PON UNA MADRE EN TU FOTO

Las Redes Sociales son como una pequeña comunidad, donde la gente comparte momentos, experiencias, vivencias. Dentro de ellas está Instagram donde cada persona busca aficiones, nexos cosas de interés en las fotos de las personas a las que sigue.

Yo tengo un gran nicho de seguidoras del mundo maternal, y a raíz del día de la madre de este año me di cuenta, que normalmente subimos fotos de nuestros niños, con frases de amor pero somos pocas las que salimos con ellos.  Esas fotos que en un futuro cuando creces te gusta mirar, o incluso rebuscar en los cajones de tu madre para tus propias redes sociales, porque quieres hacer un homenaje a tu madre.

A raíz de esto se me ocurrió un hastag poco original y bien largo que decía #ponunamadreentufoto , en realidad era una reivindicación a todas esas que estamos tras un objetivo plasmando momentos de nuestras vidas pero que muchas veces se nos olvida formar parte de ella.  NO hace falta que sea la foto perfecta, con mejor encuadre o mejor luz, porque nuestras sonrisas y actitud hacen que ya lo sean.

Con esta iniciativa he logrado que muchas madres como yo tengan que rebuscar en sus galerías de fotos y percatarse que hace meses que no tienen una foto con sus hijos. Una foto donde no siempre tus hijos están por la labor, una foto donde la naturalidad a veces supera la ficción, pero una foto donde siempre hay una sonrisa, una mirada de amor, de admiración de complicidad de todo aquello positivo que te hace levantarte cada día y seguir siendo madre.

Hoy, este es mi particular homenaje a todas las que me habéis sorprendido con vuestras imágenes etiquetadas y vuestras ganas de salir en las fotos con vuestros hijos. Lo de mejorar la técnica y la manera de posar lo iremos mejorando con los años pero lo que no hará falta mejorar ni cambiar es el amor que os procesáis. Enhorabuena eres la mejor madre que ellos pueden tener, nunca lo dudes.

El video no es lo mejor que hay técnicamente hablando pero puedo deciros que me he emocionado viendo vuestras fotos, textos, reflexiones y amor de madre. Para mí es un honor que me hayais dejado compartir un trocito de vuestra vida. Gracias de corazón.

Escapada familiar al Berguedá

Por fin he encontrado un hueco para descargar las fotos de Navidad de mi cámara de fotos y menuda sorpresa me he llevado, aún tenía fotos del puente de diciembre. Fotos que hice de una escapada familiar muy chula que pensé en compartir con todos vosotros. Pero ya sabéis diciembre es un mes de jaleo y se me pasó. Pero ya que estamos en temporada de nieve puede seros muy útil, así que hoy os invito a viajar un poquito por la comarca catalana del Berguedà  ¿Nos acompañáis?

A veces viajar con niños puede resultar un poco incomodo sino sabes que te vas a encontrar  y si van a estar cubiertas tus necesidades. En este caso nuestro alojamiento fue top. Desde el principio Silvia nos hizo ver que en Emphasis ponen todo a tu servicio para sentirte mejor  y así fue.  Este pequeño hotel familiar con encantó, es un lugar donde se respira tranquilidad y buenos alimentos.

Es increíble la importancia  y lo cuidado que tienen el tema de su restaurante. Comida ecológica, productos de cercanía, menús increíbles y la posibilidad de ver lo que se cocina como en casa. Si a eso le sumamos la trona, la disposición a que los peques pudieran comer adaptado y lo rico que estaba todo. Nosotros tuvimos la suerte de coincidir con una noche temática en su restaurante y aun recuerdo el tagine marroquí, el pan y los postres.

Las habitaciones así como cada rincón del hotel están pensados para el relax y la desconexión, lleno de pequeños detalles que lo hacen súper acogedor. Así como un rincón de juegos con una  casa de muñecas justo al lado de donde tendrás una butacón ideal con chimenea para leer y controlar a tus churumbeles.

Si sois unos atrevidos u os animáis a ir en épocas no tan frías tiene una pequeña terraza donde se respira tranquilidad y se está en la gloria tomando un café. Os podría dar más datos pero prefiero que os animéis a visitar el hotel y el pueblito donde está que es un lugar perfecto para desconectar de la rutina y la ciudad.

Nosotros lo elegimos por varias razones, por una parte por estar cerca de Granja Natura. Lugar que ya os recomendé en Facebook y que merece mucho la pena y también porque teníamos ganas de nieve.

En la comarca hay una estación de esquí que se cerró hace unos años pero que ha quedado como parque de nieve, sitio ideal para tirarse en trineo. Se llama Rasos de Peguera  y de camino a él pasareis por un santuario muy chulo el de Queralt. Por cierto aviso cada fin de semana en la estación suele haber un foodtruck  Fuka que merece mucho la pena, aun sueño con sus aros de cebolla y sus nugets caseros .

Para mí fue una opción económica de acercar a los niños a la nieve sin tener que esquiar, pasar una jornada divertida y descubrir parte de la comarca desde lo alto.

Espero poder volver a la zona y a visitar el hotel del que nos fuimos con un excelente sabor de boca, el monillo aún recuerda que les dejaron bajar a cenar en pijama 😉 y que para desayunar había fuet exquisito de la zona, por no hablar de pan casero que hacían ellos mismos.

Esta fue la formula que usamos para poder compaginar desconexión, aventura, descubrir, divertir y disfrutar, pero en familia.

*Las fotos de este post son de mi propiedad

MONILLO Y LA MUSIKALITÉ

Ay señores que no doy para disgustos últimamente, este padre e hijo me tienen contenta. Pero empecemos por ambientar el post antes de hablarles de la última hazaña.

Monillo ha tenido una relación muy idílica con la música desde bien pequeño, ya en la panza fue a su primer concierto y bien movidito, Rosario ni más ni menos. Asistió a las clases de flamenco hasta que su madre pudo seguir calzándose los zapatos y el no interactuaba, es decir cuando comprobé que repetía mis patadas por bulerías, a la noche mientras yo intentaba dormir, se acabó, no más flamenco.

Desde recién nacido te puse un disco especial y según la niñera tenías preferencias hasta con escasos meses, en cuanto pudiste ponerte de pie ya movías el culo hasta con las sintonías de los anuncios, nadie se olvida de ese corre-pasillos de Mickey que tenía tres melodías que tan insistentemente apretabas para mover el culo arriba y abajo. Cómo tu bugaboo se meneaba enterito son tu movimiento en cualquier sitio con música. No tardaste en tener preferencias y a pesar de no hablar, movías la cabeza o gritabas cuando te canturreaba alguna que no querías, en esto sigues siendo igual de exigente.

El aitona no descuidó la oportunidad de ponerte música tradicional sin pausa pero sin tregua, las consecuencias fueron sublimes, no hay canción vasca de toda la puñetera vida que no te sepas, y nadie disfruto más que tu aitona cuando le cantabas aquello de: ”Ai Anton ai atonnnnnnnnnnn etxe ondoan hor konpon…”. En aquella época ya te regalaron un tambor y un xilofón, la tía de pintxolandia también insistía en tu sentido del ritmo y me comentó que te apuntara a música.  Mientras me decidía y encontraba un sitio, seguimos con tus deseos de bailar y cantar a cada rato. Sí señores, en esta casa es poner música y verbena al canto. Pero no es plan de estar todo el día cual mujer orquesta ;-). Por no decir que desde que va a clase de música, nos pone en fila en el pasillo, elige canción y los tres a marcar ritmo en modo desfile de carnaval, dios menos mal que nadie nos graba. Si no pasa esto, la otra opción es que él se monta su particular chiringuito musical. Tambor, xilofón, pandereta, cajas de puzle, todo en el suelo y junto, coge un palo de tambor y dale caña moreno!!!!

Sigue leyendo

LA SÚPER ABUELA

A mí en general siempre me han costado mucho las despedidas, incluso sabiendo que voy a volver a ver a esa persona en algunos meses, años o alguna vez en la vida. Pero despedirme para siempre de la gente, es una tarea que no llevo nada  bien. Nunca he sabido digerir los duelos, ni consolar a las personas en esos momentos, pero sobre todo nunca he sido capaz de llevar la ausencia de un ser querido de una manera pausada. Soy una llorona de serie, una persona muy sentida, la tristeza me invade y las fuerzas me fallan. Pero señores, hay gente en tu vida que es única e irrepetible y no hay dolor más grande para el alma que saber que no las volverás a ver, eso sí como me dijo alguien de mi mundo 2.0 “Las abuelas nos marcan la vida de tal forma, que nunca sentirás que te falta, estará presente en todos los momentos”. Sigue leyendo

NIRE AITA

Según el calendario y el Corte Inglés hoy es el día del padre y como tal lo celebraré, es decir escribiendo que es como últimamente hago las cosas. No vengo a hablar del padre del monillo sino de mio. Espero que mi hijo se sienta la mitad de orgullosa que me siento yo de mi padre me conformo, porque él no sé si tendrá suerte, pero yo la he tenido y tremenda. Sigue leyendo

EL VALOR DEL TIEMPO

Mañana por la noche a las 20.50 hará tres años que mi famoso suelo pélvico se quedó en aquel paritorio y como recompensa me dieron a mi monillo. En aquel momento no tuve muy claro cuál era nuestro futuro, ni que nos deparaba la vida, pero según van pasando los años, más me alegro del trueque que hice, me volvería a orinar  más de una y mil veces, me compraría todas la bolas chinas del mundo y soportaría otra vez esas contracciones mortales (bueno tampoco hace falta que sean a la misma escala ehh), por ver tus ojos azules abiertos mirándome. Uff qué momentazo no hay peli, ni encuentro fugaz con Brad Pitt que pueda superar eso, te lo prometo. Sigue leyendo

PAPITIS AGUDITIS

Es  ese síntoma BeFunky_Sketcher_1infantil que produce efectos secundarios en las madres. Nosotros llevamos una larga temporada sufriéndolo y a pesar de sobrellevarlo, tengo que decir en mi contra que a veces me fastidia el tema, un poco bastante. Mi vástago, demuestra  gran debilidad por su padre, a pesar de haber sido mi suelo pélvico en que se quedo en aquel paritorio “que li farem” es cuestión de prioridades. Pero empiezo a percatarme que es un síntoma muy usual en aquellos casos donde el padre, es ese gran tipo que entra por la puerta en horarios más tardíos que la  madre, por la maldita conciliación laboral de este país, suele ser súper simpático y no suele tener más obligación que ponerse a jugar con él. (Ya sé que no es en todos los casos, así que padres del blogosfera no se me alboroten) Sigue leyendo

LA MADRE EXPATRIADA

Después de una conversación nocturna wassapera con mi boquerona del alma, he pensado que ya es hora de escribir este post. Y con permiso de las demás se lo quiero dedicar a ella, y decirle “que lejos se ve a veces, lo que no tan cerca está y que bien nos vendría tenerlo a nuestra verita”.

En este loco mundo de la maternidad, y en concreto en el bloguero, hay mucha madre expatriada y no me refiero a las de país, como mi desmadrosa querida, la tigresa o la archiconocida teutona, que su merito lo tienen más que ganado. Me refiero a las que estamos expatriadas en territorio ibérico, y que quieren que les diga, también tiene su parte durilla. No son grandes distancias, pero la suficiente para hacerte sentir esa soledad o desprotección, que la maternidad y sus consecuencias acarrean. Sigue leyendo

EMPEZANDO POR ATRÁS: Madri-Txikito

Ya sabéis que no sigo ningún orden establecido, y siendo sincera no sé si voy a andar con ánimos, tiempo y ganas de contar mis kilométricas vacaciones. Pero hoy voy a hablar de esa última semana vacacional, que casi por costumbre y hábito suelo hacer en pintxolandia, tierra patria, es decir Madri-txikito. Sigue leyendo

CERRADO POR VACACIONES

Aviso a navegantes  La Menda se coge vacaciones con el riesgo que eso supone. Y no por el hecho de que ahora seamos tres, sino porque hacemos más carretera que una orquesta de verano. Por razones familiares tenemos que hacer acto de presencia en peinetaland y pintxolandia, lo que significa de norte a sur, partiendo desde el este y pasando a medio camino pal bodorrio de mi amiga. No quiero sumar kilómetros, pero rondaremos los 2.000 kilómetros… Menos mal que el gorila es la reencarnación a nivel de turismo de Alonso, yo soy también animal de carretera (desde bien pequeña me he hecho 3 veces al año el norte-sur) y el Monillo lo tenemos medio domesticado entre DVD y su afición a observar vehículos, no nos podemos quejar 600km con siesta mediante son llevaderos, si a eso le sumas la ilusión, por ver a los familiares, es pan comido (o eso quiero pensar…) Sigue leyendo