal parto, el sentirse sola, el cóctel hormonal… No sé cómo las mujeres repetimos. Mucho ánimo y aférrate a la suerte que tienes de que los aitonas y el gorila estén ahí sacando la casa adelante. Ya habrá momentos para cagar en soledad y te reirás del follón del baño, jeje. Un beso enorme y ánimo!

  38. ¡¡¡Ufffff…!!!
    ¡Hola, mujer…! Me imaginaba el tono de este post, por los comentario del anterior, peroooo… ¡telita! Canela fina tienes entre manos.

    Yo no sé muy bien qué decirte… porque está claro que el futuro debe ser precioso… que todo merece la pena y demás… Que está claro que, como te dije antes, del túnel se sale, y todo eso… Pero claro, hablamos de futuro, del “dentro de…”, y me imagino que la mayor parte del tiempo, bastante tienes ya con tratar de salir del “ahora”, como para intentar ponerte las “chupigafas de visión futura”.

    Así que… como diría el Pérez-Reverte… chica… échale hígados a la cosa, ajústate la peineta en tó lo alto, y tira p’alante como sea. Pide, llora, suplica, muévete, chantajea, extorsiona, ingéniatelas como veas, trapichea, negocia, échale morramen, saka tu lado aizkolari o ten la BSO de Rocky siempre a mano… pero intenta por todos los medios no verte superada y ahogada por la marea. Hazle un corte de mangas al agobio, y tira de lo que pilles, de tu gente, de tus fondos Reservados de Humor y Paciencia, de tu experiencia previa, y recuerda… que llegamos hasta donde podemos, y por tanto no deberías sentirte demasiado culpable si el universo confabula contra ti durante unos cuantos meses más.

    Piensa que en esta batalla, tienes dos caballos ganadores sobre los que apoyarte: tu GENTE y el apoyo que te profesan (familia, amigos, blogeros, etc…) y el TIEMPO… que como todo sabemos y a veces no lo parezca, corre QUE TE CAGAS DE RÁPIDO.

    No te digo más… Eso sí, consejito chorra gratis por el mismo precio: ante ese caos de “momento Trono” que relatas, tía… tira de PESTILLO para la puerta (la nena y tú, y que se caiga el mundo, pero el resto que aguanten fuera minutos), y de TAPONES para los oídos, para evadirte de los cantos traicioneros de sirena que vendrán del otro lado de la puerta, en pos de perturbar tu momento. ¡El trono, es el trono… y eso en un MUST imprescindible e innegociable!

    ¡Toneladas de besos, y abrazos de oso, encanto!

    1. A tus pies con foulard y niña incluida, me has emocionado con tu comentario porque has dado en el clavo, por mucho que la gente quiera que me ponga esas gafas visionarias ahora es imposible, ahora necesito una gafas súper-sónicas para superar el momento crucial este, pero parece que va estar crudo el tema.
      Lo del pestillo no te lo creerás pero es una de esas casas con puertas antiguas y el pestillo está en el pomo y es fácil de saltarlo, por no decir que el monillo a persistente no le gane nadie, pero tomo nota.
      Millones de gracias por tu comentario y ya te diré si saco el aizkolari con la peina bien puesta, o me he puesto la capucha y me he perdido en este gris bosque.

  39. ¡¡¡Ufffff…!!!
    ¡Hola, mujer…! Me imaginaba el tono de este post, por los comentario del anterior, peroooo… ¡telita! Canela fina tienes entre manos.

    Yo no sé muy bien qué decirte… porque está claro que el futuro debe ser precioso… que todo merece la pena y demás… Que está claro que, como te dije antes, del túnel se sale, y todo eso… Pero claro, hablamos de futuro, del “dentro de…”, y me imagino que la mayor parte del tiempo, bastante tienes ya con tratar de salir del “ahora”, como para intentar ponerte las “chupigafas de visión futura”.

    Así que… como diría el Pérez-Reverte… chica… échale hígados a la cosa, ajústate la peineta en tó lo alto, y tira p’alante como sea. Pide, llora, suplica, muévete, chantajea, extorsiona, ingéniatelas como veas, trapichea, negocia, échale morramen, saka tu lado aizkolari o ten la BSO de Rocky siempre a mano… pero intenta por todos los medios no verte superada y ahogada por la marea. Hazle un corte de mangas al agobio, y tira de lo que pilles, de tu gente, de tus fondos Reservados de Humor y Paciencia, de tu experiencia previa, y recuerda… que llegamos hasta donde podemos, y por tanto no deberías sentirte demasiado culpable si el universo confabula contra ti durante unos cuantos meses más.

    Piensa que en esta batalla, tienes dos caballos ganadores sobre los que apoyarte: tu GENTE y el apoyo que te profesan (familia, amigos, blogeros, etc…) y el TIEMPO… que como todo sabemos y a veces no lo parezca, corre QUE TE CAGAS DE RÁPIDO.

    No te digo más… Eso sí, consejito chorra gratis por el mismo precio: ante ese caos de “momento Trono” que relatas, tía… tira de PESTILLO para la puerta (la nena y tú, y que se caiga el mundo, pero el resto que aguanten fuera minutos), y de TAPONES para los oídos, para evadirte de los cantos traicioneros de sirena que vendrán del otro lado de la puerta, en pos de perturbar tu momento. ¡El trono, es el trono… y eso en un MUST imprescindible e innegociable!

    ¡Toneladas de besos, y abrazos de oso, encanto!

    1. A tus pies con foulard y niña incluida, me has emocionado con tu comentario porque has dado en el clavo, por mucho que la gente quiera que me ponga esas gafas visionarias ahora es imposible, ahora necesito una gafas súper-sónicas para superar el momento crucial este, pero parece que va estar crudo el tema.
      Lo del pestillo no te lo creerás pero es una de esas casas con puertas antiguas y el pestillo está en el pomo y es fácil de saltarlo, por no decir que el monillo a persistente no le gane nadie, pero tomo nota.
      Millones de gracias por tu comentario y ya te diré si saco el aizkolari con la peina bien puesta, o me he puesto la capucha y me he perdido en este gris bosque.

  40. Uff! Pobrecita!! Aun recuerdo como acunaba a mi hijo con la espalda apoyada en la pared y medio dormida… No sabía ,como bien dices tu, que elbser humano sacaba fuerza de donde no sabe que las tiene. Es agotador y si, tienes razón, por mas consejos que te den y quieran dar, lo que te salga es lpbqie has de hacer y punto. Con mi familia repartida entre Canarias y Zambia, y la del papi liada con sus propios niños… Soy una superviviente del puerperio!

    Ánimo! Y sigue escribiendo así, que me hubiera gustado leer un post como este hace un par de meses, seguro quebayidas a muchas 😀

    PD: con las gotitas de Reuteri el estómago dejo de hacer sufrir a Bruno, por si ves que quieras probar si le dan muchos cólicos 😀

    1. Nosotros en lugar de gotas le damos unas bolitas de homeopatía que da mucha gente, pero ya te digo no termino de tener claro que funciona y que no. Me alegro que te haya gustado el post y precisamente por eso lo he escrito.
      Lo de tener la familia lejos es un despropósito y lo sé por experiencia propia.
      Gracias y un saludo

  41. Podría decirte eso de ánimo y paciencia y esas cosas pero es que la teoría ya la sabes y la práctica también aunque como el cerebro es muy sabio se te había medio olvidado.. lo que nos pasa a todas.
    Los tres primeros meses son una pu** locura, las hormonas se están recomponiendo, te duele hasta el cielo de la boca en muchas ocasiones y encima si es el segundo como es el caso te tienes que dividir y multiplicar según lleguen las necesidades de la una o del otro. Y olvídate de las tuyas, al menos eso… estos tres meses del horror.
    Pero después del tercer mes viene el cuarto… y eso también lo sabes y poco a poco la que vuelve a tener las riendas de la situación (dentro de unos límites…) vuelves a ser tú.
    Lo dicho muchos besos, morena!!

    1. Gracias Pilar, en mi caso no había olvidado como era el postparto pero no con un bebe de cólicos y de alta demanda, esto de llevar un foulard pegado a mí las 24 horas del día no entraba dentro de mis planes ni por asomo.
      Soñando estoy con el cuarto mes….
      Besazos rubia

  42. Podría decirte eso de ánimo y paciencia y esas cosas pero es que la teoría ya la sabes y la práctica también aunque como el cerebro es muy sabio se te había medio olvidado.. lo que nos pasa a todas.
    Los tres primeros meses son una pu** locura, las hormonas se están recomponiendo, te duele hasta el cielo de la boca en muchas ocasiones y encima si es el segundo como es el caso te tienes que dividir y multiplicar según lleguen las necesidades de la una o del otro. Y olvídate de las tuyas, al menos eso… estos tres meses del horror.
    Pero después del tercer mes viene el cuarto… y eso también lo sabes y poco a poco la que vuelve a tener las riendas de la situación (dentro de unos límites…) vuelves a ser tú.
    Lo dicho muchos besos, morena!!

    1. Gracias Pilar, en mi caso no había olvidado como era el postparto pero no con un bebe de cólicos y de alta demanda, esto de llevar un foulard pegado a mí las 24 horas del día no entraba dentro de mis planes ni por asomo.
      Soñando estoy con el cuarto mes….
      Besazos rubia

  43. Yo creo q no hay llanto mas amargo que el que derramamos durante el puerperio; como algo tan bonito y pequeñin puede hacer tambalear de tal forma nuestra realidad?
    Yo con la prince lo pase fatal pero era la primera y nadie mas requería de mi atención, así q cuando se podían hacer las cosas se hacían y punto.
    Y si pensaba que esta fase fue dura, a los 3 años
    y medio llegaron las minis y vi que todo siempre puede ser algo peor…
    A punto d cumplir el añito y ya como trimadre asentada en el mundo puedo decir que veo algo de luz al final del túnel.
    Aguanta peineta, en que pasen unos meses mas todo ira cambiando y podrás dominar la situación, la niña se centrara en este mundo y tu te podrás dedicar en condiciones al monillo…
    Ahora lo ves muy negro, pero saldrás… Ayuda 2.0 no te faltara… Ya sabes donde estamos

    1. Me ha gustado lo del llanto más amargo porque así es, desde ayer lloró y me da la sensación que por la cara me corren lágrimas de ácido sulfúrico….tal cual.
      Las trimades sois seres especiales, ahí lo dejo….
      Besos y gracias por el apoyo

  44. qué grande peineta!!!! me has hecho reir y recordar el mio propio…aunque el segundo me fue mas fácil pero fueron más seguidos…tu escena del baño es casi igual a la que posteaba yo hace unos dias…explicando mis intentos de “ducha decente” Animo que cada dia falta menos para superar esa etapa. 🙂

  45. Anoche te leí antes de ir a dormir, y no te escribí porque estaba con el móvil y es difícil escribir así. Pero una vez más me removiste tantas cosas… Ante todo mucho, mucho ánimo, porque aunque es verdad y tú ya sabes que se pasará, y también la neskatilla algún día se independizará (y antes de eso mirarás el reloj porque todavía no ha llegado a casa), el postparto es muy muy fastidiado. A mí me pilló bastante sola, porque mis padres viven al lado, pero hay que coger metro y los primeros días hicieron un par de visitas (más que nada yo creo que porque mi hijo nació cinco días antes de navidad), pero luego era yo la que se tenía que mover. Durante el día, una vez pasados los quince días de la baja por paternidad, estaba sola, y una vez llegaba el aita había veces que me sentía tan incomprendida… Hace no mucho he leído Lo que hacen las madres, un maravilloso libro de Naomi Stadlen, y me ha ayudado tanto para saber que esos sentimientos sobre el padre de la criatura eran normales cuando te conviertes en madre… Sé que con el mayor lo último que te apetecerá ahora es sentarte a leer un libro, cuando hay tantas prioridades, pero creo que para el postparto especialmente de primerizas es tan necesario…

    Aquí y por primera vez os contaré que todavía en el hospital, la última noche que pasamos allí, mi marido se marchó de la habitación cuando me vio que me echaba a llorar, y yo no sabía explicarle qué me pasaba… Todavía hoy se me salen las lágrimas al recordarlo, y eso que sé que es simplemente porque no soporta verme llorar, pero es que se llora tanto esas primeras semanas… Al final ya simplemente me decía ¿ya estás llorando otra vez? Si es que vino la pediatra a darnos las últimas instrucciones para llevarnos al peque a casa y yo me eché a llorar, tenía las hormonas de alteradas ya entonces…

    Y me pilló invierno, como te está pasando a ti, porque aunque a veces no apetezca nada salir hay que reconocer que viene bien pasear y ver gente, pero al nacer en diciembre mis únicas salidas eran justo a por el pan y dos recados más (por sobrevivir con algo de comer, porque nadie me trajo tapers a casa…) y luego ya pasado mes y pico a la gimnasia postparto, con la matrona que me había hecho el seguimiento del embarazo, y enseguida también a clases con ella para aprender masajes al bebé. Y más que nada era un ratito de desahogo, de saber que no estamos solas, que siempre hay alguna peor, y que cada una hace lo que puede y sabe, y por eso siempre viene bien hablar por si se puede aprender algún truquillo…. o simplemente para tener la cabeza ocupada en otra cosa. Un mes tenía mi hijo cuando instalé Internet en casa, y todavía sólo en el portátil…

    Una vez más te doy las gracias por compartir todo esto, por contarlo, y de corazón te digo que mucho ánimo, descansa lo que puedas, cierra los ojos (o ábrelos para mirar a esa txikitina que es tuya…), y piensa que también esto pasará. Un besazo guapa!

    1. No puedo más que decirte que mil gracias por tus palabras y tus confesiones y si el primer puerperio lloras mucho y nadie lo sabe y en el segundo lloramos porque sabemos lo que hay y aun es más difícil de combatirlo. Tomo nota de todo lo que dices y si por casualidad te vuelves a quedar embarazada avísame que ya te envío yo dos o tres tuppers.

      Besazo

  46. Anoche te leí antes de ir a dormir, y no te escribí porque estaba con el móvil y es difícil escribir así. Pero una vez más me removiste tantas cosas… Ante todo mucho, mucho ánimo, porque aunque es verdad y tú ya sabes que se pasará, y también la neskatilla algún día se independizará (y antes de eso mirarás el reloj porque todavía no ha llegado a casa), el postparto es muy muy fastidiado. A mí me pilló bastante sola, porque mis padres viven al lado, pero hay que coger metro y los primeros días hicieron un par de visitas (más que nada yo creo que porque mi hijo nació cinco días antes de navidad), pero luego era yo la que se tenía que mover. Durante el día, una vez pasados los quince días de la baja por paternidad, estaba sola, y una vez llegaba el aita había veces que me sentía tan incomprendida… Hace no mucho he leído Lo que hacen las madres, un maravilloso libro de Naomi Stadlen, y me ha ayudado tanto para saber que esos sentimientos sobre el padre de la criatura eran normales cuando te conviertes en madre… Sé que con el mayor lo último que te apetecerá ahora es sentarte a leer un libro, cuando hay tantas prioridades, pero creo que para el postparto especialmente de primerizas es tan necesario…

    Aquí y por primera vez os contaré que todavía en el hospital, la última noche que pasamos allí, mi marido se marchó de la habitación cuando me vio que me echaba a llorar, y yo no sabía explicarle qué me pasaba… Todavía hoy se me salen las lágrimas al recordarlo, y eso que sé que es simplemente porque no soporta verme llorar, pero es que se llora tanto esas primeras semanas… Al final ya simplemente me decía ¿ya estás llorando otra vez? Si es que vino la pediatra a darnos las últimas instrucciones para llevarnos al peque a casa y yo me eché a llorar, tenía las hormonas de alteradas ya entonces…

    Y me pilló invierno, como te está pasando a ti, porque aunque a veces no apetezca nada salir hay que reconocer que viene bien pasear y ver gente, pero al nacer en diciembre mis únicas salidas eran justo a por el pan y dos recados más (por sobrevivir con algo de comer, porque nadie me trajo tapers a casa…) y luego ya pasado mes y pico a la gimnasia postparto, con la matrona que me había hecho el seguimiento del embarazo, y enseguida también a clases con ella para aprender masajes al bebé. Y más que nada era un ratito de desahogo, de saber que no estamos solas, que siempre hay alguna peor, y que cada una hace lo que puede y sabe, y por eso siempre viene bien hablar por si se puede aprender algún truquillo…. o simplemente para tener la cabeza ocupada en otra cosa. Un mes tenía mi hijo cuando instalé Internet en casa, y todavía sólo en el portátil…

    Una vez más te doy las gracias por compartir todo esto, por contarlo, y de corazón te digo que mucho ánimo, descansa lo que puedas, cierra los ojos (o ábrelos para mirar a esa txikitina que es tuya…), y piensa que también esto pasará. Un besazo guapa!

    1. No puedo más que decirte que mil gracias por tus palabras y tus confesiones y si el primer puerperio lloras mucho y nadie lo sabe y en el segundo lloramos porque sabemos lo que hay y aun es más difícil de combatirlo. Tomo nota de todo lo que dices y si por casualidad te vuelves a quedar embarazada avísame que ya te envío yo dos o tres tuppers.

      Besazo

  47. Cuánta razón petita!!!. yo nueve meses después, ya como si fuera otro embarazo, sigo inmersa en un postparto, ya sin dolores interno, pero con ojeras, la espalda hecha un desastre, mis cervicales con nudos, mis noches en vela, mis días a la velocidad del rato, y a ratos sin más ayuda que la del espíritu mágico, que me mantiene en pie.
    Ánimo hermosa, que nuestras muñecas, tienen que compensar tanto sufrimiento, si a mis 38 me recupero, ya iré a celebrarlo durmiendo dos días seguido, 😉
    PD: Tiene un montón de pelo, y tú estás muy bien a pesar de las circunstancias.
    Besos

  48. Qué importante es este post!!! ya está bien de que se nos venda el postparto como maternidad idílica, porque no es así. Se puede sufrir más o menos, se pueden valorar los aspectos positivos y negativos con menor o mayor peso, pero el puerperio es duro. Física, psicológica y socialmente.
    Y los consejos… en fin, parece que dan bonus por darlos. Me alegro de que esas pastillitas de “amistad” te estén haciendo esta etapa mucho más llevadera 🙂

  49. Qué importante es este post!!! ya está bien de que se nos venda el postparto como maternidad idílica, porque no es así. Se puede sufrir más o menos, se pueden valorar los aspectos positivos y negativos con menor o mayor peso, pero el puerperio es duro. Física, psicológica y socialmente.
    Y los consejos… en fin, parece que dan bonus por darlos. Me alegro de que esas pastillitas de “amistad” te estén haciendo esta etapa mucho más llevadera 🙂

  50. Ahí lo has puesto tu puerperio es un túnel, un túnel oscuro… Pero dicen que siempre hay luz al final de un túnel y tu pronto la encontrarás! Definitivamente como no soy madre no puedo decirte, o darte una palabra de aliento a través de mis vivencias pero si unas palabras de ánimo! Ánimo Peineta está es sólo una chingada etapa ( así decimos en Mexi) y pasará, lo importante es llegar a la meta, el cómo eso no importa! Ahora solo trata de sobrevivir teniendo ayuda de quien puedas! Lo de vivir y disfrutar vendrá en unos momentos! Disfruta su pequeña sonrisa o esos momentos donde a ella no le duela porque son momentos de donde tomar la fuerza necesaria para sobrevivir!! Un abrazo

    Oye y a mi para los cólicos me funciona el ibuprofeno, jajajaj
    Un beso

  51. Ahí lo has puesto tu puerperio es un túnel, un túnel oscuro… Pero dicen que siempre hay luz al final de un túnel y tu pronto la encontrarás! Definitivamente como no soy madre no puedo decirte, o darte una palabra de aliento a través de mis vivencias pero si unas palabras de ánimo! Ánimo Peineta está es sólo una chingada etapa ( así decimos en Mexi) y pasará, lo importante es llegar a la meta, el cómo eso no importa! Ahora solo trata de sobrevivir teniendo ayuda de quien puedas! Lo de vivir y disfrutar vendrá en unos momentos! Disfruta su pequeña sonrisa o esos momentos donde a ella no le duela porque son momentos de donde tomar la fuerza necesaria para sobrevivir!! Un abrazo

    Oye y a mi para los cólicos me funciona el ibuprofeno, jajajaj
    Un beso

  52. Ains Peineta…cuando has contado todo me he quedado boquiabierta, son momentos que cada una pasa de una manera diferente, que su cuerpo y mente lo toman distinto…a mí, cada una de las cesáreas me hizo mella en los puerperios,sobretodo en el primero…pero es verdad que tu intimidad se desvanece y que te duele cuerpo y alma…y no es fácil…y somos kamikaces al volver a repetir preñez cuando sabemos que si con uno no fué un campo de rosas, con dos no va a ser un campo de tulipanes …pero eso es tenerlos bien puestos, porque no nos achantamos aunque tengamos bajonas,porque en el fondo sabemos que ésto es temporal y más adelante lo veremos con otros ojos…así que,ahora miras con unas gafas,de cristales oscuros, que de pado, tapan las ojeras y nuestra mirada triste, pero llegará el día en que lo verás con gafas de cristales transparentes o te pondrás lentillas y te sentirás mejor…mucho ánimo, siento la chapa …besos a esa mujer que aunque no lo crea y se vea sin fuerzas, lo está dando todo por ellos, y que necesita un pequeño Kit Kat para darse cuenta de que es una bella persona

  53. Y digo y ¿por qué te habré leído? Con Peque, antes de que naciese, ya le tenía más miedo a lo que viniese después que al parto, así y todo, cuando llegó el momento, cualquier parecido con la realidad fue coincidencia ¡¡era mucho peor de lo que había imaginado!!
    Ahora que ya más o menos sé lo que me espera me preocupa mucho más que la primera vez, y aquí estás tú para confirmar mis peores temores.
    En fin, me refugiaré en mis brazos y en vosotras, espero que me ayudéis, como espero que este puerperio tuyo llegue muy pronto a su fin y que vuelvas a ser la Peineta de siempre.
    Besazos guapa.

  54. Y digo y ¿por qué te habré leído? Con Peque, antes de que naciese, ya le tenía más miedo a lo que viniese después que al parto, así y todo, cuando llegó el momento, cualquier parecido con la realidad fue coincidencia ¡¡era mucho peor de lo que había imaginado!!
    Ahora que ya más o menos sé lo que me espera me preocupa mucho más que la primera vez, y aquí estás tú para confirmar mis peores temores.
    En fin, me refugiaré en mis brazos y en vosotras, espero que me ayudéis, como espero que este puerperio tuyo llegue muy pronto a su fin y que vuelvas a ser la Peineta de siempre.
    Besazos guapa.

    1. Tu piensa que mi puerperio ha tenido extras de virus que el tuyo no tendrá, pero no me parece justo decirte que va a ser un campo de rosas, pero quizás sea de simple trigo que consigas segas más rápido que yo.
      Besos y por supuesto que aquí estaremos

  55. Madermain, maja, menudos momentos…

    Espero que pase pronto, que el monillo deje los celillos y tu puedas descansar algo… y que la pequeña deje de salir por soleares a deshora.

    En fin, guardaré tus consejos para cuando llegue el día (del primero o del segundo o de ninguno porque a este ritmo no me va a dar la vida para mantenerme ni a mi misma, jajaja

    Un besazo!

  56. Madermain, maja, menudos momentos…

    Espero que pase pronto, que el monillo deje los celillos y tu puedas descansar algo… y que la pequeña deje de salir por soleares a deshora.

    En fin, guardaré tus consejos para cuando llegue el día (del primero o del segundo o de ninguno porque a este ritmo no me va a dar la vida para mantenerme ni a mi misma, jajaja

    Un besazo!

  57. Leí el post apenas lo publicaste (jugaba con ventaja por el horario) pero mi internet a trozos y mis ocupaciones de obama no me dejaron responder como debía… y luego nos cruzamos ¡ay!

    Me habría gustado acompañarte este tiempo, pero traigo una lección aprendida: aunque la niña siga siendo una tocapelotas con casicuarentaaños llegará el momento en que su sola presencia te devuelva la vida, porque eso es lo que he visto en Lima y lo que ya te explicaré con más calma frente a un desayuno de los buenos. Disfruta de los aitas y diles que a la próxima me voy contigo a verlos, que yo también paso lo mío con cierta purplesis que se ha comido mi trozo de pastel!!! x)

    :***!!!

  58. Leí el post apenas lo publicaste (jugaba con ventaja por el horario) pero mi internet a trozos y mis ocupaciones de obama no me dejaron responder como debía… y luego nos cruzamos ¡ay!

    Me habría gustado acompañarte este tiempo, pero traigo una lección aprendida: aunque la niña siga siendo una tocapelotas con casicuarentaaños llegará el momento en que su sola presencia te devuelva la vida, porque eso es lo que he visto en Lima y lo que ya te explicaré con más calma frente a un desayuno de los buenos. Disfruta de los aitas y diles que a la próxima me voy contigo a verlos, que yo también paso lo mío con cierta purplesis que se ha comido mi trozo de pastel!!! x)

    :***!!!

  59. Huuuyy estoy en el sexto mes de mi segundo bb y “tengo miedo” este embarazo ha sido mas dificil que el primero y puede que el posparto que ni lo senti en el primero haga estragos con este pequeño, pero mil gracias por compartir tu experiencia y saber que no es anormal querer mudarte sola a las bermudas por 10 min.

  60. Huuuyy estoy en el sexto mes de mi segundo bb y “tengo miedo” este embarazo ha sido mas dificil que el primero y puede que el posparto que ni lo senti en el primero haga estragos con este pequeño, pero mil gracias por compartir tu experiencia y saber que no es anormal querer mudarte sola a las bermudas por 10 min.

  61. Sorpresas te da la vida… y el postparto es de las más grandes.
    Es un mierdón absoluto, una mala época increíble en la que te encuentras peor que nunca y, cuando al fin llega la noche y piensas, los primeros días y por inercia, que podrás descansar, nooo, no puedes, porque es un trabajo 24 horas.
    Para mí fue terrible. Pensaba que no iba a poder volver a andar, a moverme con normalidad; miraba a la gente por la calle y me parecía una atleta hasta la viejuca cruzando el paso de peatones con su andador.
    Pero es cierto que se pasa. Se va aguantando una día tras día, deseando que llegue determinada fecha marcada en el calendario, que luego tampoco es la panacea.
    Que suerte poder contar con tus padres. Eso marca la diferencia. Mi madre fue mis manos y mis pies un mes.
    Como han pasado más de treinta días desde la publicación de este post, espero que ya vayas viendo la luz y todo vaya poniéndose en su sitio.
    Gracias por tratar el, para mí, tema tabú por excelencia en la vida de la mujer. Me ha encantado. Un beso

    1. Bueno a mi me paso como a ti pude contar con mis padres un mes y menos mal….como tu dices nos ponemos una fecha en el calendario pero por pura sobrevivencia, eso sí puedo decir que ahora hay días malos pero también buenos, en fin como tu dices es un tema tabú y no debería de serlo ya que para mí es el primer reto gordo a superar en una larga maternidad.

      UN besazo y gracias por comentar

  62. Me encanta como cuentas las cosas porque, a pesar de ser todo tan horrible y poder empatizar contigo, me haces reír mucho. Y, además, dejas entrever lo positivo, casi sin querer… por lo que no dejas mal sabor de boca.
    Ánimo, mujer, que esto pasa ya mismo!!
    Besos!!

  63. Hola!!!

    Yo todavía no soy mamá aunque ya me falta poquito. Me ha encantado y aterrado a partes iguales tu relato jajaja. Me ha encantado porque,además de haber relatado tu mal momento con mucha gracia, al menos a mi, como novata e ignorante total en el asunto me haces abrir bien los ojos y tener una perspectiva realista de lo que me espera. No me voy a acojonar ni mucho menos pero está bien no dejarse llevar por películas mentales de un posparto maravilloso e idealizado pues la bofetada de la realidad luego igual me deja K.o. Mucho ánimo en esta etapa !! Un beso

  64. Hola!!!

    Yo todavía no soy mamá aunque ya me falta poquito. Me ha encantado y aterrado a partes iguales tu relato jajaja. Me ha encantado porque,además de haber relatado tu mal momento con mucha gracia, al menos a mi, como novata e ignorante total en el asunto me haces abrir bien los ojos y tener una perspectiva realista de lo que me espera. No me voy a acojonar ni mucho menos pero está bien no dejarse llevar por películas mentales de un posparto maravilloso e idealizado pues la bofetada de la realidad luego igual me deja K.o. Mucho ánimo en esta etapa !! Un beso

¡No te cortes, déjame un comentario!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.